Saltar a: navegación, buscar

Sah

Sah
Información sobre la plantilla
Sah.png
Religión o MitologíaMitología egipcia
SincretismoOsiris

Sah. Divinidad egipcia asociada con Osiris y personificación de la constelación de Orión. Su nombre sȝḥ significa "cuerpo espiritual", y es el vehículo de ascensión al cielo de los difuntos.

Iconografía

Hombre que navega sobre su barca estelar con la cabeza girada en dirección contraria al rumbo del navío (hacia el principio de los “Decanes”).

Mitología

Desde los tempranos Textos de las Pirámides se reconoce a Sah como manifestación de Osiris. El dios Sah y su esposa Sopdet (más conocida por su nombre griego Sothis) personificaban la constelación de Orión y la estrella de primera magnitud Sirio, respectivamente. Ambos cumplían un importante papel en el viaje del rey difunto por el cielo. Sah se alza en el horizonte oriental antes que su compañera Sopdet, y esta adyacencia viene a explicar la tan temprana conexión entre estas dos deidades, ambas integrantes de los Misterios de Osiris.

En los citados textos se recogen tradiciones astrales, solares y osiríacas; Orión forma parte de una de ellas, en concreto de la tradición estelar, que pudo ser la más antigua. Esta constelación se asimiló al rey difunto, fusionado a Osiris, ya que los monarcas al morir se transformaban en astros. Estaba formado por un conjunto de astros del Más Allá que tenían la facultad de emerger en el cielo. Los textos le denominan "El Dios Veloz de Larga Zancada y Mirada hacia Atrás". También se lo reconoce como "Señor del Vino", en vinculación con una fiesta que se celebraba en honor de los difuntos, denominada Uag y en el Libro de los Muertos es el "Señor de la Vida", otro de los epítetos de Osiris, y también "El Guardián del Alma de Horus".

La estrella Sopdet era la que marcaba el comienzo del año nuevo y la llegada de la crecida anual del río Nilo, mientras que Orión (identificado como se sabe con Osiris) era el símbolo del limo fertilizante que quedaba posado en las tierras después de que las aguas se hubieran retirado. Con este juego mitológico se pretendía destacar la muerte y la resurrección, poniéndola en paralelo con los hechos acaecidos en el Mundo Subterráneo. Como se sabe, es en los Textos de las Pirámides que se equipara al rey difunto (Osiris) con Orión (Sah):[1]

Observa, ha venido como Orión, observa, Osiris ha llegado como Orión, (…)

Un pasaje posterior revela aún más detalles sobre el proceso de ascensión:[1]

Mi amado, dijo su madre; Mi heredero, dijo su padre de aquel a quien el cielo concibió y la luz del alba dio a luz. Oh Rey, el cielo te concibe con Orión, la luz del alba te da a luz con Orión. Aquel que vive, vive por el mandato de los dioses, y tú vives. Ascenderás regularmente con Orión desde la región oriental del cielo, ascenderás regularmente con Orión en la región occidental del cielo, el tercero de vosotros es Sothis, pura de tronos, y es ella quien os guiará sobre los hermosos caminos que están en el cielo, en el Campo de Juncos.

En esta declaración se ve al difunto convertido en estrella en compañía de Sah y Sopdet. Su nacimiento ocurre en el horizonte oriental, por donde sale el Sol, esto es ascender con Orión en el cielo de Nut. Su caída se produce en el horizonte occidental, por donde se pone el Sol, esto es descender con Orión, ahora en el cielo inferior del Duat o Naunet. El epíteto de Sopdet (“pura de tronos”) denota claramente su relación con Isis.

Referencias

  1. 1,0 1,1 López, Francisco y Thode, Rosa. Los Textos de las Pirámides. Egiptología.org. [En línea] [Citado el: 5 de febrero de 2011.] http://www.egiptologia.org/pdfs/LosTextosdelasPiramides.pdf

Fuentes

  • Castel, Elisa. Gran Diccionario de Mitología Egipcia. Madrid : Editorial Aldebarán, 2001.
  • Remler, Pat. Egyptian Mythology A to Z. New York : Chelsea House, 2000.
  • Rodríguez López, Ivan. Wesir. El Misterio más allá del nombre. Senerpaitui Online. [En línea] [Citado el: 16 de noviembre de 2011.] http://www.sener.net78.net/content.php?id=3