Saltar a: navegación, buscar

Tarot de Marsella:El Colgado

Tarot de Marsella: El colgado
Información sobre la plantilla
Elcolgado.jpg

El colgado. Un hombre que está cabeza abajo, colgado de un pie, entre dos columnas. Representa al dios Pta. Es la luz en el camino entre lo material (las columnas).


Representación numerológica

12 = 1 + 2 = 3 (ya tratado).

Correlación Astrológica

La Luna exaltada en Tauro. "El verdadero sabio, conociendo la naturaleza del Universo, emplea la ley contra las leyes: las superiores contra las inferiores, y de esta manera triunfa." Kybalion.

Al derecho

Sabiduría resultante del auto sacrificio.

Al revés

Arrogancia, egoísmo, Tratar de encajar en la multitud.

Historia y Significado

Camina por un bosque y tropieza con una escena extraña. Suspendido de un pequeño cadalso, boca abajo y con las manos atadas a la espalda, hay un hom­bre. Un letrero clavado en un lado del cadalso reza: «Este hombre es culpable de un delito. Debe permane­cer colgado durante un día entero. Si alguien lo baja o le proporciona alimento, recibirá igual castigo.» Es evi­dente que el hombre sufre. ¿Qué hace usted? En la Edad Media, a los criminales, como castigo a sus delitos, se los colgaba boca abajo de un pie duran­te todo un día, desde el alba hasta el ocaso. Los hom­bres infligían igual castigo a las mujeres que practica­ban el «herbalismo», temerosos del poder que represen­taban, el poder de lo desconocido. La alarma contra la brujería no fue más que el intento de los médicos de acabar con la competencia de quienes no hacían otra cosa que practicar formas antiguas de curación y ayudar en el parto. La soga de la que pende el Colgado evoca el cordón umbilical que en su día nos conectaba con el resto del universo físico. Sugiere un vínculo con la Gran Madre, el Mar. Todos somos semillas de la misma Madre. El Colgado nos invita a observar nuestros complejos, las inhibiciones que nos mantienen atemorizados y en estado de servidumbre. No tenemos que interpretar el papel de víctima. Poco más ocurre en compañía del Colgado. Se limita a permanecer suspendido, sin hacer nada y, por tanto, sin producir. Representa la pasividad. En cierto modo es como una veleta. Se balancea continuamente entre co­mentarios y opiniones según sopla el viento. Tan pronto defiende una idea como se decanta por otra. Su mundo está hecho de sueños. Le gusta escapar de todo. Nos alerta de que no debemos estar completamente abiertos a todas las influencias. El Colgado está aquí para preguntarnos qué estamos dispuestos a sacrificar para poder progresar en la vida. Si observa la disposición de los brazos del Colgado (flexionados detrás de la espalda) y la pierna cruzada so­bre la otra, verá el símbolo del Agua representado por el triángulo invertido. El Agua es un elemento esencial en nuestras vidas y el más poderoso de todos. Erosiona continentes enteros y transporta vastas cantidades de elementos por todo el globo terráqueo. La costa este de Inglaterra continúa, incluso ahora, hundiéndose gra­dualmente en el mar, mientras que la costa oeste se ele­va alrededor de 2,5 cm al año. Fue el elemento agua el que enfrió la tierra tras su creación y permitió que hu­biese vida en su fase más elemental, es decir, en estado amébico. El agua se manifiesta de muchas formas: ga­seosa, sólida y líquida. Es indestructible.

Aspectos negativos del colgado

Vaga, agresiva, fuerza sensual brutal y violenta,culturismo, vanidad, demasiado apasio­nada, impulsiva, demasiado generosa, pomposa, entrometida, condescendiente, lujuria, presumida, sensualidad, ostentosa, descontrolada.

Palabras clave del colgado

Vigilancia, compasiva, indulgencia, calidez/calor, generosidad, combustión, coraje, intervención, orgullosa/orgullo, tendencia a dramatizar, creatividad, desafíos, servicial y cariñosa, visión llamativa, lealtad, soberana.

Sugerencias del colgado

Encienda una vela para renovar sus vínculos con el fue­go (espiritualidad). Lea sobre serpientes, dragones o bestias fantásticas. Ponga sus conocimientos en acción. Desarrolle la voluntad. Camine sobre rescoldos. Una la cabeza al corazón, y el corazón a la voluntad.


Fuente