Saltar a: navegación, buscar

Son montuno

(Redirigido desde «Son Montuno»)
Son Montuno
Información sobre la plantilla
Son Montuno.jpg
Concepto:Son montuno es un estilo de música cubana.

Son montuno es un estilo de música de Cuba. Arsenio Rodríguez lo desarrolló del son, introduciendo solos de instrumentos que se llaman montunos. Se inspiró del guaguancó, acentuó la trompeta y la guitarra tres, e introdujo nuevos instrumentos como la conga y el piano. Benny Moré añadió nuevas influencias de la guaracha y el bolero.

Ademas, el son montuno es hoy en dia la mal llamada salsa, nombre que se le dio a este en los años 70 para venderlo comercialmente, a pesar de que muchos dicen que la salsa es una mezcla de ritmos cubanos, se sigue basando principalmente en el son montuno de Arsenio Rodriguez.

Origen del son

Fernando Ortiz considera como el primer son conocido al son de la Ma´Teodora escrito hacia 1560 por las hermanas Micaela y Teodora Ginés, dos negras libertas originarias de Santo Domingo.

El son comenzó a cultivarse en varios países de la cuenca del mar Caribe en el segundo cuarto siglo XIX. Da cuenta la historia que allá para los inicios de 1800 los negros bailaban por las calles del viejo San Juan al "Son" de sus atabales.

Lo que es indiscutiblemente es que el son es caribeño y como estilo musical se desarrolló especialmente en la isla de Cuba. El "Son cubano" tuvo sus inicios hacia el este "oriente" de Cuba a mediados del 1800. El Son presenta en su estructura, elementos procedentes de las músicas africanas (Bantú) y españolas, confluyendo en él giros rítmicos, estribillos, modos percutivos, entonaciones y sonoridades de las cuerdas pulsadas que denuncian sus dos fuentes originarias (España y África).

Origen del son montuno en Haití

Nené Manfugás fue un negro tresero de origen haitiano que llevó los primeros sones montunos a los carnavales de Santiago de Cuba en 1892. Hay que notar que llevaba su música con un instrumento originalmente de cuerdas, cuya tradición es española.

A mediados del siglo XIII hubo un gran éxodo de haitianos al oriente cubano, en especial hacia Guantánamo y Santiago de Cuba a donde llegaron alrededor de unos 500,000. La mayoría se fue a trabajar a las montañas de la Sierra Maestra en los cafetales de sus amos franceses.

En las siguientes décadas la música religiosa haitiana fue cubanizada. La música haitiana no es totalmente africana, ya que los haitianos llegaron a Cuba con sus amos que eran franceses y la música que hizo el haitiano era una mezcla de la contradanza francesa con influencias africana y española.

A muchos de los esclavos haitianos, llevados al oriente cubano por sus amos, se les debe el enriquecimiento y transformación en la cultura y la economía que se originara en esta región en la mencionada época. Algunos autores sostienen que no es posible hablar de cubanía, sobre todo en Guantánamo, Santiago de Cuba, Camagüey y Ciego de Ávila, sin tener en cuenta la huella haitiana.

El sistema de plantación cafetalero coincidente con la emigración haitiana se hizo muy fuerte en el territorio oriental de la isla de Cuba y trajo consigo, de forma muy particular, la tradición danzaria conocida como la Tumba Francesa, con vigencia en la actualidad mediante tres sociedades: la Caridad de Oriente, en Santiago de Cuba; la Pompadour, en Guantánamo; y La Bejuco, en Sagua de Tánamo. Los conocedores aseguran que los antecedentes de la rumba y el guaguancó cubanos se encuentran precisamente en la Tumba Francesa y al Son viniendo del Changui.

Por toda Cuba

Su significado literal es son de las montañas o del monte. El son cubano nace originalmente en la parte oriental de Cuba donde la Sierra Maestra y la ciudad de Santiago de Cuba se encuentran y fue transportado desde oriente hacia la parte occidental de Cuba, posiblemente por el traslado de los soldados durante la guerra de independencia, llegando así a La Habana.

Cuando llega a La Habana, el son es adoptado como música en los barrios, especialmente en los solares. Los solares eran casas enormes o mansiones abandonadas, originalmente ocupadas por españoles que vivían ahí antes de la independencia de la isla.

Después pasaron a ser ocupados por afro-cubanos, en su mayoría indigentes originarios del Congo o de otras partes del oeste de África. Estos solares eran ocupados por varias familias que vivían en contacto absoluto ya que hasta compartían un único baño que existía en la casa. En los solares, la rumba era el ritmo más popular.

Dentro de estos barrios se practicaban religiones con influencia africana como la santería, el palo monte y el Abakuá. Estas religiones no son exclusivamente africanas, son originalmente cubanas fruto de un sincretismo con elementos europeos. La relación que hay entre la música y el sincretismo religioso afrocubano es muy interesante.

Desarrollo

Con su llegada a La Habana, y a otras provincias de alrededor, como Matanzas éste fue influenciado por agrupaciones como los sextetos y los septetos, por músicos o por la gente pobre que vivían en los solares. Otro elemento muy importante en el desarrollo del son lo constituyó la aparición de las compañías discográficas.

Arsenio Rodríguez, también llamado el ciego maravilloso desarrolló el son montuno. Lo transformó en algo completamente original e único. El son montuno entonces comienza a denominarse como un género separado del son. En el son montuno la idea de la repetición, a la vez que la intensidad de ejecución hace que este sea diferente a los demás. En el son montuno se juega mucho con la improvisación armoniosa que logran conseguir los músicos. Después de la liberación de los tambores en Cuba, la música cubana pasa a ser cada vez más influenciada por aspectos africanos.

Con el tiempo el son montuno desarrolló un momento de la canción que Arsenio denominó como diablo. El diablo viene a ser, por tanto, como una explosión, otra parte intensa de la canción. La banda en conjunto y armonía se destaca haciendo improvisaciones y convirtiendo al diablo en la parte más emocionante del tema musical. Esta parte era la que todos querían escuchar y bailar una y otra vez. El diablo demuestra talento, individualismo y armonía al improvisar.

El son montuno, al igual que el diablo se destacan por ser complejos y originales. Es una mezcla de música europea y africana que crea un nuevo lenguaje netamente cubano. Estos ritmos típicos cubanos influenciarían más tarde el desarrollo otros ritmos como el mambo y hasta el jazz.

El son montuno pasó a ser la base de toda la música popular cubana, el mambo, la salsa y la timba. Además de contribuyó a la formación de la cultura e identidad cubana en el exterior, en ciudades como Nueva York y Miami. En el son montuno destaca la gran influencia cultural africana que existe hoy en Cuba.

Influencia en otros géneros

El son montuno, ritmo emocionante para aquel que goza del baile, pasó de ser una parte de la canción (en un principio el son era la parte final del danzón), a ser canción completa.

Su esencia primaria es africana por ser creado por negros esclavos. Continuó su evolución en manos de grandes músicos cubanos, como el Trío Matamoros y luego Arsenio Rodríguez quien lo transformará del todo, incluyéndole la tumbadora y trompetas y proyectándolo entonces a la ciudad de Nueva York.

Allí sus composiciones enfatizan los elementos esencialmente congoleses (del congo africano) de donde eran sus raíces. Ya luego en la ciudad de Nueva York, y eventualmente en manos de los nuyoricans (hijos de puertorriqueños) o boricuas naturales de la isla de Puerto Rico, se transformará en la Salsa Brava y luego en Salsa Romántica, fusionándole estos (los boricuas) otros elementos musicales foráneos, norteamericanos y también como era lógico pensar, del mismo folclor puertorriqueño.

Aunque Pérez Prado con su Mambo # 5 fue conocido como el "rey del mambo", este fue a su vez influenciado por el diablo del son montuno de Arsenio. El Mambo, en su forma, es un son montuno desde el comienzo.

Por otro lado, la salsa no parece surgir como evolución directa del mambo sino estar emparentado más bien con la herencia montuna presente en las canciones de Arsenio y la Sonora Matancera una generación antes del boom del Mambo en Nueva York. Como nota curiosa, entre Arsenio y la Sonora existió una "rivalidad", a éste se le presentaba como Negro y Macho y a la Sonora Matancera como blanca y femenina. Estas características no tienen, obviamente, nada que ver con el color ni el género de los músicos sino con la forma en que su música era percibida por su audiencia.

Relación de salsa y la música cubana

La llamada Salsa no se construyó solamente sobre los ritmos Cubanos. Los músicos norteamericanos aportaron las progresiones tipo jazz que se iban dando paralelamente en el Mambo y otros ritmos que definieron este estilo musical bailable.

Algunos autores plantean que en Cuba nunca se hizo Salsa como tal, ya que en la isla se tenían unos ritmos definidos y con su nombre, tales como: Son Montuno, Guaguancó, Cha Cha Cha, Guajira y otros.

Fuentes