Saltar a: navegación, buscar

Aristocracia

Aristocracia
Información sobre la plantilla
Aristocracia.jpg
Concepto:Clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios

Aristocracia. (del griego þD4FJ@H, aristos, los mejores) Designa una forma de gobierno surgida en la antigua Grecia, en la que el poder lo detentan unos pocos, y en la que la justificación del poder estriba en el hecho de que quienes lo detentan se consideran los poseedores de la auténtica areté y, en general, coinciden también en ser los poseedores de las tierras. Los aristócratas se consideraban a sí mismos como los que encarnaban el ideal del kaloskagathos (de kalós kaì agathós, hombres bellos y buenos, poseedores de toda la areté). Como forma de gobierno surgió en Grecia a partir del siglo VIII a.C. con la aparición de las nuevas polis o ciudades-estado gobernadas por los jefes de las antiguas genai, o familias, que son a la vez los poseedores de las tierras, y que sustituyeron la antigua monarquía abolida. Debe distinguirse de la oligarquía, que, aunque es el gobierno de unos pocos, no coincide con la aristocracia.

Etimología

La aristocracia como sistema gubernamental es por definición el gobierno de los mejores. La palabra aristocracia proviene del griego, significando aristos “el mejor” y kratos “gobierno”. Esto implica que un gobierno aristocrático es uno en el cual el acceso al poder está reducido a un número relativamente pequeño de personas que son elegidas normalmente por linaje, herencia o por contar con alcurnia. En algunos casos, la aristocracia también puede estar orientada a cuestiones intelectuales y por tanto se considerará que sólo los individuos instruidos y con determinadas capacidades intelectuales son las responsables de llevar a cabo el gobierno. Si nos mantenemos en el sentido político, podemos además agregar que la aristocra Definición de Aristocracia cia es entonces opuesta a otras formas de gobierno tales como la monarquía (el gobierno de una sola persona), la plutocracia (el gobierno de los ricos) y esencialmente de la democracia (el gobierno pueblo).

En cuanto a su sentido social, la aristocracia es definida como uno de los grupos sociales más importantes dentro de una sociedad o comunidad específica. Si bien el poder aristocrático entró en decadencia a partir de la Revolución Francesa hasta casi llegar a desaparecer en la actualidad, este grupo social estuvo siempre presente en gran parte de las civilizaciones humanas. Sus características principales eran contar con el acceso al poder político y económico, al saber y al conocimiento cultural, a los medios de producción y a la toma de decisiones. La aristocracia siempre se componía de un escaso número de individuos en el conjunto total de la comunidad, individuos que ejercían gran influencia sobre los gobiernos (si no formaban parte de él) y que se ubicaban entre los más ricos y acaudalados.

Historia

La aristocracia existía en la Antigua Atenas, con anterioridad al periodo de las guerras persas del siglo V a.C., y en Esparta, prácticamente durante toda su historia. Lo mismo ocurrió en la Antigua Roma durante el periodo de la República romana, desde el siglo VI hasta el I a. C. Durante el período Heian (794-1185), Japón era una aristocracia de hecho, con unos cuantos miembros de la alta nobleza (la mayoría de un solo clan, el Fujiwara) gobernando en nombre de emperadores títeres.

Platón y Aristóteles emplearon la palabra en su sentido original. Para Platón, "los mejores" eran los filósofos, buscadores de la verdad y de un claro sistema ético. Aristóteles, distinguió la aristocracia de la monarquía, gobierno de uno solo, y de la democracia, gobierno del pueblo. En la teoría aristotélica, los pocos ejercen el poder en beneficio del todo. Cuando no lo hacen así, la aristocracia se convierte en oligarquía, gobierno de facción. Más allá de su sentido originario, para griegos y romanos las aristocracias fueron clases sociales bien definidas, que ejercían el poder o se empeñaban en manejarlo detrás de la escena.

Durante la Edad Media europea no existió una verdadera aristocracia, puesto que, aunque el poder político se hallara en manos de unos pocos, cada señor feudal era dueño absoluto de su propio dominio. En Inglaterra el gobierno vigente desde la subida al trono de la casa de Hannover en 1714 y a lo largo del siglo XIX, aunque de naturaleza parlamentaria, era en realidad una aristocracia, pues tanto el rey como el Parlamento eran controlados por unas pocas familias. Tras el proceso de emancipación de América Latina, en algunos de los nuevos países surgidos del mismo, se dieron algunas inclinaciones hacia formas de gobierno aristocrático, que no prosperaron.

Esto significa que desde la Edad Antigua se identifica al término como un estrato social elevado y minoritario. En la Alta Edad Media, las monarquías no daban lugar al crecimiento de las aristocracias. En la medida en que se desarrollaron las cortes, los títulos nobiliarios habilitaron a nuevos aristócratas que influían decisivamente en la política de los reinos. En la práctica, históricamente casos significativos de aristocracia se dieron en Venecia y Polonia, ya que generalmente el poder lo ejercieron los reyes o, en la era contemporánea, los representantes del pueblo.

Aristocracia obrera

Capa alta, relativamente pequeña, de la clase obrera; está constituida por obreros — a menudo altamente calificados— de los países capitalistas, obreros a quienes la burguesía logra sobornar gracias a las superganancias de los monopolios.

La aristocracia obrera aparece a mediados del siglo XIX en Inglaterra, donde la burguesía obtenía beneficios inmensos explotando cruelmente a los pueblos coloniales. En la época imperialista, se crea la base económica para que en varios países resulte posible sobornar a la capa alta de la clase obrera. Para efectuar este soborno, el capital monopolista se vale de diversos métodos: eleva el salario a ciertos trabajadores, proporciona buenos puestos a la aristocracia y a la burocracia obreras en el aparato estatal y en los sindicatos, les da participación en las ganancias, etc.

La burguesía imperialista y sus ideólogos, comprando a cierto sector del proletariado, intentan escindir a la clase obrera, corromper su conciencia. Cuando se forma la aristocracia obrera, la unidad de clase se resquebraja. Dicha aristocracia y la burocracia obrera que reciben unas migajas de las enormes ganancias que percibe la burguesía monopolista, constituyen el apoyo social más importante de los socialistas de derecha y del oportunismo en el movimiento obrero, son el vehículo de la influencia burguesa en el proletariado. A medida que se agudiza la lucha de clases y la autoconciencia de la clase obrera se eleva, a medida que aumentan la influencia y el papel de los partidos comunistas y obreros, la aristocracia obrera va perdiendo su apoyo en las masas. En la etapa presente de la crisis general del capitalismo, la oligarquía financiera, sobre todo en países como los Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, etc., a la par de los métodos de violencia y represión contra la clase obrera y el movimiento revolucionario, utiliza distintos procedimientos para engañar y corromper a la clase obrera y sus organizaciones. Como se indicaba en el Programa del P.C.U.S.:
“recurre al soborno de la capa alta de los sindicatos cooperativas y otras organizaciones, aumenta la burocracia obrera concediéndole cargos lucrativos en la industria, en los organismos municipales y en el aparato estatal”.

Actualidad

En la actualidad, el término aristocracia se usa en un sentido más genérico en diferentes contextos para referirse a un grupo reducido y selecto considerado superior en diversas categorías, como por ejemplo, la aristocracia de linaje, de riqueza o intelectual. De hecho, el término define un régimen político en el que el poder está en manos de las clases altas de la sociedad. Con el mismo nombre, se designa a los nobles, y se usa "aristocracia" como sinónimo de nobleza. Sin embargo, hoy en día se designan como aristocracia a la nobleza y a las clases altas, por tradición o linaje, en cualquier sociedad. En un sentido más amplio, el término se usa para hablar de grupos selectos y excluyentes en diversos ambientes o contextos (por ejemplo, "la aristocracia financiera", la "aristocracia del saber", incluso la "aristocracia proletaria", por los trabajadores mejor remunerados).

Fuentes