Saltar a: navegación, buscar

Celina González

Celina González
Información sobre la plantilla
Celina gonzalez2.jpg
Datos generales
Nombre real:Celina González Zamora
Fecha de nacimiento:16 de marzo de 1928
La Luisa, Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Cónyuge:Reutilio Domínguez
Hijos:Bárbaro Reutilio (1950)
Regla Celina (1952)
Nieves de las Mercedes (1954)
Lázaro Reutilio (1956)
Francisco Javier (1963)
Ocupación:Cantante y compositora
Información artística
Otros nombres:La reina del punto cubano
Género(s):punto cubano, música tradicional campesina
Instrumento(s):voz

Celina González. Exitosa cantante y compositora. La reina del punto cubano. El secreto de su popularidad en todos estos largos años, es haber sido siempre fiel a sus orígenes y al pueblo que la vio nacer y sobre todo vivir. Simpatizante de la religión afrocubana Regla de Osha o Santería.

Síntesis biográfica

Celina González Zamora nació el 16 de marzde 1928, en el caserío La Luisa, entre Pedro Betancourt y Jovellanos en la provincia de Matanzas, Cuba.

A los cuatro años fue trasladada por su familia a la provincia de Santiago de Cuba. Su casa siempre fue como un “guateque” o alegre canturía; sus padres cantaban tonadas campesinas con voces muy bellas, y dos de sus hermanas —una hembra y un varón— tocaban el tres y el laúd.

Desde muy joven Celina González era simpatizante de la religión afrocubana Regla de Osha o Santería. Según sus propias palabras, en la noche del año 1948 se le apareció la Virgen católica de Santa Bárbara, la que todos conocemos por estar sincretizada por la deidad africana y gran guerrero Changó, dueño del fuego, del trueno, el rayo y de los alegres tambores asegurándole a ella un triunfo artístico total si le dedicaba un canto de alabanza. Según esta versión de la propia Celina, surgió el famoso canto a Santa Bárbara o “¡Que viva Changó!”.

En 1958, Celina sintió la necesidad de tener su santo de cabecera, en su ceremonia de Kari Osha o de Santo en busca de su verdadero Ángel de la Guardia, que estaría posado sobre su orí (cabeza) como futura iyawo (santera), le salió en los caracoles ser hija de Yemayá sincretizada por la diosa Virgen de Regla, dueña del mar y todo lo que existe en él y donde vive Olokún en lo más profundo del océano.

Poco después, Celina y Reutilio componen también “Yo soy el punto cubano”, que junto a “Santa Bárbara”, los hacen famosos en Cuba y en toda Hispanoamérica con numerosas grabaciones.

Trayectoria artística

Desde pequeña, siempre tuvo una voz clara, potente y rítmica. A mediados de los años 40 del siglo pasado conoció Celina al guantanamero Reutilio Domínguez Terrero, un guitarrista espectacular y notable, segunda voz, formando con él en 1947 el famoso dúo de Celina y Reutilio.

Cuando actuaban en el programa Atalaya Campesina, de la emisora Cadena Oriental de Radio de Santiago de Cuba, fueron descubiertos y llevados a la ciudad de La Habana por el ya afamado compositor de guarachas y también oriental Ñico Saquito, autor de las famosas guarachas-sones “María Cristina”, y “Camina como Chencha, la Gambá”, entre otras muchas. De él no solo recibieron esa gran ayuda, sino también musical y la influencia de su estilo peculiar.

Celina González junto a su esposo Reutilio Domínguez

Viajaron varias veces a República Dominicana y New York y participaron en las filmaciones de las películas cubanas Rincón Criollo y Bella la Salvaje, junto a la vedette Blanquita Amaro, los cantantes Celia Cruz, Olga, Tony y Ñico Saquito.

Lamentablemente en 1964, el dúo se separó y Celina González comenzó su futura carrera como solista. Algunos años después (1981), formó dúo con su hijo Reutilio Domínguez con el objetivo de rescatar parte del repertorio del antiguo dúo con Reutilio su esposo. Con él grabó en 1999 el disco "50 años como una reina", nominado en el 2001 al Grammy Latino.

Bajo el acompañamiento de los excelentes conjuntos típicos Campo Alegre, Los Montunos, Los Pinares, y del popular programa de televisión Palmas y Cañas, bajo la dirección del notable laudista Miguel Ojeda, la carrera de Celina González como solista cada día fue en ascenso. Se presenta con gran éxito en teatros, cabaret, radio, televisión, y graba numerosos discos en su país, los cuales se reproducen en el extranjero.

Los más importantes escenarios de distintas partes del continente la reclamaron: Colombia, Ecuador, Argentina, México, Islas Canarias, España, EE.UU., África e Inglaterra donde triunfan por ser sus grabaciones muy conocidas.

Para Celina González, el secreto de su popularidad en todos estos largos años, es haber sido siempre fiel a sus orígenes y al pueblo que la vio nacer y sobre todo vivir.

Celina fue ovacionada en los mejores teatros y estadios del mundo. Cantó junto a Benny Moré, Barbarito Diez, Nat King Cole, Pedro Vargas entre otros.

La escritora Mireya Reyes Fanjul después de nueve años de investigaciones acerca de su vida presentó el libro "Celina González, una historia de amor", editado por Letras Cubanas. En el libro se habla de la unión con Reutilio Domínguez, su compañero en la vida y en el arte, el padre de sus cinco hijos, y también del amor que ha profesado a la música cubana, a la que ha permanecido fiel por más de 50 años.

Premios

Fuentes