Ceftriaxona

De EcuRed
Ceftriaxona
Información sobre la plantilla

Derivado del ácido cefalosporánico con un residuo metoximínico que le confiere estabilidad frente a los organismos productores de betalactamasas.
Presentación farmacéuticaBulbos
Vía de administraciónInyección im, iv
Grupo TerapéuticoAntibiótico (grupo de las cefalosporinas de 3ra generación)

La Ceftriaxona. Ejerce su acción bacteriana mediante bloqueo en la síntesis de la pared celular. Presenta un espectro de acción in vitro muy amplio, tanto para microorganismos grampositivos y gramnegativos aerobios y está dotado de una actividad bactericida que se aplica en concentraciones inferiores a los 0,1 mcg/mL para la mayoría de las bacterias sensibles.

Contenido

Composición

Cada bulbo contiene 1,098 g de ceftriaxona sódica equivalente a 1 g de ceftriaxona.

Indicaciones

La ceftriaxona se usa en el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio inferior. Infecciones de la piel y tejidos blandos. Infecciones de los huesos y de las articulaciones. Infecciones intraabdominales y del tracto urinario, meningitis, septicemia y gonorrea causada por organismos susceptibles. La ceftriaxona ha sido usada para profilaxis preoperatoria. Bacteremias. Ante una iniciación de una terapia con ceftriaxona deben ser identificados los especímenes y realizar el ensayo de susceptibilidad in vitro. La terapia puede aplicarse en dependencia de los resultados de susceptibilidad, pero puede ser descontinuada si los organismos encontrados son resistentes a la droga.

Contraindicaciones

Antes de la terapia con ceftriaxona se debe conocer si el paciente ha presentado reacciones previas de hipersensibilidad a las cefalosporinas.

Precauciones

Embarazo/lactancia: Las cefalosporinas parecen ser seguras en mujeres embarazadas, aún cuando existen relativamente pocos estudios bien controlados. Úsese solamente cuando los beneficios sobrepasen el potencial daño que puedan producir sobre el feto. Las cefalosporinas se excretan en la leche en pequeñas cantidades, lo que conlleva algunos problemas en el lactante tales como modificación/alteración de la flora intestinal, efectos farmacológicos, interferencia con la interpretación de los resultados de cultivos si hay fiebre o infección. Antes del inicio de la terapia con ceftriaxona, es necesario conocer si el paciente presenta reacciones de hipersensibilidad a las cefalosporinas, penicilinas u otra droga. Existe una evidencia de alergenicidad cruzada entre las cefalosporinas y otros antibióticos betalactámicos, incluyendo la penicilinasa, cefamicina, y 1-oxa-a-lactámico. En pacientes con insuficiencia renal grave o insuficiencia renal y hepática asociadas debe adaptarse la dosis en función del aclaramiento de creatinina. Su uso puede provocar el crecimiento de organismos no susceptibles, especialmente Candida, enterococos, bacteroides frágiles o Pseudomonas aeruginosa. Debe ser usada con precaución en pacientes con historia de disturbios gastrointestinales, particularmente colitis. Vigilar la función renal si se emplea junto a fármacos potencialmente nefrotóxicos.

Advertencias

No debe mezclarse con otro antibiótico en la misma jeringuilla antes de su administración.

Interacciones

Existe un efecto aditivo o sinérgico entre la ceftriaxona y los aminoglicósidos sobre todo frente a Pseudomonas aeruginosa y enterococos (Streptococcus faecalis). En presencia de infecciones particularmente graves se puede indicar el tratamiento asociado ceftriaxonaaminoglicósido, ambos fármacos no deben suministrarse en la misma jeringuilla. En estos casos debe ser altamente controlado el funcionamiento renal porque puede producirse el fenómeno de nefrotoxicidad. Existe antagonismo entre la ceftriaxona y la cefotaxima. La administración concomitante de probenecida (500 mg diarios) no parece afectar la farmacocinética de la ceftriaxona, presumiblemente porque la ceftriaxona se elimina directamente por filtración glomerular. La mezcla de betalactámicos y aminoglucósidos puede dar una sustancial inactivación mutua.

Reacciones adversas

Los efectos adversos reportados para la ceftriaxona son similares a los de las cefalosporinas. La ceftriaxona es bien tolerada generalmente. Los efectos adversos han sido reportados en alrededor del 10 % de los pacientes y se ha tenido que descontinuar el tratamiento sólo en un 2 %. Los efectos adversos hematológicos mas frecuentes son la eosinofilia, trombocitosis y leucopenia. Anemia, neutropenia, linfocitosis, monocitosis y basofilia. Prolongación del tiempo de protrombina con menos frecuencia. Diarreas, nauseas, vómitos, dolor abdominal, flatulencia, dispepsia y colitis, se reportan también como efectos gastrointestinales. Dolor en el sitio de aplicación: flebitis que puede evitarse si se aplica correctamente. Las reacciones de hipersensibilidad se manifiestan por medio de rash, prurito y fiebre. Pueden incrementarse las concentraciones séricas de AST (SGOT), y ALT (SGPT) y las concentraciones séricas de fosfatasa alcalina y bilirrubina. Entre los efectos renales se reportan incremento de las concentraciones de BUN y el incremento de las concentraciones séricas de creatinina. Otros efectos adversos pueden ser diaforesis y flushing, dolor de cabeza, mareos, candiditis oral y vaginal.

Fuentes