Sexualidad

Sexualidad
Información sobre la plantilla
Sexualidad-4.gif
Concepto:Es el conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológico-afectivas que caracterizan cada sexo.

La sexualidad: Es el conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológico-afectivas que caracterizan cada sexo. También es el conjunto de fenómenos emocionales, de conducta relacionados con y de prácticas qué se realizan con búsqueda del placer sexual, que marcaran de manera decisiva al ser humano en todas y cada una de las fases determinantes de su desarrollo en la vida. Durante siglos se consideró que la sexualidad en los animales y en los hombres era básicamente de tipo instintivo. En esta creencia se basaron las teorías para fijar las formas no naturales de la sexualidad, entre las que se incluían todas aquellas prácticas no dirigidas a la procreación. Sin embargo, hoy se sabe que también algunos mamíferos muy desarrollados, como los delfines o algunos pingüinos, presentan un comportamiento sexual diferenciado, que incluye, además de homosexualidad (observada en más de 1500 especies de animales), variantes de la masturbación y de la violación. La psicología moderna deduce, por tanto, que la sexualidad puede o debe ser aprendida.

Sexualidad humana

La sexualidad humana de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define como: "Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales."

Se propone que la sexualidad es un sistema de la vida humana que se compone de cuatro características, que significan sistemas dentro de un sistema. Éstas características interactúan entre sí y con otros sistemas en todos los niveles del conocimiento, en particular en los niveles biológico, psicológico y social.

Las cuatro características son: el erotismo, la vinculación afectiva, la reproductividad y el sexo genético (genotipo) y físico (fenotipo). El erotismo es la capacidad de sentir placer a través de la respuesta sexual, es decir a través del deseo sexual, la excitación sexual y el orgasmo.

La vinculación afectiva es la capacidad de desarrollar y establecer relaciones interpersonales significativas.

La reproductividad es más que la capacidad de tener hijos y criarlos, incluye efectivamente los sentimientos de maternidad y paternidad, las actitudes de paternaje y maternaje, además de las actitudes favorecedoras del desarrollo y educación de otros seres.

La característica del sexo desarrollado, comprende el grado en que se vivencia la pertenencia a una de las categorías dimórficas (femenino o masculino). Es de suma importancia en la construcción de la identidad, parte de la estructura sexual, basado en el sexo, incluye todas las construcciones mentales y conductuales de ser hombre o mujer. Hay que tener en cuenta que es muy importante que sepamos cuales son nuestras actitudes más personales e íntimas hacia la sexualidad.

Uno de los productos de la interacción de estos holones es la orientación sexual. En efecto, cuando interactúan el erotismo (la capacidad de sentir deseo, excitación, orgasmo y placer), la vinculación afectiva (la capacidad de sentir, amar o enamorarse) y el género (lo que nos hace hombres o mujeres, masculinos o femeninos) obtenemos alguna de las orientaciones sexuales a saber: la bisexualidad, la heterosexualidad y la homosexualidad.

La definición de trabajo propuesta por la OMS(2006) orienta también la necesidad de atender y educar la sexualidad humana. Para esto es de suma importancia, reconocer los derechos sexuales (WAS, OPS,2000):

  • El derecho a la libertad sexual.
  • El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo.
  • El derecho a la privacidad sexual.
  • El derecho a la equidad sexual.
  • El derecho al placer sexual.
  • El derecho a la expresión sexual emocional.
  • El derecho a la libre asociación sexual.
  • El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables.
  • El derecho a información basada en el conocimiento científico.
  • El derecho a la educación sexual integral.
  • El derecho al atención de la salud sexual.

En la medida que estos Derechos sean reconocidos, ejercidos y respetados, tendremos sociedades más sanas sexualmente.

Es importante notar que la sexualidad se desarrolla y expresa de diferentes maneras a lo largo de la vida de forma que la sexualidad de un infante no será la misma que la de un adolescente o un adulto. Cada etapa de la vida necesita conocimientos y experiencias específicos para su óptimo desarrollo. En este sentido, para los niños es importante conocer su cuerpo, sus propias sensaciones y aprender a cuidarlo. Un niño o una niña que puede nombrar las partes de su cuerpo (incluyendo el pene, el escroto o la vulva) y que ha aceptado que es parte de él, es más capaz de cuidarlo y defenderlo. También es importante para ellos conocer las diferencias y aprender que tanto los niños como las niñas son valiosos y pueden realizar actividades similares. En esta étapa aprenden a amar a sus figuras importantes primero (los padres, los hermanos) y a las personas que los rodean, pueden tener sus primeros enamoramientos infantiles (que son diferentes de los enamoramientos de los adolescentes) y también viven las primeras separaciones o pérdidas, aprenden a manejar el dolor ante éstas. En cuanto a la reproductividad, empiezan a aprender a cuidar de los más pequeños (pueden empezar con muñecos o mascotas) y van desarrollando su capacidad reproductiva. También tienen grandes dudas sobre su origen, generalmente las dudas que tienen con respecto a la relación sexual necesitan la aclaración del sentido amoroso y del deseo de tenerlo que tuvieron sus padres. Les resulta interesante el embarazo y el nacimiento en un sentido de conocer su propio origen. Sobre todo será importante indagar la pregunta y responderla al nivel de conocimiento de acuerdo a la edad del menor.

La sexualidad adulta contiene los cuatro elementos en una interacción constante. Por ejemplo, si una mujer se siente satisfecha y orgullosa de ser mujer, es probable que se sienta más libre de sentir placer y de buscarlo ella misma. Esto genera un ambiente de cercanía afectiva y sexual con la pareja y un clima de mayor confianza que a su vez repercute en las actividades personales o familiares que expresan la reproductividad. En realidad podríamos empezar por cualquiera de las características en estas repercusiones positivas o también negativas.

Cada una de las características presentará problemas muy específicos. Así, encontramos en el sexo, los problemas de homofobia, Violencia contra la Mujer, desigualdad sexual, etcétera. En la vinculación afectiva se encuentran las relaciones de amor/odio, la violencia en la pareja, los celos, el control de la pareja. El erotismo presentará problemas tales como disfunciones sexuales o las Infecciones de Transmisión Sexual. En cuanto la reproductividad se observan desordenes de la fertilidad, violencia y maltrato infantil, abandono de los hijos, etc.

Al igual que muchos animales, los seres humanos utilizan la excitación sexual con fines reproductivos y para el mantenimiento de vínculos sociales, pero le agregan el goce y el placer propio y el del otro. El sexo también desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual (Véase Taoísmo, Tantra), así como ven en ello un método para mejorar (o perder) la salud.

La complejidad de los comportamientos sexuales de los humanos es producto de su cultura, su inteligencia y de sus complejas sociedades, y no están gobernados enteramente por los instintos, como ocurre en casi todos los animales. Sin embargo, el motor base de gran parte del comportamiento sexual humano siguen siendo los impulsos biológicos, aunque su forma y expresión dependen de la cultura y de elecciones personales; esto da lugar a una gama muy compleja de comportamientos sexuales. En muchas culturas, la mujer lleva el peso de la preservación de la especie.

Desde el punto de vista psicológico, la sexualidad es la manera de vivir la propia situación. Es un concepto amplio que abarca todo lo relacionado con la realidad sexual. Cada persona tiene su propio modo de vivir el hecho de ser mujer u hombre, su propia manera de situarse en el mundo, mostrándose tal y como es. La sexualidad incluye la identidad sexual y de género que constituyen la conciencia de ser una persona sexuada, con el significado que cada persona dé a este hecho. La sexualidad se manifiesta a través de los roles genéricos que, a su vez, son la expresión de la propia identidad sexual y de género.

La Diversidad sexual humana nos indica que existen muchos modos de ser mujer u hombre, más allá de los rígidos estereotipos, siendo el resultado de la propia biografía, que se desarrolla en un contexto sociocultural. Hoy en día se utilizan las siglas GLTB (o LGTB) para designar al colectivo de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales.

La sexualidad se manifiesta también a través del deseo erótico que genera la búsqueda de placer erótico a través de las relaciones sexuales, es decir, comportamientos sexuales tanto autoeróticos (masturbación), como heteroeróticos (dirigidos hacia otras personas, éstos a su vez pueden ser heterosexuales u homosexuales). El deseo erótico (o líbido) que es una emoción compleja, es la fuente motivacional de los comportamientos sexuales. El concepto de sexualidad, por tanto, no se refiere exclusivamente a las “relaciones sexuales”, sino que estas son tan solo una parte de aquel.

Desarrollo sexual durante la vida

  • Lactantes(0-18meses) se diferencia a si mismo, erecciones en los niños, lubricación vaginal niñas.
  • Niños pequeños(1-3)sigue desarrollando su identidad sexual.
  • Pre escolar(4-5) explora las partes del cuerpo y la de sus compañeros.
  • Escolar (6-12)se identifica con el progenitor del mismo sexo,su yo, aumenta el pudor, autoestimulacion, hacen preguntas explicitas de la sexualidad.
  • Adolescente (12-18 años) se desarrolla

características sexuales primarias y secundarias, se produce la menarquia, la masturbación es frecuente,puede participar en actividades sexuales.

  • Adultos jóvenes 18-40 años actividad sexual es frecuente, establece su propio estilo de vida.
  • Adulto en la edad media 40-65 años se experimenta reducción hormonal, menopausia 40-

55 años y se produce el climaterio en los hombres

  • Adulto tardío 65 o mas la actividad sexual es

menos frecuente, disminuye las secreciones vaginales.los varones producen menos espermatozoides

Características físicas del hombre

Los hombres suelen ser más altos, más fuertes, más peludos, y tienen el esqueleto más pesado. Su espalda es más ancha, la piel más áspera y, cuando se han desarrollado totalmente, su voz es más grave. Teniendo en cuenta su estatura, tienen más músculos y menos grasa.

Características físicas de la mujer

Las mujeres tienen las caderas más anchas, para facilitar la salida de los bebés al nacer, y sus pechos producen leche cuando han tenido un hijo.

Órganos sexuales

La principal diferencia entre el hombre y la mujer son sus órganos sexuales. El hombre tiene un pene, que suele ser bastante pequeño y blando, pero pasa a ser mayor y más duro cuando experimenta excitación sexual. Debajo y por detrás del pene se encuentra una bolsa, el escroto, que contiene dos testículos. En un adulto éstos fabrican millones de espermatozoides cada día.
Los órganos sexuales de la mujer se encuentran en el interior de su cuerpo. La abertura exterior de estos órganos es la vulva, que cuenta de dos gruesos pliegues de piel que protegen el clítoris, una pequeña área sensible de la parte frontal de la vulva. La vulva comunica con el útero o matriz mediante la vagina. Dos conductos van desde el útero hasta los ovarios, donde se fabrican los huevos (óvulos)

Contacto Sexual

Cuando un hombre y una mujer están juntos y se excitan sexualmente, experimentan varios cambios en su cuerpo. Sus músculos se tensan, la respiración y los latidos del corazón se hacen más intensos. El pene del hombre aumenta de tamaño y se endurece, levantándose y alargándose. Es lo que se llama una erección.
Durante el acto sexual (coito), el hombre introduce el pene dentro de la vagina en la mujer.A ontinuación, uno de ellos o los dos juntos mueven sus caderas de modo que el pene recorra el interior de la vagina hacia delante y hacia atrás. La vagina produce un líquido lubricante que lo hace más fácil. Estos movimientos proporcionan al hombre y a la mujer una sensación de placer, que puede alcanzar un punto álgido (orgasmo), durante el cual se experimentan fuertes contracciones musculares en los órganos sexuales.
Las contracciones musculares de unos conductos situados en el interior del cuerpo del hombre expulsan el semen, un líquido que contiene los espermatozoides, desde su pene hasta el interior de la vagina de la mujer. Esto es la eyaculación.
Los espermatozoides nadan en el interior del útero de la mujer y van hacia sus ovarios. Si uno de ellos alcanza un óvulo de la mujer (fertilización) se desarrollan hasta dar lugar a un bebé; la mujer está embarazada

Control de la natalidad (anticonceptivos)

El control de la natalidad comprende métodos de prevenir el embarazo de la mujer. Uno de ellos es el preservativo o condón, que cubre el pene y recoge el semen cuando el hombre eyacula. La mujer puede ponerse un disco de caucho- llamado diafragma – en el interior de la vagina, o bien puede tomar píldoras que impiden que los ovarios produzcan óvulos. Estos y otros anticonceptivos permiten que las parejas decidan el momento de tener los hijos y el tamaño de su familia

El sexo de un bebé

El sexo del bebé se determina en el momento de la concepción, cuando un espermatozoide se une a un óvulo (fertilización). Los óvulos y los espermatozoides contienen 23 cromosomas, y uno de ellos se llama cromosoma sexual porque ayuda a determinar el sexo del bebé. Hay dos tipos de cromosomas sexuales, los X y los Y. Todos los óvulos tienen cromosomas X, pero unos espermatozoides tienen cromosomas X y otros Y. Si un espermatozoide de cromosoma X se une a un óvulo, el bebé será de sexo femenino. Si por el contrario se trata de un espermatozoide de cromosoma Y, el bebé será de sexo masculino.

Responsabilidad sexual

Las relaciones sexuales también se llaman “hacer el amor” , porque no tan sólo proporcionan placer, sino también la sensación de ser muy especial para la otra persona. Idealmente, las relaciones sexuales deberían basarse en el amor mutuo de la pareja. En cualquier caso, siempre que se mantengan relaciones sexuales, la decisión de hacerlo debe ser tomada libremente por ambos miembros de la pareja.

SIDA

Las siglas SIDA significan “síndrome de inmunodeficiencia adquirida”. Con este nombre se conoce una enfermedad mortal de los seres humanos que en las últimas décadas del siglo XX se ha revelado como una verdadera epidemia. Los afectados por el SIDA ven debilitarse sus defensas naturales contra las enfermedades y se encuentran indefensos ante las infecciones y el cáncer
El SIDA está causado por un virus que ha sido catalogado como HIV-1, o “virus de la inmunodeficiencia humana número 1”. Este virus ataca a varios tipos de glóbulos blancos que se ocupan de combatir los gérmenes.que provocan las enfermedades infecciosas. Cuando esto ocurre, el cuerpo no dispone de recursos para luchar contra las infecciones corrientes; las victimas del SIDA fallecen con el tiempo a causa de enfermedades que normalmente no serían mortales.

El virus no se contagia del mismo modo que otras enfermedades Víricas, como la gripe y los resfriados. El virus no se contagia respirando el mismo aire que un enfermo de SIDA, por tocarlo o por utilizar los mismos cubiertos o muebles, lamisca ducha o piscina, o el mismo baño.

El virus del SIDA tiene que introducirse directamente en el cuerpo para infectar a una persona. Esto sucede cuando se mantienen relaciones sexuales con una personota infectada sin la protección debida (es decir sin usar un preservativo), si recibe una transfusión de sangre infectada con el virus o si alguien se inyecta con una aguja que ha usado un enfermo de SIDA. Si una madre tiene el SIDA su hijo puede nacer con esta enfermedad.

El período de incubación del virus del SIDA es extraordinariamente largo. En la Mayoria de los casos, la persona que entra en contacto con el virus, ya sea por vía hereditaria, por transmisión sanguínea externa o por vía sexual, empieza a crear anticuerpos específicos contra él. Durante un tiempo que puede prolongarse más allá de los 10 años, la persona infectada tiene los anticuerpos del virus y puede contagiar la enfermedad a otras personas, pero no manifiesta síntomas externos. En este caso se dice que la persona es portadora del virus, pero sólo un análisis de sangre especial permite detectarlo. Con los años el virus se reproduce y ataca al sistema inmunológico del enfermo; en ese momento, la enfermedad se manifiesta y aparecen todos los síntomas externos.

La lucha contra el SIDA

Los científicos y los médicos de todo el mundo intentan descubrir antídotos o vacunas para proteger de esta enfermedad a las personas. Todos ellos coinciden en que la mejor manera de combatir el SIDA es prevenir su contagio.

En un principio se creía que solo afectaba a ciertos sectores de la sociedad, algunos asociados con la marginación y las drogas, pero hoy se sabe que, como cualquier virus, el SIDA no hace distinción entre sus victimas y puede afectar a cualquiera que no tome las precauciones mínimas e indispensables.

Los expertos advierte sobre todo que no debe utilizarse el cepillo de diente o la máquina de afeitarse de un enfermo de SIDA, ni mantener relaciones sexuales con él o ella sin usar preservativos, ni curar sus heridas sin ponerse guantes de goma, sin embargo, no hay ningún peligro en besarse, en practicar el sexo seguro (con preservativo), ni en compartir la vivienda, la comida y las amistades con un enfermo de SIDA.

Los enfermos de SIDA no son “apestados” que hayas que rechazar por peligrosos, sino personas que han tenido la desgracia de entrar en contacto con el virus sin saberlo y han desarrollado anticuerpos para combatirlo. Debido al peculiar tipo de contagio del SIDA, muchos médicos afirman que se trata de una enfermedad social, que no debe tratarse no solo en los hospitales, sino en todos los aspectos humanos de atención al enfermo y su entorno.

Referencias

  • Organización Mundial de la Salud (OMS). (2006). Defining sexual health Report of a technical consultation on sexual health 28–31 January 2002. Ginebra: OMS
  • Rubio, A. E. (1998). Introducción al estudio de la sexualidad. En Pérez, F. C. J.; Rubio, A. E. (Eds.) Antología de la sexualidad humana. 2ª ed. (pp. 17-46). México: Conapo. (trabajo original publicado en 1994).
  • World Association for Sexual Health; Organización Panamericana de la Salud (OPS) (2000). Promoción de la Salud Sexual Recomendaciones para la acción. Antigua: OPS.
  • (en inglés) Anders Agmo Functional and dysfunctional sexual behavior Elsevier 2007
  • (en francés) Serge Wunsch Thèse de doctorat sur le comportement sexuel Paris Sorbonne 2007

Fuentes

  • Oxford Enciclopedia del estudiante volumen 5
  • Diccionario Larousse
  • Programa Nacional de prevención y control de VIH/SIDA. MINSAP
  • http://es.wikipedia.org