Adelfa

De EcuRed
La Adelfa
Información sobre la plantilla
Reino:Plantae
Clase:Magnoliopsida
Orden:Nerium
Familia:Apocináceas

Adelfa. Nerium oleander L. Es la única especie perteneciente al género Nerium incluido en la familia de las Apocináceas. Es una planta arbustiva, que llega a alcanzar los 4 metros de altura, con hojas lanceoladas de tipo perenne y borde afilado. La flores son de color blanco, rosa o rojo. Tanto sus hojas, flores, tallos y ramas, como las semillas son venenosas. En su medio original, la cuenca mediterránea, la planta tiene preferencia por las riberas de arroyos, ríos o cauces secos de torrenteras o ramblas. Es una planta muy utilizada en setos y ajardinamientos en todo el mundo. La planta asilvestrada es posible observarla en cualquier parte del mundo con clima templado o templado-cálido. La planta florece durante la estación cálida.

Contenido

Nombre Científico

Nerium oleander

Hábitat

Orillas de ríos y arroyos, barrancos, ramblas. En general cerca de cursos de agua.

Etimología

La palabra latina Nerium deriva del vocablo griego Neros, húmedo, aludiendo a su apetencia por lugares donde abunda el agua. El epíteto específcico "oleander", parece ser la contracción latina de "olea", olivo (por la forma de sus hojas) y "dendron", árbol.

Procedencia

Originariamente se encontraba en una amplia zona que cubría las riberas de la cuenca del mar Mediterráneo hasta China. Hoy en día ha sido introducida en muchas zonas de clima templado árido, es frecuente en Argentina, en jardines y como valla mediana de separación en autopistas, como en California, España o Australia.

Composición

Las hojas contienen sustancias digitálicas, entre ellas la folineriína, que por hidrólisis se escinde en oleandrigenina, la cual tiene una actividad farmacológica más potente que todos los glucósidos de la Digitalis purpurea y la Digitalis lanata. Posee heterósidos cardiotónicos (0,05 a 0,01%): oleandrina, gentiobiosil oleandrina, oleandrigenina, deacetiloleandrina, odorosido o neriosido etc., cuyas geninas son entre otras la digitoxigenina y la gitoxigenina; flavonoides rutósido, nicotiflorina, acido ursólico, heterósidos cianogenéticos.

Los tallos contienen aminoácidos como arginina, alanita, ácido aspártico, cisterna, ácido glutámico, glicina, histidina, leucina, isoleucina, lisina, fenilalanina, prolina, serina, treonina, triptófano, tirosina y valina.

En las hojas se ha aislado un polisacárido que contiene ácido galacturónico, ramnosa, arabinosa y galactosa. Desde que en 1988 se describieran el ácido oleandarónico y el oleandereno, la lista de componentes conocidos de las hojas, tallos y flores de la adelfa no hace sino aumentar progresivamente.

En el 2007 se identificaron cuatro nuevos glucósidos cardenólidos, que se unen a los nueve conocidos con anterioridad. Ese mismo año se aislaron tres nuevos pregnanos, que se suman a otras sustancias químicamente similares, como las neridienonas A y B. Previamente habían sido detectados nuevos derivados triterpénicos, dos derivados taraxasteránicos y un derivado ursánico. A estas sustancias hay que añadir los ácidos neriocumarínico e isoneriocumarínico, dos derivados triterpenoides oxicumarínicos, la kanerocina, conocidos previamente.

Propiedades

La adelfa es una planta tóxica, rica en glucósidos cardiotónicos, probablemente de mayor potencia que los obtenidos de la digital. La adelfa es tan abundante en estas sustancias activas que la miel procedente de las abejas que liban sobre sus flores resulta toxica y potencialmente peligrosa para la salud.

Una fracción neutra obtenida de las hojas puede causar la inhibición de la actividad locomotriz en animales. El extracto acuoso de hojas muestra actividad antibacteriana frente a Pseudomonas aeruginosa. Las hojas también tienen propiedades insecticidas. Entre las propiedades invocadas se encuentran los efectos cardiotónicos de la cornerina, una sustancia aislada de la planta. Se atribuyen a la oleandrina propiedades diuréticas. A las flavonas se atribuye influencia sobre la permeabilidad vascular, así como propiedades diuréticas.

Nombre Común

  • Castellano: abelfa, aberfa, adelfa, adelfa/adelfes, aderfa, aelfa, balandre, berfa, delfa, edelfa, laurel rosa, laurel-rosa, laurel de jardín, narciso, rosa de berberia, rosalaurel, valadre, yerba mala.
  • Italiano: oleandro.
  • Català: baladre

Aplicaciones

La planta es fuertemente tóxica y potencialmente mortal, por lo que carece de aplicaciones en fitoterapia. En la tradición veterinaria popular, la planta ha sido, y probablemente continua siendo, utilizada como antiparasitario para el ganado, en algunas zonas del Mar Mediterráneo. En algunas zonas rurales se preparaba una loción para uso externo como parasiticida contra la Sarna utilizando las hojas frescas de adelfa mezcladas con miel y aplicada de forma tópica.

Estudios experimentales

Los estudios en modelos de experimentación animal o in vitro han dado como resultado algunas posibles líneas de investigación clínica en el futuro.

Efecto antitumoral

Un estudio sobre un modelo experimental in vitro muestra un efecto antiproliferativo de la sustancia oleandrina sobre el crecimiento de células tumorales pancreáticas humanas. Aunque a concentraciones altas, el extracto de adelfa muestra también un marcado efecto antileucémico. La oleandrina también podría inhibir determinados biomarcadores tumorales y tener un efecto coadyuvante en algunos tipos de cáncer. Los autores de este estudio sugieren la posible utilización de esta sustancia junto con agentes emolientes aplicados en un parche para la quimioprevención o el tratamiento de cánceres cutáneos. Un estudio parece determinar que el efecto de la oleandrina no se efectuaría de forma directa, sino mediante la potenciación de la apoptosis celular y a través de mediadores como el factor de necrosis kappa-B y AP1. También se ha demostrado el efecto antitumoral sobre células de cáncer de próstata humanas.

Efecto cardiotónico

Un estudio establece un estrecho paralelismo entre el efecto cardiotónico de la digoxina y el del extracto de Nerium Oleander.

Efecto antiinflamatorio

El extracto etanólico de flores de Nerium oleander, junto con el de otras plantas, exhibe una potente acción antiinflamatoria frente a un modelo experimental de edema inducido por la carragenina, que confirmarían la creencia popular acerca la capacidad antiinflamatoria de esta planta. Este efecto de llevaría a cabo mediante la inhibición de la activación del factor de necrosis Kappa-B y AP1.

Otros efectos

El extracto de adelfa produciría una reducción de la actividad motora en ratones de laboratorio y una potenciación del efecto hipnótico del hexobarbital. Esta sustancia mostraría también un efecto analgésico y anticonvulsivante frente a la convulsión inducida por picrotoxina y bicucullina, lo que podría evidenciar un efecto depresor sobre el SNC.

Estudios toxicológicos

La experimentación animal ha puesto de manifiesto que los efectos de una dosis letal (110 mg/kg) de hojas secas de adelfa se inicia a los 30 minutos de la ingestión de la planta por una oveja, con bradicardia, pausas cardiacas y taquiarritmias. El electrocardiograma muestra bloqueo auriculoventricular, depresion del ST, extrasistoles ventriculares y fibrilación ventricular. Se pueden apreciar hemorragias en distintos órganos. En otros estudios en la misma clase de animales, se pudo determinar que una dosis de 0.25g /kg resulta mortal en un plazo de 24 horas.

Estudios clínicos

El único trabajo de carácter clínico publicado hasta la fecha de esta revisión es un ensayo de fase I, en el que se ha estudiado un extracto acuoso de adelfa denominado anvirzel, dirigido a establecer la dosis máxima tolerada y la seguridad de uso. En este ensayo se analizaron los datos de 18 pacientes con tumores sólidos refractarios que habían completado al menos un ciclo de tratamiento. La sustancia está pendiente de proseguir los ensayos de las siguientes fases.

Reacciones adversas

La intoxicación por adelfa se parece a la producida por fármacos digitálicos. Los primeros síntomas en aparecer son los vómitos, acompañados generalmente de náuseas, a los que pueden suceder diarrea con sangre, dificultad para la marcha, dilatación de las pupilas y un estado de agitación que progresivamente disminuye hasta acabar en un estado de depresión nerviosa. El paciente sufre convulsiones, sensación de dificultad para respirar y una grave alteración del ritmo cardiaco, potencialmente mortal, con fibrilación auricular o ventricular y taquicardia y bloqueos de distinto grado. La muerte se produce generalmente a consecuencia de la alteración cardiaca.

Nombres alternativos

Intoxicación con baladre; Intoxicación con adelfa común; Intoxicación con Thevatia peruviana.

Definición

La intoxicación con adelfa ocurre cuando alguien chupa el néctar de las flores o mastica las hojas de la adelfa común o de la adelfa amarilla. La intoxicación también se puede presentar si la persona consume la miel fabricada por Abejas que utilizan la planta adelfa para extraer el néctar.

Elemento tóxico

  • Digitoxigenina
  • Neriina
  • Oleandrina
  • Oleondrosida

Es posible que esta lista no incluya todos los ingredientes tóxicos.

Dónde se encuentra

Todas las partes de la adelfa se encuentran en:

  • Flores
  • Hojas
  • Tallos
  • Ramitas

Síntomas

  • En los ojos, oídos, nariz y garganta o visión borrosa o alteraciones en la visión, incluyendo halos .
  • Gastrointestinales o diarrea o pérdida del apetito o náuseas o dolor de estómago o vómitos.
  • corazón y sangre o latidos cardíacos irregulares o lentos o presión arterial baja o debilidad.
  • Sistema nervioso o confusión, muerte, depresión, desorientación, mareo, somnolencia, desmayo, dolor de cabeza o letargo.

Cutáneos o ronchas o erupción cutánea Nota: la depresión, la pérdida del apetito y los halos generalmente se observan sólo en casos de sobredosis crónica.

La adelfa (flores)

A lo largo de todo el Verano puede producir flores muy vistosas, que, con climas muy benignos pueden continuar hasta bien entrado el otoño. Las flores son muy grandes, en forma de embudo, con colores que pueden variar desde el rojo o rosa hasta el violeta, el salmón o el blanco. Suelen tener normalmente una sola fila de hasta ocho pétalos, pero tenemos otras especies que presentan dos filas.

La adelfa (riego)

Al tratarse de una planta de origen mediterráneo, es muy resistente a la sequía. En su ambiente natural, aparece en barrancos y torrenteras, que durante los meses estivales se encuentran prácticamente secos. Si se cultiva al aire libre y directamente sobre el suelo, excepto si se trata de un año muy seco, tiene bastante con el agua de lluvia.

Cuando se cultiva en maceta, la mejor manera de regarla es colocarla encima de un recipiente con agua y dejar que sea ella la que absorba la cantidad necesaria. En época vegetativa - Primavera y verano - no se debería dejar que el suelo se secara completamente. En invierno, un riego cada 15 días será suficiente.

Para macetas en interiores es conveniente regar más abundantemente y pulverizar con cierta frecuencia. En ambientes muy resecos tendremos la necesidad de hacerlo prácticamente todos los días.

La adelfa (ambiente y exposición)

Si la plantamos en el jardín, el lugar ideal es colocarla en un lugar soleado, con orientación preferible hacia el sur. Procuraremos que el lugar no suela presentar inundaciones pues es una planta que no tolera el encharcamiento. En caso de tratarse de un sitio con clima frío, sometido a fuertes heladas, mejor será no plantarla directamente en el suelo sino en un contenedor que pueda ser llevado al interior. A pesar de esto, se pede decir que es una planta muy resistente a las heladas y existen variedades como la 'Little red' que pueden aguantar bien temperaturas constantes entre los -6 y -12 ºC. Cultivada en el exterior, puede utilizarse como un arbusto aislado o para formar setos. Una buena manera es colocarla junto a los muros para adornarlos.

Como especie resistente, se cultiva en los jardines de las grandes ciudades al resistir muy bien la contaminación. También la podemos encontrar como especie ornamental en los paseos marítimos, siendo una especie que tolera los ambientes salinos. Cultivada en el interior, requiere mucha luz, por lo que se debería ponerse junto a una ventana. Habría que procurarle un emplazamiento fresco, alejado de la calefacción que reseca el ambiente y no le causa ningún beneficio. También se tendría que tener en cuenta que el sol no le dé directamente en verano, pues el cristal, por efecto de lupa, puede quemarle las hojas. El resto del año puede estar emplazada directamente detrás de un vidrio al alcance de los rayos solares.

La adelfa (propagación y cuidados)

La mejor manera de propagar la adelfa es mediante esquejes. Los esquejes se pueden plantar tanto en primavera como en verano. La forma de hacerlo es cortar una rama no florífera de unos 15 cm y dejarlos en agua hasta que hayan producido raíces de unos 3 cm de longitud. Llegado a este punto la plantaremos en una maceta. Cuando la planta se encuentre bien arraigada, cosa que se producirá en una o dos temporadas, se pueden trasplantar a su lugar definitivo. Las nuevas plantas crecen muy rápidamente, tanto que ejemplares propagados mediante esquejes en primavera ya pueden dar flor en la misma temporada.

En general no le gusta ser transplantada muy habitualmente especialmente cuando se trata de ejemplares adultos. De tratarse de plantas jóvenes, estas pueden ser trasplantadas cuando las raíces no quepan en la maceta y sobresalgan por los agujeros inferiores. Esta operación se llevará a cambio a finales de invierno o principios de primavera. Para crecer con vigor y producir flores abundantes estas plantas requieren una poda bastante constante. Después de la floración, conviene ejecutar una poda intensiva que se utiliza para que la planta tenga un crecimiento regular y no presente una forma desgarbada. Es necesario también eliminar los capullos florales secos para que vuelva a producir de nuevos. Despuntar de tanto en tanto aquellos brotes de crecimiento primaveral es una buena manera de impedir que las cochinillas los ataquen.

La adelfa (terreno, abonado y enfermedades)

No requiere ningún terreno especial y puede crecer perfectamente con una tierra normal de jardín con la condición de que este tenga un buen drenaje.

Entre las enfermedades más habituales se encuentran:

- Los pulgones, que suelen aparecer en primaveras muy secas y cálidas y atacan los brotes más tiernos. Tienen un color amarillo u ocre y se alimentan de la savia de los brotes más tiernos a los cuales debilitan. Convierten las zonas que atacan en zonas pegajosas. El tratamiento más adecuado es aplicar algún aceite mineral con insecticida.

- Las cochinillas, en forma de costras que se pegan a las hojas y los tallos que también se vuelven pegajosos. Deberán tratarse con algún insecticida específico.

Toxicidad

Es una de las plantas muy tóxicas que debe manipularse con cuidado y vigilar su emplazamiento en caso de que puedan acceder a ella los niños pequeños.

Fuentes