Saltar a: navegación, buscar

Rosario Suárez

Rosario Suárez
Información sobre la plantilla
Rosario suarez.jpg
Rosario Suárez, bailarina profesional de ballet
NombreRosario Suárez
Nacimiento1953
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaMiami. Estados Unidos
NacionalidadCubana
CiudadaníaEspañola
OcupaciónBailarina

Rosario Suárez. Artistas reconocida del ballet de Nacional de Cuba. Emigra a los Estados Unidos y funda el Ballet Cubano de Miami que devendría en Ballet Rosario Suárez en 1997.

Inicios

Nació en La Habana en 1953. En 1968 ingresó en el Ballet Nacional de Cuba dirigido entonces por Alicia y Fernando Alonso. Allí permaneció durante veintiséis años como Prima Ballerina. The New York Times, Los Angeles Times y el Washington Post aclamaron sus actuaciones. Críticos tan exigentes como Clive Barnes, Walter Terry, Irene Lidova, Anna Kisselgoff, Donna Perlmutter o Bengt Häger han reconocido su virtuosismo. Rosario Suárez posee una larga trayectoria artística como primera ballerina, donde ha interpretado los roles más conocidos del repertorio del ballet clásico, incursionado en el mundo de la danza moderna e intervenido en decenas de galas y festivales en más de 30 países del mundo, convirtiéndose en una de las máximas representantes de la escuela cubana de ballet. Un año después de su llegada a la ciudad en 1995, funda el Ballet Cubano de Miami que devendría en Ballet Rosario Suárez en 1997, con el objetivo esencial de agrupar artistas y creadores, para compartir experiencias e inquietudes y poder ofrecer arte de alta calidad profesional al público de la ciudad de Miami y del sur de Florida, conservando las más preciadas tradiciones de los maestros de la danza de todo el mundo, y en especial de la escuela cubana de ballet, siempre con distintiva originalidad.

Breve historia

La compañía hizo su primera presentación en 1996 en el Gusman Center for the Performing Arts, con un programa concierto que incluía selecciones de conocidos pas de de deux del repertorio clásico tradicional. En 1997, ya con el nombre de Ballet Rosario Suárez, ha ofrecido diversas presentaciones por todo el Estado de Florida, Estados Unidos. En los últimos cinco años, ha sido invitada a bailar en el prestigioso Festival internacional de ballet de Miami que se presenta en el Jackie Gleason Theater en Miami Beach, en el Florida Dance Festival, en The Cornucopia y en otros importantes eventos de la danza, como el Festival Internacional Madrid en Danza, donde Rosario Suárez protagonizó, con el italiano Balletto di Puglia, el espectáculo Anna Pavlova, Diálogos del alma.

Año 2002

En ese año, la compañía, que actualmente cuenta con 10 bailarines profesionales, se ha presentado en el [[Teatro Manuel Artime], el Dade County Auditorium, el Colony Theatre y otros centros del condado de Miami-Dade. Se estrecha la colaboración con la Florida Chamber Orchestra, que dirige Marlen Urbay, y con otras organizaciones locales y culturales del Estado de la Florida. Son recientes las presentaciones del mes de Julio en el Florida International University Main Stage Theater, donde se llevó a cabo un programa de ballet clásico y varias danzas tradicionales cubanas y el estreno en el marco del Festival de Música de Miami, que organiza la prestigiosa Universidad de Miami en Octubre, de la nueva producción para ballet de la famosa zarzuela cubana Cecilia Valdés, compuesta por Gonzalo Roig y adaptada de la partitura original para ballet por José Ramón Urbay, una de las piezas líricas más queridas de Cuba, basada en la novela del mismo nombre de Cirilo Villaverde, donde los solistas y el cuerpo de baile de más de 20 bailarines, obtuvieron el reconocimiento unánime de critica y público.

Sobre este espectáculo escribió Orlando Taquechel para El Nuevo Herald: …Rosario Suárez, Cecilia y Roig --tres monumentos de la cultura cubana-- fueron los grandes triunfadores de este fin de semana en el Miami-Dade County Auditorium donde tuvo lugar el estreno de una nueva adaptación al ballet de la historia de la famosísima mulata habanera. Una presentación a teatro lleno que fue seguida con interés de principio a fin, interrumpida en varias ocasiones por el aplauso entusiasta del público asistente y despedida con una gran ovación.

Rosario Suárez: la serenidad y el esplendor

En la cúspide de su carrera como primera figura del Ballet Nacional de Cuba, Rosario Suárez decidió buscar nuevos horizontes, no exentos de incertidumbre. "Lo dejé todo atrás con mucha tristeza, recuerda. "Pensé no volver a bailar. En su arte vital y deslumbrante es un mito precoz. Musa de su generación, cada regreso de Suárez a las tablas deviene privilegio para los sentidos. El VI Festival Internacional de Ballet de Miami (sus fechas fueron cambiadas, debido a los terribles hechos de Nueva York y Washington, para el 19, 20 y 21 de octubre), dirigido por Pedro Pablo Peña, le acaba de ofrecer un escenario.

Las dos presentaciones previstas ya están rodeadas del embrujo que acompaña las interpretaciones irrepetibles. Baila Charín, en boca de sus numerosos devotos, es el anuncio que antecede estas esporádicas actuaciones públicas. Se trata de dos piezas, un Pas de deux apenas conocido del coreógrafo Petipa, titulado Talismán; y La muerte del cisne, de Fokine, dice. "Es la primera vez que los interpreto en Miami. Sencilla, terrenal, Charín para todos, dirige una academia de ballet en la Calle 8, asistida por su inseparable hija Paola, recién egresada de New World School of the Arts. Nada revela en su conversación pausada y queda la fuerza telúrica que desencadena sobre el proscenio. La fama no ha mellado un ápice su personalidad. "Mi mamá me llamó Charín desde pequeña, cuando yo ni soñaba bailar ballet, sino rumba. Luego, unas vecinas, quienes hoy son famosas compositoras, las hermanas Diego, me embullaron para que concurriera a una escuela de ballet que apenas se abría en La Habana.

El resto es historia

Egresada de la Escuela Nacional de Arte, desde 1968 ostenta el rango de primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba, legendaria compañía dirigida por Alicia Alonso, con la cual viajó por más de 30 naciones. Charín se aventura en otro mundo al probar suerte en el grupo alternativo Ballet Teatro de La Habana. El segundo ballet escogido por Charín para el Festival es La muerte del cisne, coreografía que Mijail Fokine hiciera especialmente para Anna Pavlova en 1907, verdadero tour de force sobre la fragilidad de la vida y la fuerza que nos hace defenderla. La bailarina siente una admiración especial por la mítica Pavlova. En España protagonizó un espectáculo exitoso bajo la dirección de Anna Cuoccolo, acompañada del italiano Toni Candelero, titulado Anna Pavlova: diálogos del alma, "Eran como fotos que se animaban, pinceladas de la existencia de la excelsa rusa.

Fuentes

Enlaces Externos