Saltar a: navegación, buscar

Silverio del Prado Pacheco

(Redirigido desde «Silveiro del Prado»)
Silverio del Prado Pacheco
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

General de Brigada
LealtadEjército Libertador Bandera de Cuba
Participó enGuerra de los Diez Años

Nacimiento9 de diciembre de 1813
Bayamo, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento28 de junio de 1883
Santo Domingo, Bandera de la República Dominicana República Dominicana
Causa de la muertePleuresía

Silverio del Prado Pacheco. General de brigada del Ejército Libertador. Combatió a las fuerzas españolas estacionadas en Cuba durante la Guerra de los Diez Años.

Infancia y Juventud.

Nació en Bayamo. Oriente, el 9 de diciembre de 1813, se alzó a comienzos de noviembre de 1868.

Trayectoria revolucionaria

Se alzó a comienzos de noviembre de 1868, al frente de 30 hombres, en el ingenio de su propiedad, llamado La Caridad, en Jarahueca término de Alto Songo, Oriente, y se le reconoció el grado de Capitán.

En la toma de Bayate (11 de agosto de 1869), recibió un machetazo en la cabeza. Por esa acción fue ascendido a Teniente Coronel. En julio de 1870 el Mayor General Máximo Gómez lo nombró jefe del 6 Batallón de la División Cuba (2 División 1 Cuerpo). Combatió en Loma del Gato, el 13 de diciembre de 1870, y en La Socapa, cinco días después. El 13 de agosto de 1871 cumplió la misión confiada por Gómez, de invadir el territorio de Sagua de Tánamo.

En esa etapa su unidad estaba incorporada a la Brigada de Guantánamo, bajo el mando del Coronel Antonio Maceo, con quien participó en la invasión y campaña en esa región. Se destacó en la acción del paso del río Santa Catalina, en noviembre de 1871, y en el rechazo del ataque al campamento cubano de Loma del Burro, el 27 de junio de 1872. Después de la destitución de Gómez como jefe División Cuba, en junio de 1872, se subordinó a los mayores generales Calixto García y Antonio Maceo, sucesivaniente.

El 5 de julio de 1872 combatió en El Yanal, y en la acción del potrero San Miguel, en Guantánamo, recibió una gran herida en la ingle. Se destacó en el combate de El Zarzal, del 4 al 6 de 1873. Encontrándose al frente del Regimiento Guantánamo, fue jefe de una de las seis columnas organizadas por Calixto para el ataque a Manzanillo, el 10 de noviembre de 1873. En 1875 se destacó en los combates de La Redonda (30 de julio) y Caimanera (6 de septiembre).

En diciembre incursionó en la región de Baracoa, llegando hasta el faro de Maisí. El 7 de junio de 1876 fue ascendido a Coronel. Participó en los ataques a Holguin, Auras y Manzanillo, así como en los combates de Santa María de Ocujal (Copo del Chato) y Melones, entre otros. En 1874, siendo jefe del Regimiento Guantánamo estuvo operando en el sur de la provincia oriental. Posteriormente recibió el mando de la 2 Brigada 2 División 1 Cuerpo, donde se mantuvo hasta el final de la guerra.

Presidió la asamblea de oficiales que en Baraguá acordó rechazar la capitulación (15 de marzo de 1878). El gobierno provisional dei Mayor General Manuel de Jesús Calvar lo ascendió a General Brigada (16 de marzo de 1878), aunque en el escalafón del Ejército Libertador no aparece registrado con tal grado. Cuando capituló, en junio, exigió que sus fuerzas rindieran las armas con honores militares en San Luis, Oriente.

En la paz aceptó el cargo de administrador de la aduana de, Guantánamo para poder conspirar con mayores facilidades. Estuvo entre los organizadores de la Guerra Chiquita en esa región. El 25 de agosto de 1879, un día antes del alzamiento, fue delatado y encarcelado en Cayo Toro, donde lo mantuvieron hasta el 4 de octubre de 1879, en que lo trasladaron al Morro para embarcarlo al siguiente día con destino a Cádiz, España. Tras permanecer dieciocho días encerrado en el castillo de San Sebastián, se le permitió permanecer desterrado en la ciudad.

Muerte

El 1 de abril de 1880 embarcó clandestinamente hacia Nueva York, donde se puso a disposición de José Martí, quien se encontraba al frente del Comité Revolucionario Cubano, para incorporarse a la guerra junto con dos de sus hijos. Después de cuatro meses de infructuosa espera, se radicó en Santo Domingo, República Dominicana, donde murió de pleuresía el 28 de junio de 1833. Años después sus restos fueron trasladados a Santiago de Cuba.

Fuente