United Fruit Company en el oriente de Cuba

Asentamiento de la UFC en el Oriente de Cuba
Información sobre la plantilla
Tierras propiedad de la UFC en 1928.JPG


Asentamiento de la UFC en el Oriente de Cuba. La United Fruit Company, era una de las grandes productoras azucareras de Cuba, propietaria de dos eficientes centrales de los conocidos como colosos, y a la vez, una de las mayores empresas latifundistas del país.

La UFC en el Oriente de Cuba

La UFC tenía la importancia de ser, mediante su monopolio bananero, una de las más connotadas explotadoras de las áreas de la América Latina. Por otra parte, sus centrales azucareros Boston y Preston, estaban unidos territorialmente por el ininterrumpido latifundio que poseía dicha empresa a través de, los municipios de Banes, Antilla y Mayarí.

Asentamiento

Unido a la instauración de la neocolonia se estableció en Banes la compañía norteamericana United Fruit Company, que se apoderó del 67 % del territorio y generó el 75 % de los empleos.

El tiempo de asentamiento de la empresa en Cuba, comenzaba con el siglo (1901), manteniéndose la propiedad sin enajenar hasta el triunfo revolucionario (1959). En la estratégica región ocupada por la UFC en nuestro país llegó a poseer inmensas extensiones de tierra.

Sus grandes propiedades se extendían sobre llanuras y lomas de suelos generalmente fértiles, en torno a dos ejes fundamentales, las Bahías de Banes y Nipe, sus propiedades se encontraban distribuidas administrativamente en 2 divisiones, Boston y Preston. La primera ocupaba las tierras colindantes con la Bahía de Banes, mientras que la segunda se situaba en los terrenos que rodean a la Bahía de Nipe.

Como resultado de este asentamiento, se requiere el aumento de personal para la construcción de sus empresas, aumentando la fuerza de trabajo con inmigrantes, principalmente jamaicanos y haitianos, cuyo primer grupo arribó a Banes, en 1900. La población de Banes creció de igual manera crecieron sus barrios, a raíz de la colonización de la United Fruit Company, en los cuales ubicaban a los obreros – particularmente a los inmigrantes – de acuerdo a las nacionalidades, ocupaciones, raza y posición social, apreciándose una gran diferenciación racial, étnica y social, estos inmigrantes fueron víctimas de una horrible discriminación y explotación yanqui

El latifundio de la United Fruit Company

Este se consolidó en menos de 20 años, mediante fraudes, injusticias y uso de la fuerza, para lo cual, la compañía contó con la complicidad de negociantes y profesionales que en su afán de lucro, le facilitaron la ayuda requerida para apoderarse de una amplia base territorial en la región oriental de Cuba.

Al comenzar el año 1959, la UFC era, atendiendo a la cantidad de tierras que poseía, la séptima latifundista de Cuba, contaba en ese momento con 8153 caballerías de tierra. La característica principal de su latifundio era la continuidad y homogeneidad de sus tierras, que se extendían sin interrupción a través de tres municipalidades, lo cual permitía a la UFC un especial control de la región en que se encontraba asentada.

Si se considera la propiedad desde el punto de vista de las tierras asignadas a cada una de sus unidades industriales (los centrales Boston y Preston), ambas podían clasificarse dentro de los 10 centrales que más tierras poseían en propiedad en nuestro país.

La deliberada política de rapiña, la corrupción de los medios oficiales y la complicidad de algunos elementos de la burguesía nativa, habían dejado como saldo la entrega al extranjero de un importante pedazo de nuestro país.

Ver También

United Fruit Company en Macabí


Fuentes

  • Varios autores: United Fruit Company, un caso del dominio imperialista en Cuba. Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1976