Saltar a: navegación, buscar

Teatro Principal de Camagüey

(Redirigido desde «Teatro Principal»)
Teatro Principal de Camagüey
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba
Tetro principal.jpg
Funciona como teatro y cine.
Fundación:2 de febrero de 1850
Tipo de unidad:Teatro
Director/a :Gregorio Márquez
País:Cuba
Sede:Camagüey
Dirección:Calle Padre Valencia No. 64 e/ Tatán Méndez y Lugareño, Camagüey, Cuba

Teatro Principal de Camagüey. Cuenta con una rica historia que se inició en 1847. es uno de esos coliseos que atesora entre sus muros de más de 162 años los más disímiles recuerdos de espectáculos y artistas memorables y el siempre asiduo espectado; es la Sede de el Ballet de Camagüey,y está ubicado en la capital provincial.

Orígenes

Hacia 1839 Don Juan Orozco, entonces gobernador de Puerto Príncipe, y los hacendados camagüeyanos decidieron dotar a los pobladores de la ciudad de un escenario cultural que atrajera las más diversas manifestaciones artísticas desarrolladas en Cuba y el resto del mundo.

Un año después, la calle Jesús María José, hoy Padre Valencia, recibía con agrado los cimientos del Teatro Principal, tercero de su tipo en el país luego del “Tacón”, de La Habana -en el cual basaba su estructura-, y el “Milanés”, de Pinar del Río.

En 1847, por convocatoria del gobernador Don Juan de Orozco, un grupo de acaudalados habitantes del Camagüey acuerdan crear una Sociedad Anónima para la construcción del teatro, para cuyo fin aportan $40 000 pesos cada uno.

En febrero de 1848 quedaría legalmente constituida la llamada Sociedad Anónima para la formación de un teatro en Puerto Príncipe; en agosto de ese propio año se echaron los cimientos en un solar ubicado en la calle Jesús María y José, actualmente Padre Valencia y en octubre comenzó a levantarse la edificación, bajo la dirección del oficial de ingeniero comandante Juan Jeréz Arraga.

Inaugurado oficialmente el 2 de febrero de 1850 fecha en que se conmemoraba el aniversario 336 de la fundación de la Villa. Ese día la Compañía de Ópera de José Miró, maestro de piano y canto español, presentó la obra “Norma”, de Vincenzo Bellini, inaugurándolo con esta función.

El teatro tenía una capacidad para 1500 espectadores, cómodamente sentados, distribuidos en platea, palcos principales, tertulia y cazuela. Para una correcta ventilación se dotó de suficientes puertas y ventanas. El escenario era de grandes dimensiones y se contaba con elementos escenográficos de utilería, vestuarios e iluminación acorde a la época; estaba considerado como uno de los mejores del país por sus condiciones acústicas.

Un mes después de su apertura, se comenzó a valorar la posibilidad de construir otro teatro para acoger a las compañías teatrales que no pudieran presentarse en el Principal, con entradas a menor costo; es por ello que, el 2 de junio de 1851 se inaugura el teatro "El Fénix" hoy Sala Teatro "José Luis Tassende"

Evolución

En sus primeros 18 años El Principal acogió a la gran mayoría de las compañías dramáticas que llegaban al Camagüey, destacan entre ellas: Los Robreño, Manuel Argente, Vicente Segarra, Joaquín Ruiz, Zafranés, José Navarro y otros.

En 1868, luego de estallar la Guerra de los Diez Años las medidas dictadas por España para contrarrestar la insurrección influyen, inevitablemente, en la vida intelectual y teatral de la provincia. A finales de ese año el Principal fue ocupado por las tropas militares españolas, como Cuartel del Batallón de Cazadores Voluntarios.

En 1872 desalojan el local y lo entregan a alguno de sus socios, quienes lo alquilaron para otros menesteres.

Al reanudarse las presentaciones teatrales sólo se ponían en escena obras patrocinadas por la Sociedad Casino Español, por consiguiente, el teatro se convirtió en un vocero propagandístico de las fuerzas peninsulares.

Con el reinicio de la contienda en 1895 nuevamente se interrumpen las presentaciones y el local vuelve a ser utilizado con fines militares por los españoles, quienes al concluir la guerra lo entregan en deplorables condiciones.

En los primeros años de la República la empresa propietaria realiza algunas transformaciones al inmueble, en aras de embellecerlo; sin embargo, la aparición del cinematógrafo hace que las compañías teatrales vayan desapareciendo.

En mayo de 1920 ocurrió un lamentable incendio que destruyó en pocas horas al teatro, cuya parte delantera, casi toda de madera, fue devorada por las llamas, solo sus sólidos muros permanecieron intactos. Aún cuando, luego de las investigaciones, el informe oficial declaró que el siniestro había sido casual, entre el pueblo camagüeyano corrió el rumor de que manos mal intencionadas habían incendiado el Teatro; las pérdidas fueron valoradas en alrededor de medio millón de pesos.

En 1925 Manuel Ramón Fernández adquiere la propiedad del solar y crea, junto a Enrique Nimo y Piña y Ernesto Cuesta García, una sociedad civil -con un capital de 60 000 pesos- para la construcción de un nuevo teatro, el cual fue levantado aprovechando la estructura del antiguo edificio y se convirtió en un teatro de tres pisos con 785 lunetas, entre plateas y palcos; un segundo piso (balcony) con 178 lunetas y una galería con bancos que podía albergar hasta 400 espectadores. Contaba además con sala de espera en el primer piso y un salón para buffet, en los altos. A la fachada se le adicionó una marquesina que nada tenía que ver con su estructura original, para que las familias se bajaran de los vehículos sin mojarse en los días de lluvia; en la plaza, frente al edificio se construyó un pequeño parque.

El nuevo teatro se inauguró el 18 de marzo de 1926, el discurso de apertura fue pronunciado por el doctor Felipe Pichardo Moya y la compañía Sta. Cruz, en la que figuraba el entonces niño Narcisicu (el excelente actor Narciso Ibáñez Menta), puso en escena "La Bayadera", del alemán Emerich Kalman.

En 1927 Roberto Wilcox arrienda el teatro por veinte años para utilizarlo como cine, con este fin instala allí el "Vitaphone", conocido como "la maravilla de la pantalla hablada"proyentándose la primera película parlante que conoció el territorio, También se estrenó en 1954 la célebre película Mogambo, del director estadounidense John Ford, recreada en la selva africana del Congo, y a la cual debió su nombre un restaurante de la época en la calle Cisneros de la ciudad de Camagüey.

En la década del 50 aún se mantenía como cine, solo esporádicamente se presentaban algunas funciones teatrales, sobre todo de compañías de teatro vernáculo o popular. Por esta época, el inmueble pasó a manos de diferentes empresas, a saber: Armando Garrido, Paramount y Negrete.

Luego del Triunfo de la Revolución Cubana en 1959, se crea en Camagüey el Consejo Provincial de Cultura, el cual deviene organismo rector del trabajo a realizar en este sector. Se nacionaliza el teatro, que continúa funcionando como cine, al mismo tiempo que se presentan diversos espectáculos de variedades, teatro y danza.

Uno de los acontecimientos más significativos ocurridos en el Principal fue la primera función del Ballet de Camagüey, el 1 de diciembre de 1967, con las obras: La Fille Mal Gardée, Las Sílfides y el Pas de Trois del Primer Acto del Lago de los Cisnes.

A partir de 1982 comienza a celebrarse, con carácter bienal, el Festival de la Danza, auspiciado por el propio Ballet de Camagüey, donde notorias compañías danzarias nacionales e internacionales han exhibido su arte al público camagüeyano.

Cada dos años el Principal es sede además del Festival Nacional de Teatro, uno de los más importantes certámenes del movimiento escénico cubano.

Presentaciones

Entre las compañías y figuras de renombre que desfilaron por el teatro Principal a principios de siglo se encuentran:

Son diversas las agrupaciones y figuras nacionales e internacionales que prestigiaron al Principal en el período post revolucionario, entre ellas:

Características actuales

Cuenta con 784 lunetas distribuidas en:
Platea (443).
Palcos 2do piso (56).
2do piso (93).
3er piso (192)

Su escenario mide 12 metros de ancho por 15 de fondo, con dos cámaras, una negra y la otra azul, su telón de boca es rojo; además de una cortina azul que funciona como americana. Posee 39 varas para la escenografía y las luces; dispone también de un foso para la orquesta. En la parte trasera del escenario existen 8 camerinos y uno de cambio rápido en un costado; en el segundo piso están situadas dos cabinas para el control de las luces y el sonido.

Fuente