Saltar a: navegación, buscar

V

V
Información sobre la plantilla
V.gif
Vigésima tercera letra del alfabeto español.

V. La letra v es una de las consonantes del alfabeto español que se encuentra entre las letras con desajustes o inadecuaciones entre la pronunciación y la escritura, por la falta de correspondencia que se produce en algunos casos entre el sistema gráfico y el sistema fonológico del español, que afecta especialmente a la ortografía de las consonantes. Muchos de los errores ortográficos relacionados con su escritura se deben a la sustitución de la v por b, sin embargo, existen reglas que facilitan el uso correcto de esta letra.

Historia

Tanto la U, como la Y y la V proceden de un mismo signo de la escritura hierática egipcia que representaba una maza. Cuando crearon su alfabeto, los fenicios llamaron a esta letra vau, y le dieron una aspecto parecido al que tiene la Y actual.

Los etruscos la representaban ya como una V y así fue como la escribieron también los romanos, que no distinguían entre V vocal (U) y V consonante (V).

La forma de la letra mayúscula V apareció primero en latín, que la había adaptado de la letra griega upsilon. A su vez, esta procedía de un jeroglífico egipcio. En castellano las letras u y v se usaron indistintamente. Recién a fines del siglo XVI, el tipógrafo Louis Elzevir, perteneciente a una célebre familia de impresores y libreros holandeses, estableció la diferencia tipográfica entre U y V mayúsculas. Unos años más tarde, en 1619, el alemán Zetner distinguió las formas minúsculas u y v.

La ortografía española mantuvo por tradición las letras b y v, que en latín respondían a una oposición con valor fonológico. Por esta razón la lengua española respetó la grafía de las palabras con b o v según la tuvieran en su lengua de origen, como sucede en los casos de verdad, verbena o ventura, que provienen de palabras latinas con v. No obstante, subsisten casos de v antietimológica, es decir, donde el uso se ha impuesto a la etimología y se escriben con v aunque proceden de palabras con b latina, como maravilla, de mirabilia.

Nombre

La letra v tiene dos nombres: uve y ve. El nombre uve es el único empleado en España, pero también es conocido y usado en buena parte de América, donde, no obstante, está más extendido el nombre ve. Los hispanohablantes que utilizan el nombre ve suelen acompañarlo de los adjetivos corta, chica, chiquita, pequeña o baja, para poder distinguir en la lengua oral el nombre de esta letra del de la letra b (be), que se pronuncia exactamente igual. El hecho de que el nombre uve se distinga sin necesidad de añadidos del nombre de la letra b justifica su elección como la denominación recomendada para la v en todo el ámbito hispánico. Esto se incluye en la última edición (2010) de la Ortografía de la lengua española, de la RAE, donde se recomienda un solo nombre para cada una de las letras, con el propósito de promover hacia el futuro un proceso de convergencia en la manera de referirse a las letras del alfabeto español.

Representación fonética

La letra v representa un fonema labial sonoro.

Inadecuación fonético-grafemática

En la mayor parte de España y en la totalidad de Hispanoamérica, las letras b, v, y a veces la w, representan el mismo fonema labial sonoro, lo que origina numerosas dudas sobre su escritura. Estas son aún mayores en el caso de las palabras homófonas, porque en ellas el empleo de una u otra letra diferencia significados. Ejemplos:

  • bacilo/vacilo
  • balido/valido
  • basto/vasto
  • baya/vaya
  • baca/vaca
  • barón/varón
  • hierba/hierva
  • bello/vello
  • bienes/vienes
  • botar /votar
  • cabo/cavo

Reglas para el uso de la v

Se escriben con v:

  • Las palabras en las que las sílabas ad-, sub- y ob- preceden al fonema labial sonoro. Ejemplos: adviento, subvención, obvio.
  • Las palabras que empiezan por eva-, eve-, evi- y evo-. Ejemplos: evasión, eventual, evitar, evolución. Excepciones: ébano y sus derivados, ebionita, ebonita y eborario.
  • Las que empiezan por el elemento compositivo vice-, viz- o vi- ('en lugar de'). Ejemplos: vicealmirante, vizconde, virrey.
  • Los adjetivos llanos terminados en -avo, -ava, -evo, -eva, -eve, -ivo, -iva. Ejemplos: esclavo, octava, longevo, nueva, nieve, decisiva, activo. Excepciones: suabo y mancebo.
  • Las voces llanas de uso general terminadas en -viro,. -vira, como decenviro, Elvira, triunviro, y las esdrújulas terminadas en -ívoro, -ívora, como carnívora, herbívoro, insectívoro. Excepción: víbora.
  • Los verbos acabados en -olver. Ejemplos: absolver, disolver, volver.
  • Los presentes de indicativo, imperativo y subjuntivo del verbo ir. Ejemplos: voy, ve, vaya.
  • El pretérito de indicativo y el pretérito y futuro de subjuntivo de los verbos estar, andar, tener y sus compuestos. Ejemplos: estuvo, estuviéramos, estuviere, anduve, desanduvo, desanduviere, tuviste, retuvo, sostuviera, contuviese, mantuviere

Representación simbólica

La V representa los siguientes símbolos:

  • En química es el símbolo del vanadio (V).
  • En numeración romana representa al número 5 (V).
  • En electricidad es el símbolo del voltio (V).

Bibliografía