Saltar a: navegación, buscar

Tercera expedición naval de Domingo Goicuría

Expedicion de Goicuría
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

xpedición mambisa de la Guerra del 68
Fecha:10 de febrero de 1870
Lugar:Costas de Gibara
Ejecutores o responsables del hecho:
Domingo Goicuría y 30 hombres

Expedición de Goicuría. Expedición comandada por Domingo Goicuría que desembarcó en las cercanías de La Villa de Gibara, como apoyo a la Guerra del 68 en Cuba. Perseguidos tenazmente por el ejército colonial español y los llamados voluntarios fueron capturados en su mayoría y luego fusilados.

Desembarco

El 10 de febrero de 1870 el arribo de una embarcación a las costas cercanas al pueblo de Gibara provocó una alerta general en esta población y en los campos cercanos. Se trataba de la goleta “Herald of Nassau” que conducía una expedición comandada por Domingo Goicuría, integrada por algo más de 30 revolucionarios.

Las autoridades gibareñas estuvieron sobre aviso de la llegada de la misma desde antes de tocar tierra, lo que hizo que el Comandante de Armas de Gibara, Don José Lambán Rollo, se dirigiera al lugar del desembarco acompañado por miembros de los cuerpos de bomberos y voluntarios.

Antes había comunicado la noticia del desembarco al Jefe Militar de Holguín Marcelino García Obregón.

El lugar de la costa al que arribaron los expedicionarios resultó ser extraordinariamente agreste, por lo que se vieron obligados a abandonar en el barco la mayor parte del cargamento.

Una vez en tierra se internaron en la manigua cercana llevando consigo: 40 Remintong, 24 cápsulas por pieza, 2 Winchester, 1 Peabody, 17 revólveres, las mochilas y dos banderas, una completamente roja con una estrella blanca, y otra cubana, de seda.

Persecución y aniquilamiento

Los españoles decidieron perseguir a los recién desembarcados empleando fuerzas locales y con este fin movilizaron a los voluntarios de Auras, Yabazón, Candelaria, Fray Benito, Velasco, La Resbalosa y otros sitios.

Exhaustos por la caminata sobre el diente de perro, sin prácticos que pudieran guiarlos y sin alimentos, Goicuría y sus compañeros pasaron horas difíciles en los montes cercanos a Caletones.

El día 12 de febrero un grupo de diez hombres se separó del grueso de la tropa para ir en búsqueda de comida y fueron sorprendidos por una partida de voluntarios de Velasco comandada por el asturiano José Antonio Palacio. En el encuentro que sostuvieron los voluntarios apresaron a cuatro expedicionarios: Francisco O’ Ryan, Carlos Caballero, Eduardo Gazel y Domingo Abréu, los que fueron conducidos a Holguín, donde los juzgaron en consejo de guerra verbal y los fusilaron.

Emboscada

En la mañana del 15 de febrero 2 expedicionarios más: Manuel Oliva y Nicolás Álvarez, cayeron en una emboscada y fueron fusilados en La Resbalosa, mientras que Juan Moré y Felipe Tabares, junto con un campesino que les había dado de comer, también fueron hechos prisioneros por los voluntarios, quienes los trasladaron hasta el poblado de Velasco, y allí los fusilaron.

Por su parte Goicuría y algunos de sus compañeros, después de burlar la tenaz vigilancia de los Cuerpos de voluntarios locales pudieron, llegar hasta el campamento de Cornelio Rojas en Las Calabazas y ponerse en contacto con la jefatura mambisa.

Tiempo más tarde, cuando intentaba salir nuevamente al extranjero a cumplir misiones para la Revolución, fue capturado en la cayería del norte de Camagüey y llevado hasta La Habana. Allí fue condenado a morir en el Garrote vil. Momentos antes de su ejecución pronunció la famosa frase: “Muere un hombre pero nace un pueblo”.

Fuente

  • María Hermández Medina, Enrique Doimeadios Cuenca. Apuntes para una Historia del Municipio de Gibara. Investigación Histórica. Gibara 2007.