Saltar a: navegación, buscar

Enrique Arredondo

Enrique Arredondo
Información sobre la plantilla
Enrique arredondo.jpeg
Nacimiento2 de abril de 1906
Fallecimiento15 de noviembre de 1988
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Otros nombresBernabé
OcupaciónActor
Obras destacadasSan Nicolás del Peladero, Detrás de la fachada

Enrique Arredondo. Fue un actor humorístico cubano, que se destacó en el teatro y la televisión, y que además incursionó en el cine y la radio. Bernabé, nombre con el cual se le conoció en Cuba, en alusión a uno de sus personajes más populares, trabajó desde muy joven en diversos oficios hasta que en 1923, con sólo 17 años comienza a interpretar al clásico Negrito del Teatro vernáculo cubano.

Síntesis biográfica

Nació el 2 de abril de 1906.

Trayectoria artística

Desde 1923 Enrique Arredondo se mantuvo actuando en diversas compañías de teatro como la Compañía de Manuel Bolaños, la de Mario Sorondo y la de Guillermo Moreno. Con estas y otras agrupaciones de este tipo Arredondo recorrió Cuba en incontables ocasiones, a la vez que escribía una buena cantidad de sainetes, apropósitos y revistas. En 1928 formó una compañía junto con el periodista y autor Luis Amado Francés, con Federico Piñero en 1930, con José Sanabria en 1931 y con Pedro Castany en varias ocasiones a partir de 1934, hasta que finalmente, en 1940 funda su propia agrupación escénica.

En este año 1934 es contratado para sustituir a Sergio Acebal en el personaje del Negrito en el famoso Teatro Alhambra. Enrique Arredondo llegó a ser considerado uno de los mejores intérpretes de este tipo de personaje, junto a Ramón Espígul, Alberto Garrido y el propio Sergio Acebal. Realizó presentaciones en Tampa, en Puerto Rico y en varias cuidades de México como Mérida, Veracruz, Campeche, Oaxaca, Chiapas y el D.F., donde fue contratado para actuar en una revista musical junto a figuras tan relevantes como los cómicos Tin Tan y Palillo.

Radio

Sus inicios en este medio fueron con el personaje Virutica, después le dio vida a Chicharito, que luego se mantuvo por más de 10 años en la radio como parte del dúo Chicharito y Sopeira, en las voces de Federico Piñero y Alberto Garrido. Otro personaje radial fue el Doctor Chapotín, creado para la emisora CMQ en 1947, y que retomaría más tarde para la televisión. Desde 1979 hasta su muerte participó también en el programa Alegrías de Sobremesa, junto a Idalberto Delgado y Wilfredo Fernández.

Cine

  • 1989 - Adelante Robinson! (¡Hagyjátok Robinsont!), coproducción Hungría – Cuba de Peter Tímár

Televisión

Es en este medio, junto al teatro, fue donde Enrique Arredondo hizo sus mayores y más recordados aportes. Comenzó en 1956 en los programas Sitio Alegre, Mi familia, El show del mediodía, y posteriormente en el programa dominical Revista Regalías. En 1961 retomó su carrera teatral durante algunos años, volviendo a su papel de Negrito. Cuando regresa a la televisión comienza a incorporar nuevos personajes.

Surge entonces el guapo Cheo Malanga en el programa San Nicolás del Peladero, así como el regreso del Doctor Chapotín. En 1969 se incorpora al elenco de un programa muy popular conocido como Detrás de la fachada, donde creó a Bernabé, el más conocido y popular de sus personajes.

Por aquellos años se las arregló para suplir la prohibición tácita de decir "morcillas" (chistes improvisados) con la introducción de frases que, repetidas, fueron haciéndose clásicas y de manejo popular, como "No pué seee", o "¡Atrevidoooo!" En este programa Arredondo compartió el escenario con Cepero Brito, Consuelito Vidal. Con el gran Germán Pinelli hizo grandes escenas en San Nicolás del Peladero.

Contribucion en el deporte

Hecho deportivo ocurrido el 5 de febrero de 1943

En el siguiente trabajo se señala un hecho deportivo ocurrido el 5 de febrero de 1943 , donde por su importancia y el personaje principal que tomó parte, es que se recuerda el día que Enrique Arredondo pego par de hits y anotó dos carreras en juego efectuado en el estadio municipal de Yaguajay , partido que se realizó con todas las normalidades de caso, entre los equipos del central Narcisa y el Equipo José L Piedra . En el mencionado encuentro jugo la inicial, nada más y nada menos. Una crónica de la época relata lo siguiente: Se encontraba en el terreno de juego Arredondo, el popular negrito de la compañía que lleva su nombre, a la sazón en gira por esta zona, el cual fue invitado a participar en el juego. Arredondo dio su consentimiento y rápidamente mostro sus dotes de buena primera base, convirtiéndose en la máxima atracción de los aficionados. El sobresaliente artista formo parte del elenco José L Piedra, que conquisto la victoria con marcador de diecisiete (17) carreras por cinco (5). Su actuación personal fue de cinco (5) veces al bate, con dos (2) hits y dos (2) carreras anotadas. Cuarenta y cinco (45) años después, el 16 de Noviembre de 1988, fallece el Rey de la risa, el mejor de su género. EL que supo adueñarse de millones de corazones desde San Antonio a Maisí .

La alegria de volverse a reunir despues de 40 años =

Sonrisas, abrazos, fuertes apretones de manos, en muchos la arrugas y blancas cabelleras no fueron motivos para el largo camino recorrido en el reencuetro. Hay lagrimas en los ojos que reflejan un dulce sueño hecho realidad. La actividad se llevó a efecto en Yaguajay, donde los historiadores del deporte lograron reunir de nuevo a ex peloteros que formaron el equipo local en la década del cuarenta (40) del siglo pasado. Emotivo encuentro de veteranos que hizo revivir el pasado en un feliz presente. Aquel colectivo estuvo formado porHéctor Arana , Enrique Arredondo, Alfredo Tito Ysla , Miguel Milán , Rigoberto Larrondo , Héctor Díaz, Francisco Ramos , Godofredo Jiménez , Pablo Martínez , Jorge Pérez . Solo dos jugadores no asistieron a la cita fraternal. La camaradería fue digna de admirar y entre risas y anécdotas, Arredondo hizo un recuento de su vida como pelotero. Hablo encomiásticamente de los cinco (5) partidos jugados con el combinado de Yaguajay, donde bateo de 18-8 para un veragüe de 444. Asimismo hubo intervenciones de la totalidad de los presentes, y recordaron aquel 26 de Julio de 1945, cuando se enfrentaron el Instituto de [[Remedios] ] y el Yaguajay B.B. Club. Posteriormente continúo el coloquio, se habló de los sacrificios pasados, del amor por el deporte, aun en circunstancias desfavorables para la práctica y en medio del conversatorio no podían faltar los chistes del actor, que a todos hicieron reír. Un maravilloso día de encuentro con el pasado, que hiso recordar y volver a vivir los felices momentos en que juntos buscaban guantes, pelotas, bates y los uniformes para representar dignamente al equipo local en competencias de aficionados. Un encuentro que quedara en la memoria de todos los presentes

Sus últimos años

En 1981 la editorial Letras Cubanas publicó La vida de un comediante, autobiografía escrita por Enrique Arredondo donde narra su vida personal y artística hasta 1979. En este libro se reflejan las difíciles condiciones en que desarrollaban su labor los artistas teatrales cubanos.

En 1986, comienzan los primeros síntomas de una enfermedad que finalmente le causaría la muerte. Sin embargo, continúa trabajando, y participa en varios proyectos y revistas satírico-musicales, en colaboración con los autores Enrique Núñez Rodríguez, Héctor Zumbado y Alberto Luberta.

Muerte

Falleció el 15 de noviembre de 1988. Su aporte de personajes inolvidables y textos teatrales permanece en el recuerdo y la tradición de los cubanos. Fue uno de esos artistas populares formados gracias al talento y a la experiencia en los escenarios.

Se consideró a sí mismo un seguidor de su ídolo Arquímedes Pous, y es considerado junto a otros actores y actrices como Alicia Rico, Candita Quintana y Leopoldo Fernández como un clásico del teatro bufo cubano.

Fuente