Saltar a: navegación, buscar

Telenovela

Telenovela
Información sobre la plantilla
Telenv.jpeg
Concepto:La telenovela es una compleja matriz cultural que revela el imaginario latinoamericano sobre el cual se retroalimenta y se reproduce.

Telenovela. Es un género televisivo producido originalmente en varios países de América Latina, cuya principal característica es contar desde una perspectiva básica melodramática una historia de amor a lo largo de varias decenas de capítulos (usualmente más de 100) y que casi siempre tiene un final.

Historia

El término Telenovela refiere al género de la literatura producido para televisión que narra historias ficticias basadas en hecho reales (o no) y que posee un alto contenido melodramático.

La primera edición de una telenovela fue basada en una Radio novela cubana llamada "El Derecho de Nacer" en el año 1950. En la ísla de Cuba ya eran bastante populares las radio novelas en aquella época y a partir del éxito producido por "El Derecho de nacer" varios países latinoaméricanos decidieron comenzar a producir las telenovelas. El género surgió principalmente como experimento y resulto ser un grán producto televisivo que hoy por hoy acapara masas.

En sus inicios, las telenovelas eran transmitidas en episodios diarios, generalmente con una hora de duración, y que al tratarse de episodios consecutivos su idea era atrapar al televidente en la história. La telenovela en sus comienzos siempre desarrollaba histórias rosas, o de alto contenido romántico, donde el denominador común era el amor que sentían los protagonistas el uno por el otro y la lucha por vencer los obstáculos que los separaban; a diferencia de hoy en día que existen muchas variaciones de éste género.

En el mundo anglosajón pueden llegar a compararse con las Soap Operas aunque éstas difieren de la telenovela latinoaméricana en relación a la cantidad de episódios y tipo de histórias; ya que las "Soap Operas" se caracterizan por ser producciones de duración indefinida, que por lo general pueden llegar a durar varios años.

Con el transcurrir del tiempo, el formato de telenovelas ha sufrido una serie de cambios que implican transformaciones marcadas por la cultura y las características de lugar y época. Se puede llegar a decir que en la actualidad las telenovelas además de pertenecer a la televisión y formar parte de uno de sus géneros mas populares que alcanzan mayores niveles de audiencia mundialmente, ha llegado a convertirse en una herramienta publicitaria, ya que es utilizada para promocionar todo tipo de productos y ellas por sí mismas se han convertido en producto que el público además verlas las adquiere.

En América Latina al igual que en muchos países, la telenovela se convirtió en un espacio recreacional, cultural, que define razas, culturas, religiones e ideologías; y a su véz, uno de los medios publicitarios más populares de la indústria televisiva.

Sin mucho considerar el objeto de la trama, sin importar el hecho de que la historia sea basada en la realidad o en la ficción, el género de las telenovelas cada día acapara más y más adeptos, y sus fans se ven envueltos en su história, se creen parte de ella, la compran, la viven, la sueñan, se identifican con su história, sus personajes, sus vivencias, creen en sus productos, se inventan sus propios finales y tienen expectativas sobre las mismas. Es por ésto que las telenovelas han tomado tanta fuerza y se consideran tán imprescindibles en la programación de las cadenas televisivas no solo de latinoamérica sino de muchos países del mundo.

Tanto es su poder de audiencia que la telenovela ocupa en la progración de las televisoras los horarios de mayor captación de televidentes, donde se considera que la familia utiliza la televisión como una actividad colectiva que les sirve para interactuar, reunirse e intercambiar afectos y opiniones.

Se puede concluir que désde la producción sencilla y melodrámatica que constituyó el género de las telenovelas en sus inicios, hasta lo que las televisoras, los productores y el mismo público lo han llevado a ser hoy en día, las telenovelas han crecido a pasos agigantados, en todos sus sentidos, a nivel historial, televisivo, de audiencia, etc.

Amadas por unos y odiadas por otros, las telenovelas convergen en sí un sin fín de pasiones, histórias, culturas y emociones que hace que el público se identifique con ellas y las adopte como parte de su cotidianidad

Definiciones

Entre estas definiciones se encuentran las siguientes:

  • Producto comunicativo altamente persuasivo (semiótica general)
  • Forma narrativa de la ficción audiovisual (semiótica narrativa, visual y textual)
  • Un producto que a su vez genera acciones comerciales –negocios—con fines mercantiles (mercadeo y finanzas, historia económica)
  • Un producto que incorpora las culturas regionales, locales, nacionales, y globales del país que las produce y/o consume (sociología).

A través de estas definiciones se observa que la telenovela es una compleja matriz cultural que revela el imaginario latinoamericano sobre el cual se retroalimenta y se reproduce. Las definiciones (1) y (3) enfatizan el carácter persuasivo de la telenovela, que se manifiesta en el consumo aludido en la definición (4). La segunda definición (2) alude a la estructura de la telenovela como un constructo audiovisual que responde a necesidades de los espectadores que comparten un horizonte cultural particular (América Latina, por ejemplo.

Gracias a esta identificación de un imaginario compartido, el receptor de telenovelas no solo ingresa en un circuito comunicativo colectivo, sino también se expone a los efectos de las definiciones (1), (3) y (4): ser objetos de persuasión, lo que a su vez lo posiciona en el deseo de la repetición (el reciclaje de historias telenovelescas como El Derecho de Amar o Corazón Salvaje, sólo para mencionar dos ejemplos exitosos).

Melodrama y géneros discursivos

Pensadores y críticos de la telenovela han concluido que su éxito y popularidad en América Latina se debe a su uso del melodrama, pero, además, autores como Lisandro Otero concluyen que el melodrama es el “género favorito en estas tierras americanas”. El circuito de recepción de la telenovela latinoamericana en los siglos XX y XXI, identificamos las siguientes etapas en su producción:

  • La etapa inicial y la etapa artesanal (1950-1968) en que las telenovelas se producen con bajo presupuesto y se dirigen a mercados locales y nacionales. Por ejemplo, la versión venezolana de El derecho de nacer y la telenovela mexicana Senda prohibida.
  • La etapa industrial (fines de 1960-1970) en la que la telenovela se convierte en un género de exportación. Surge aquí la telenovela continental, ya que se produce para público latinoamericano y abre las puertas del mercado internacional. Uno de los ejemplos más conocidos es Simplemente María.
  • La etapa trasnacional (1970-1980), en la que la telenovela logra el acceso a consumos internacionales con un mayor o menor grado de neutralización de sus rasgos. Escrava Isaura (10) y Los ricos también lloran constituyen ejemplos de esta etapa.

Características del género telenovela

La continuidad: recurso dramático cuyo objetivo es el de ajustar la historia a un periodo de tiempo, que puede tratarse de meses o de años, según sea el caso. De esa manera, cada capítulo de la telenovela cierra en un punto de intensidad que logre dejar interesado al espectador y así continúe viendo la trama.

El melodrama: ejercicio didáctico que muestra el triunfo del bien sobre el mal, recurriendo a emociones que harán que el espectador se identifique. En ocasiones, la anécdotas melodramáticas se extienden y narran “la historia de una pasión, ya sea amorosa, infantil, criminal o política”.

La pasión: Constituye el ingrediente principal de la telenovela, ya que presenta una serie de tormentos, deseos y arrebatos que hacen que el espectador quede atrapado con la historia. La conclusión: la culminación de la historia, donde los personajes reciben su premio o su castigo y presenta un mundo como al espectador le gustaría que fuera o como debía ser.

Véase

Fuentes