Saltar a: navegación, buscar

Teja

Teja
Información sobre la plantilla
Teja.jpg
Concepto:Pieza de barro cocido en forma de canal, para cubrir por fuera los techos y preservarlos del agua.

Teja. Pieza con la que se forman cubiertas en los edificios, para recibir y canalizar el agua de lluvia, la nieve, o el granizo. Hay otros modos de formar las cubiertas, pero cuando se hacen con tejas, reciben el nombre de tejados.

Características

La forma de las piezas y los materiales de elaboración son muy variables: las formas pueden ser regulares o irregulares, planas o curvas, lisas o con acanaladuras y salientes; respecto a los materiales pueden ser cerámicas (elaborada con barro cocido), plásticas y bituminosas (fabricadas con polímeros plásticos derivados del petróleo u otra materia prima), de madera, de piedra (como la pizarra).

Un tejado tiene dos piezas fundamentales: la teja canal (abreviadamente: la canal), que recoge las aguas de lluvia, llevándolas fuera del perímetro de la construcción, y la pieza o teja cobija (abreviadamente: "la cobija"), que tapa la junta entre las canales.

Historia

Se podría tomar como referencia el periodo Neolítico, hacia el VIII milenio a.n.e., momento a partir del cual el ser humano logra controlar el proceso productivo de la ganadería y la agricultura, y por tanto se sedentariza fijando una vivienda estable y más o menos fija. Estas viviendas solían agruparse formando pequeños poblados.
El hombre utilizó los materiales más básicos que le ofrecía la naturaleza para construir las viviendas: agua, tierra, madera, paja, pieles, crines. Mediante muros de barro elevaron las paredes de sus viviendas que cubrieron con tejados de paja, elementos vegetales o pelajes de animales principalmente, ya que este tipo de elementos naturales ayudaban a evitar, en la medida de lo posible, que la lluvia y la humedad penetrasen a través de la techumbre.

El siguiente paso evolutivo en materia de “construcción”, que tardaría varias centurias en llegar, sería la mezcla de tierra y el agua, que secada al sol daría lugar al adobe. Posteriormente se coció el adobe en hornos dando lugar al ladrillo, un material más resistente, y que a través del proceso de cocción, vio aumentada su capacidad de impermeabilidad.

Los pobladores antiguos comenzaron a utilizar la arcilla cocida para desarrollar todo tipo de elementos constructivos como baldosas, azulejos o tejas.
La tradición atribuye el uso de las primeras tejas de arcilla cocida para cubrir los techos de las viviendas a la zona mesopotámica y Egipto alrededor del II milenio a.n.e., no obstante, esto se debe a que los restos más antiguos de tejas se han localizado en esta zona. También se han hallado restos de tejas acanaladas de gran antigüedad en territorio chino.

Tipos de tejas

Las tejas pueden ser clasificadas en:

  • Tejas de metal: estas piezas son muy utilizadas en países donde hay muchas tormentas ya que son muy resistentes a fuertes lluvias y granizo. Su estructura de acero es recubierta con una lámina de piedra y acrílico. Son muy duraderas en el tiempo ya que son capaces de soportar diversas temperaturas y no son desgastadas con facilidad. Su peso normalmente es de siete kilos por metro cuadrado.
  • Tejas coloniales: este tipo de tejas son muy brillantes y distinguidas. Pueden ser colocadas una sobre la otra de manera impecable. Estas son piezas clásicas, que garantizan ser de un alto nivel y son conseguidos muy buenos resultados gracias a ellas.
  • Tejas de Portugal: este es un estilo de teja tradicional que brindan finura y distinción a los techos en los que se los coloca.
  • Teja de vidrio: es utilizada como un lugar por el cual puede entrar luz en algunos ambientes como talleres o galerías. Puede ser sumada a otra clase de tejas de techo. Son muy pesadas, mínimo cuarenta kilos por metro cuadrado. Son muy similares a las tejas de estilo francés hechas de barro. El grado de luminosidad que brindan supera el ochenta por ciento, esto quiere decir que a través de estas tejas entra mucha luz exterior.
  • Tejas de cobre: el material utilizado para estas tejas, es decir el cobre, da un aspecto novedoso a los techos, ya que gracias a la aplicación de ciertos productos, o mismo con el correr del tiempo, adquieren colores distintos, como diversos tonos de marrón, rosa, verde.
  • Tejas asfálticas: una de las ventajas que presenta este tipo de piezas es la facilidad con la que pueden ser colocadas sobre muchos tipos de superficie, son acomodadas gracias al calor de una llama. Existe una gran diversidad de colores. Normalmente son hechas con asfalto y reforzadas con vidrio, rodeadas de una lámina cerámica. Se caracterizan por ser muy resistentes y por lo tanto duran mucho tiempo, a pesar de ser ligeras.
  • Tejas fotovoltaicas: este tipo de tejas es utilizado para disminuir los gastos energéticos ya que son productores de electricidad, pueden generar más de dos kilowatts cada día. Sin embargo resultan muy costosas.
  • Tejas de hormigón: este tipo de tejas son muy resistentes ante los golpes y flexiones. Son comprimidas y compactas, es por ello que su peso supera los cuarenta kilos por metro cuadrado. La tonalidad de estas piezas no varía ya que el cemento es pigmentado.
  • Tejas de Francia: estas tejas se caracterizan por ser distinguidas y elegantes. Pueden ser aplicados en diferentes estilos de arquitectura.
  • Tejas normanda: estas piezas se caracterizan por ser muy prácticas por su forma de pizarrón. Además poseen líneas muy sencillas que les da un aspecto sobrio.

Fuentes