Saltar a: navegación, buscar

Soviets

Soviets
Información sobre la plantilla
Institución
21 KB
Palacio de los Soviets en la URSS
Disolución:1991
Tipo de unidad:Bicameral
Ideología política:Socialista
País:Antigua URSS, Bandera de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas Unión Soviética
Sede:Kremlin, Moscú
Dirección:Plaza Roja

Soviets. La aparición de esta organización desempeñó un papel inmenso en el desarrollo de la revolución de 1905 en Rusia, la palabra “Soviet” significa sencillamente consejo o junta, fue una forma de organización y combate que la clase obrera rusa creó y jugó un papel importante para el proletariado ruso que abatió el régimen capitalista en 1917 y que sirvió de base para edificar una sociedad nueva sin explotados ni explotadores. Su creación no fue debida a la iniciativa de ningún partido ni grupo político, sino que fue obra espontánea de las masas durante el desarrollo de los acontecimientos revolucionarios.

Orígenes

El estado soviético estuvo basado en los Soviets o consejos de trabajadores y en los Soviets de campesinos. Estos consejos, instituciones característicos de la revolución rusa, se originaron en 1905, cuando durante la primera huelga general de los trabajadores, las fábricas de Petrogrado y las organizaciones obreras enviaron delegados al Comité Central.

Este comité de huelga fue llamado Consejo de Diputados Obreros. Convocó a la segunda huelga general en el otoño de 1905, envió organizaciones a toda Rusia y por un breve lapso de tiempo fue reconocido por el gobierno imperial como el interlocutor autorizado de la clase trabajadora revolucionaria rusa. Con el fracaso de la revolución de 1905, los miembros del consejo huyeron o fueron deportados a Liberia. Pero ese tipo de unión resultó tan sorprendentemente efectiva como órgano político que todos los partidos revolucionarios, incluyeron un Consejo de Diputados Obreros en sus planes para un futuro levantamiento.

En marzo de 1917, cuando ante una Rusia que brama como un océano, el zar abdicó, el gran duque Miguel rechazó el trono y la reclutante Duma (el seudoparlamento zarista) fue forzada a tomar las riendas del gobierno, el Consejo de Diputados Obreros renació de nuevo. En pocos días fue ampliado para incluir delegados del ejército, pasando a llamarse Consejo de Diputados de Obreros y Soldados. Excepto Kerensky, la Duma estaba compuesta por burgueses y no tenía conexión alguna con las masas revolucionarias.

La lucha había de continuar, debía restablecerse el orden, mantenerse el frente, los miembros del comité de la Duma no estaban en condiciones de llevar a cabo esas tareas; se vieron obligados a llamar a los representantes de los trabajadores y los soldados, en otras palabras, al consejo. El consejo se hizo cargo del trabajo de la revolución, de la coordinación de las actividades del pueblo y de la preservación del orden, además asumió la tarea de asegurar la revolución contra la traición de la burguesía.

Desde el momento en que la Duma se vio forzada a apelar al consejo, en Rusia existieron dos gobiernos que lucharon por el poder hasta noviembre de 1917, cuando los soviets, bajo el control bolchevique, derribaron a la coalición del gobierno. Había soviets de diputados tanto obreros como soldados, más tarde surgieron los campesinos. En la mayoría de las ciudades los soviets obreros y soldados se reunían juntos, también convocaban sus congresos pan rusos conjuntamente. Los soviets de campesinos, sin embrago, estaban dominados por elementos reaccionarios y no se unieron a los obreros y soldados hasta la revolución de noviembre y el establecimiento del gobierno soviético.

Miembros

El Soviet se basa directamente en los trabajadores en las fábricas y en los campesinos en los campos. Al principio los delegados de los soviets de obreros, soldados y campesinos, eran elegidos de acuerdo con reglas que variaban según las necesidades y la población de las diferentes localidades. En algunos pueblos los campesinos elegían un delegado por cada cincuenta electores. Los soldados en los cuarteles tenían derecho a un cierto número de delegados por regimiento, sin consideración a su fuerza, las tropas en el frente, sin embargo, elegían a sus soviets de manera diferente.

En cuanto a los trabajadores en las grandes ciudades, pronto descubrieron que los Soviets eran difíciles de manejar a menos que los delegados fuesen limitados a uno cada quinientos. De la misma manera, los primeros congresos pan rusos de los Soviets se basaron aproximadamente en un delegado por cada veinticinco mil votantes, aunque de hecho los delegados representaban circunscripciones de varios tamaños. Hasta febrero de 1918 cualquiera podía votar por delegados para los Soviets. Incluso si los burgueses hubieran organizado y solicitado representación en los soviets, se les hubiera otorgado, por ejemplo, durante los mandatos del gobierno provisional, hubo una representación burguesa en el Soviet de Petrogrado, un delegado de la unión de hombres profesionales, que comprendía doctores, juristas, profesores, etc.

Estructura

La fábrica era la ciudadela general de los Soviets. Las normas de elección variaban mucho según las poblaciones, pero en todas partes participaban en la elección de los diputados absolutamente todos los obreros, sin excepción ni restricción de ninguna clase, que trabajaban en el establecimiento.

En San Petersburgo y Moscú se elegían diputados por cada 500 obreros, en Odesa, uno por cada 100, en Kostromá, uno por cada 25, en otros, no había ninguna forma definida. En todo caso, los Soviets representaban en todas partes a la mayoría aplastante de la clase obrera, y en San Petersburgo, Moscú y Ekaterinburg a la casi totalidad. Su prestigio era tan grande, que en algunas poblaciones pretendieron elegir Soviets, incluso los pequeños comerciantes.

En San Petersburgo, Rostov, Novorosisk y otras localidades se procedió a elegir inmediatamente Soviets generales, en Moscú, Odesa y otros puntos se elegían paralelamente de barriada. En Moscú, mandaban representantes directos al Soviets general o central: en otras localidades se procedía primeramente a elegir Soviets de barriada, cuya reunión formaba el Soviets local. Por regla general se designaba un comité o comisión ejecutiva o una mesa de discusión. El presidente, el secretario y otros cargos importantes eran elegidos por la Asamblea General del Soviet.

Se creaban órganos auxiliares, tales como comisiones de ayuda a los parados, organizaciones de mítines, secciones de publicaciones y propaganda, de hacienda, etc. Y allí donde dirigían la insurrección o se convertían en órganos de poder, se creaban grupos armados o milicias y se procedía al nombramiento de los jefes de las instituciones que el Soviet tomaba bajo su control (correos, telégrafos, ferrocarriles). Algunos, como el Soviet de Krasnoyarsk y de Chitá, en cuya constitución, como hemos visto, desempeñaron un papel tan importante los soldados que regresaban del frente, disponían de fuerzas armadas considerables.

No todos los Soviets contaban con prensa propia. Algunos utilizaban prensa legal o la del partido. Las Izvestias (noticias) se imprimían, como hemos visto, tomando posesión de las imprentas, lanzaban hojas y proclamas que ejercían una extraordinaria influencia desde el punto de vista de la agitación. En general, no había ninguna norma fija de organización. Las formas de la misma, así como su carácter y funciones, se iban concretando según las circunstancias.

Revolución de octubre y su significación

El día 25 de octubre de 1917, las fuerzas armadas del Soviet de Petrogrado ocupan todos los edificios públicos, toman el palacio de invierno y detienen al gobierno provisional. La victoria se obtiene casi sin derramamiento de sangre. La lucha será más dura en Moscú, donde el combate se prolongará durante una semana. El congreso de los Soviets declara depuesto el gobierno provisional y proclama la constitución de la república.

Con este acto se abre una nueva página en la historia de la humanidad. Los obreros y campesinos rusos, al fundar la República Soviética, ofrecen a las masas explotadas de todo el mundo un nuevo tipo de organización del estado, la dictadura del proletariado, que es la realización más perfecta de la democracia, puesto que el régimen soviético, contrariamente a lo que sucede en los demás países, es el gobierno de la inmensa mayoría de la población. Los Soviets son elegidos directamente por los obreros de las fábricas, por los soldados de cada regimiento, por los campesinos de cada aldea, y con este sentido son la expresión perfecta de su voluntad y de sus aspiraciones.

Los miembros de los Soviets, a diferencia de los representantes en los parlamentos burgueses, no perciben retribución alguna por el ejercicio de sus funciones y pueden ser relevados en cualquier momento de su cargo si los que los han elegido consideran que no representan ya sus aspiraciones ni son dignos de su confianza. Como todo sistema de representación, el de los Soviets, tiene naturalmente, sus defectos, pero, aún así, son incomparablemente inferiores a los de lo de la democracia burguesa.

La experiencia rica ha demostrado que la dictadura del proletariado halla su expresión más perfecta precisamente en el régimen soviético, y en este sentido, la idea de los Soviets es patrimonio de todo el proletariado internacional. Es evidente que la revolución proletaria tendrá distintas modalidades en los demás países, pero está fuera de duda, la experiencia rusa lo demuestra de un modo irrefutable que no podrá prescindir de organizaciones iguales a los Soviets.

Constitución

Restringía el derecho de voto a: Ciudadanos de todas las repúblicas socialistas soviéticas de ambos sexos que hayan cumplido dieciocho años el día de las elecciones. Todos aquéllos que se ganen la vida a través del trabajo productivo y útil de la sociedad y que sean miembros de los sindicatos.

Quedaban excluidos del derecho a voto: los que emplean fuerza de trabajo par obtener beneficio, las personas que viven de plusvalías, comerciantes y agentes privados de negocios, empresarios de comunidades religiosas, ex-miembros de la policía y de la gendarmería, la antigua dinastía reinante, los deficientes mentales, los sordomudos, y todos los condenados por delitos menores mezquinos e indignos.

En cuanto a los campesinos, cada cien de ellos en lo pueblos eligen un representante para el Soviets del Volost, o municipio. Los de los Volost envían delegados a los del Uyezd, o condado, el cual a su vez envía delegados a los de Oblast, o provincia, para el cual también se eligen delegados de los Soviets de trabajadores de las ciudades.

Funciones

Su principal función es la defensa y consolidación de la revolución. Expresan la voluntad política de las masas no sólo en los congresos pan rusos, donde su autoridad es casi suprema. Esta centralización existe porque los soviets locales crean el gobierno central y no el gobierno central los soviets locales. A pesar de la autonomía local, sin embargo, los decretos del comité central ejecutivo y las órdenes de los delegados son válidos para todo el país, porque en la república soviética no hay intereses sectoriales privados que servir, y la causa de la revolución es en todas partes la misma.

Los Soviets de diputados campesinos no tenían al principio prácticamente otra función que la solución del problema de la tierra. Fue el fracaso en la solución a este problema el que volvió la atención de la gran masa de campesinos hacia las razones sociales que había tras este fracaso, eso, unido a la propaganda continua del ala izquierda de los partidos revolucionarios socialistas y bolcheviques y a la vuelta a los pueblos de los soldados revolucionarios.

El partido tradicional de los campesinos es el Partido Socialista Revolucionario. La gran masa inerte de campesinos cuyo único interés era su tierra y que nunca había tenido fuerza luchadora ni iniciativa política, al principio rechazó tener algo que ver con los Soviets. Sin embargo, aquellos campesinos que participaron, pronto despertaron a la idea de la dictadura del proletariado y casi invariablemente ingresaron y se convirtieron en partidarios del gobierno soviético.

Los Soviets pueden aprobar decretos que supongan cambios económicos fundamentales, pero deben llevarse a cabo por las propias organizaciones populares locales. Cuando tomaron el poder su primera acción fue promulgar el Decreto de la Tierra, el mismo no era siquiera un proyecto bolchevique, sino el programa del ala derecha (o moderada) del Partido Socialista Revolucionario, desarrollado a partir de varios centenares de peticiones de campesinos.

El decreto abolió para siempre los títulos privados de la tierra o recursos naturales de Rusia y dejó a los comités de tierra la tarea de distribuir la tierra entre los campesinos, hasta que la Asamblea Constituyente resolviera finalmente la cuestión. Aparte de estas pocas proposiciones generales y de una sección establecida para emigración de la población excedente en vecindarios superpoblados, los detalles de la confiscación y la distribución se dejaron enteramente a los comités locales de la tierra.

Kalagayev, el primer comisario de agricultura elaboró un detallado conjunto de reglas para guiar a los campesinos en su acción. Pero Lenin, en un discurso ante el Comité Central Ejecutivo, persuadió al gobierno que dejara a los campesinos llevar el asunto de una manera revolucionaria, aconsejando solamente a los campesinos pobres que se organizaran contra los campesinos ricos ("Dejad que diez campesinos pobres se enfrenten a cada campesino rico" dijo Lenin).

Ningún campesino podía poseer su tierra, no obstante, podía tomar lo que la tierra le ofrecía y tratarlo como propiedad privada. Pero la política del gobierno, actuando a través del Comité Local de la Tierra, es desalentar esta tendencia. Los campesinos que quieren convertirse en propietarios pueden hacerlo, pero no son ayudados por el gobierno. Por el contrario, a los campesinos que cultivan cooperativamente se les dan créditos, simientes, herramientas, y formación en técnicas modernas.

Soviet Supremo

Máximo órgano legislativo, y el único con poder para aprobar las enmiendas constitucionales, estaba compuesto por dos cámaras, cada una con poderes legislativos iguales y con miembros elegidos por períodos de cuatro años. El Sóviet de la unión, elegido sobre la base de la población comprendía un diputado por cada 300.000 habitantes de la federación soviética.

El Soviets de las nacionalidades, que representaba las poblaciones étnicas, con miembros elegidos sobre la base de 32 diputados de cada república de la unión (excluyendo las repúblicas autónomas, óblast autónomas y ókrugs autónomos en su territorio, que enviarían miembros independientes), 11 de cada república autónoma, cinco de cada óblast autónomas (regiones) y uno de cada ókrug autónomo (distritos). Las unidades administrativas del mismo tipo enviarían el mismo número de miembros independientemente de su tamaño o población.

Después de 1989 fue compuesto por 542 diputados (cantidad inferior a los 1.500 previamente). Las reuniones del órgano también fueron más frecuentes, de seis a ocho meses al año. El presidium llevó a cabo las operaciones diarias del Sóviet Supremo cuando no estaba en sesión.

Congreso de los Soviets

Oficialmente conocido como el Congreso de los Soviets de la Unión Soviética (en ruso: Съезд Советов СССР) era el supremo órgano de gobierno de la Unión Soviética desde su formación el 30 de diciembre de 1922, hasta la aprobación de la constitución soviética de 1936.

Estado soviético

La Unión Soviética se crea tras la revolución rusa de 1917. Los soviets asumen el poder. Son comités de obreros y soldados que organizan la sociedad. Con Lenin el partido comunista asume el control de los soviets, y con Stalin se identifica el estado con el partido. El presidente de la Unión Soviética es el secretario general del PCUS. Los miembros de los soviets pertenecen al partido comunista y se estructuran por regiones, hasta llegar al Soviet Supremo.

Escudo de la antigua URSS

El soviet se elige por sufragio universal sobre un solo candidato, que pertenece al Partido Comunista. Aunque puede haber otro candidato, no pueden hacer campaña electoral. El estado soviético se desintegra en 1991, cuando era Mijail Gorbachov presidente. En agosto sufre un golpe de estado por parte de comunistas que reaccionan ante las reformas que realiza Gorbachov. El golpe de estado es detenido y la Unión Soviética se desintegra, pasando a la órbita de los países capitalistas.

Fuentes

  • Artículo: Soviets. Disponible en: ¨rcci.net¨. Consultado: 5 de septiembre de 2011.
  • Artículo: Soviets. Disponible en: ¨www.marxists.org¨. Consultado: 5 de septiembre de 2011.
  • Artículo: Estado de la Unión Soviética. Disponible en: ¨enciclopedia.us.es¨. Consultado: 5 de septiembre de 2011.