Saltar a: navegación, buscar

Templo Kiyomizu-dera

Templo de Kiyomizu-dera
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Ki si.jpg
Coordenadas4°59′42″N 135°47′06″E
PaísKioto, Bandera de Japón
TipoCultural
Criteriosii, iv
N.° identificación688
RegiónAsia y Oceanía
Año de inscripción1994 (XVIII sesión) (? sesión)

Templo de Kiyomizu-dera, en japonés, Templo del agua (清水寺), ubicado en las montañas de Higashiyama al este de Kioto, es uno de los más impresionantes y famosos conjuntos edilicios del Japón tradicional, es un templo budista, patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1994 y fue uno de los 21 candidatos para ser elegido entre las nuevas 7 maravillas del mundo.

Es uno de los monumentos más célebres de la antigua capital imperial de Japón. Su imagen ha cruzado fronteras y es conocida en el mundo entero.

Reseña Histórica

El templo data del año 798, aunque los edificios actuales fueron construidos en 1633.

Cuenta la leyenda que en 778 Enchin, un monje proveniente de Nara, inspirado por un sueño rastreó el recorrido de un límpido arroyuelo hasta encontrar una cristalina cascada que lamía la ladera del monte Otowa y en aquel lugar construyó una ermita en honor a Kannon, la deidad femenina de la bondad.

Dos años más tarde, en 780, el famoso general Tamuramaro Sakanoue andaba por el lugar tras la caza de un venado para su esposa embarazada, ya que en esa época se creía que la sangre del venado era buena para la fertilidad. Enchin sermoneó duramente a Tamuramaro por matar al animal, por lo que el general, arrepentido, construyó un templo en honor al agua pura de la cascada, al que llamó Kiyo mizu y que terminó en 798. El edificio original duró hasta 1629 en que fue destruido por un incendio, siendo reconstruido en 1633. Hoy en día existen todavía varias zonas en restauración y-o construcción.

El templo toma su nombre de las cascadas que existen en el complejo, las cuáles bajan de las colinas cercanas. Kiyomizu (清水) literalmente significa agua pura, agua clara o agua limpia.

Arquitectura

En su interior, a cada lado, se encuentran los dioses Niō (仁王), guardianes del templo. A la entrada del mismo hay unos zuecos (geta) de hierro y 2 bastones llamados “Benkei no tetsu geta to shakujō” (弁慶の鉄下駄と錫杖). Benkei (de nombre completo Saitō Musashibō Benkei) era un monje guerrero del siglo 12 conocido por su gran estatura y fuerza.

El edificio principal de Kiyomizu-dera destaca por su enorme baranda, sostenida por cientos de pilares, que sobresale de la colina y ofrece impresionantes vistas de la ciudad.

Debajo de la sala principal se encuentra la cascada Otowa-no-taki, donde tres canales de agua caen en un estanque. Se piensa que esta agua tiene propiedades terapéuticas, pues beber de ella supone tener salud, longevidad y éxito en los estudios.

El complejo de Kiyomizu-dera está compuesto por una veintena de edificios, siendo los más importantes:

Los diferentes edificios forman un complejo donde hay varios recintos sagrados. El más notable es el santuario Jishu (Jishu-jinja), dedicado a Okuninushino-Mikoto, un dios del amor y los "buenos matrimonios". Este santuario posee dos "piedras del amor", situadas a 18 metros la una de la otra, distancia que los visitantes solitarios intentan sortear con los ojos cerrados.

La integración de la arquitectura con el paisaje es notable, no sólo por los materiales utilizados y por la fluidez espacial que discurre entre los edificios, sino porque la forma de las coberturas simula la continuidad de la montaña. Como contrapunto a la masa de templos de techos piramidales destaca la esbeltez y verticalidad de las pagodas que contrasta con el boscoso perfil de la montaña.

Datos de interés

  • En el periodo Edo, mucha gente solía saltar de la terraza de Hon-do, como muestra de un acto de valor. De 234 saltos, más del 85% sobrevivió a la caída sobre los árboles. De allí viene el refrán japonés "saltar de la terraza de Kiyomizu dera" para referirse a un acto glorioso o de mucho valor.
  • En el siglo VIII una mujer gestante vino a orar a la pagoda Koyasu-no-to y su bebé resultó ser luego la emperatriz Kokken, por lo que es un lugar de visita predilecto para las mujeres gestantes.
  • Bbeber de las aguas de la cascada Otowa no taki tiene propiedades buenas para la salud, éxito en los estudios y longevidad, pero debe tomarse el agua de sólo una de las cascadas, ya que si se toma de las tres los efectos serán los opuestos como castigo divino a la codicia.
  • Al norte del templo se encuentra el santuario de Jishu donde se encuentran un par de piedras llamadas Mekura ishi, separadas una de otra por unos 20 metros. Se dice que se debe caminar de una a otra con los ojos cerrados repitiendo el nombre de la persona amada. Si es que se llega al destino correcto, se garantiza una vida amorosa feliz.

Premios

  • Forma parte del conjunto de Monumentos históricos de la antigua Kioto (ciudades de Kioto, Uji y Otsu) declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994.
  • El templo fue uno de los candidatos en la lista a Nuevas Siete Maravillas del Mundo propuesta por la New Open World Foundation del suizo Bernard Weber.

Fuente