Coatí

De EcuRed
Coatí
Información sobre la plantilla
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Vertebrados
Clase:Mamíferos
Orden:Carnívoros
Familia:Prociónidos

Coatí. También llamado pizote, guache, cusumbes o gato solo, es una especie de mapache, localizadas por América Central y Sur, que se caracterizan principalmente por ser muy sociables en comparación con la mayoría de los otros mapaches u osos.
Suelen utilizar su hocico para excavar en busca de gusanos, caracoles, insectos, arañas, pero también comen frutas, lagartijas, aves, etc.

Contenido

Distribución

El coatí se encuentra distribuido exclusivamente en el continente americano, desde el norte de Arizona en Estados Unidos, a través de México, América Central y América del Sur hasta el norte de la Argentina, en el territorio comprendido por las provincias de Misiones, Corrientes, norte de Entre Ríos y de Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Formosa y este de Salta.

Habitat

Habitan en ambientes selváticos o semi-selváticos muy húmedos y cercanos a cuerpos de agua o ríos. Son animales que evitan los espacios demasiado abiertos, como las llanuras, y prefieren residir en lugares provistos de árboles y abundante vegetación donde encuentran refugios.

Características Físicas

Parte dorsal de color marrón oscuro, rojo naranja herrumbre o gris; el pelo es espeso y opaco. La cabeza angosta, el hocico largo y móvil; la nariz ligeramente dirigida hacia arriba, húmeda, negra; las mejillas a menudo entremezcladas de gris, el hocico marrón, con manchas pálidas prominentes usualmente arriba, abajo y atrás de los ojos; Las orejas pequeñas y redondeadas, con pelo blanco en el borde interior, marrón oscuro en la parte posterior y la base; los dientes caninos grandes, especialmente los inferiores.

La cola grande, bien peluda y agudamente afinada en la punta, marrón negruzco con anillos color amarillo pálido brillante o tenue amarillo apagado, o marrón, a menudo llevada en posición vertical. Garganta y mentón entremezclados de blanco, la parte ventral blancuzca a amarillo apagado intenso. Pies marrón oscuro excepto en individuos naranja, los delanteros con garras largas y los traseros con uñas fuertes y curvadas. Los jóvenes tienen una coloración más oscura que los adultos, con manchas más tenues.

Actividad

Pasa gran parte de su tiempo sobre los árboles, pero muchas de sus actividades las realiza sobre el suelo firme. En la tierra se desplaza con las cuatro patas y apoya toda la planta del pie. Se mueve con rapidez y olfatea constantemente mientras mantiene la cola levantada.

Entre las ramas, el coatí se desplaza con soltura, pudiendo incluso galopar sobre ellas si el grosor es considerable. La larga cola le sirve para mantener el equilibrio y si resbala la enrolla rápidamente en algún apoyo, evitando caer.

No tienen la costumbre de almacenar comida, sino que aprovechan lo disponible, diversificando la dieta cuando es necesario. Pueden obtener su alimento en los árboles pero más comúnmente lo localizan en sus desplazamientos por tierra, mientras hociquean entre el follaje.

Las hembras y juveniles de ambos sexos llevan vida social, agrupados en bandas de individuos emparentados: una madre con sus hijos es la unidad básica del grupo, y las restantes hembras son hermanas o primas de la primera.

Las bandas desarrollan sus actividades durante el día; consisten principalmente en la búsqueda del alimento, y siempre uno de los miembros cumple la función de vigía que ante el menor peligro advierte a los demás, quienes se dividen en grupos y se encaraman con rapidez en árboles de baja altura. Al llegar la noche, se refugian todos en lo alto de los árboles donde constituyen sus dormideros. Los machos adultos llevan, en cambio una vida solitaria y son de hábitos crepusculares y nocturnos.

Comportamiento

Diurno, terrestre y arborícola; solitario, y en grupos de hasta 30. El coatí puede ser visto alimentándose de frutos en lo alto de un dosel, o buscando animales presa en el suelo del bosque introduciendo su larga nariz en grietas, dando vuelta rocas o despedazando troncos muertos con sus garras. El macho es muchas veces solitario, pero la hembra y los jóvenes se desplazan formando tropas; a menudo son vistos como un grupo de colas verticales cuyas puntas se mecen en los arbustos. Cuando un coatí detecta el peligro y da alarma, todos trepan a la rama de un árbol a mirar. Momentos después se dejan caer para dispersarse por el bosque. De noche duerme en las copas de los árboles. La hembra deja el grupo cuando pare las crías y las mantiene en un nido en un árbol. Se encuentra en hábitat boscoso desde bosques húmedos y bosques de galerías hasta chaco, cerrado y matorrales secos. Es un animal muy sociable, diurno y viven en grupos compuestos por hasta 25 hembras que suelen estar emparentadas entre ellas. Un macho soltero podrá unirse al grupo únicamente en la época de apareamiento durante enero a marzo.

El resto del año, los machos destacan por vivir solos y competir por los grupos de hembras. Estas competencias llegan bastante lejos, ya que las agresivas peleas suelen acabar con heridas serias.

Como última recomendación, se aconseja que cuando vea un coatí, guarde la comida… o desaparecerá.

Reproducción

Los coatíes no son animales migratorios; tanto las bandas como los machos solitarios se mueven siempre dentro de un territorio que constituye su hogar estable.

Las bandas son lideradas por las hembras adultas (incluso cuando los machos adultos conviven en el grupo), que se ocupan del cuidado de los más jóvenes y establecen los lugares en los que todos dormirán.

El celo se produce en el coatí de nuestro país entre los meses de octubre y febrero. Los machos solitarios se incorporan a los grupos y muestran un notable aumento de agresividad hacia otros machos adultos, pero son fraternales con los subadultos y los jóvenes.

Después de haber realizado los ritos de reconocimiento mutuo, la pareja de coatíes esta lista para proceder al acoplamiento, que se realiza en tierra firme.

El periodo de gestación dura aproximadamente 65 días. Da a luz una sola vez al año entre los meses de marzo y abril.

Las camadas están compuestas por una a seis crías. La madre las oculta en refugios que encuentra en troncos huecos, entre las raíces de un árbol corpulento o entre matorrales bien espesos.

A los dos meses la dentadura de leche de las crías es completa y unas semanas más tarde, la madre y sus crías se incorporarán a la banda.

Alimentación

El coatí es omnívoro; consume alimentos de origen vegetal y animal en proporciones variables según la época del año. Integran su dieta frutos, insectos adultos y sus larvas, cangrejos, caracoles y pequeños vertebrados (ranas, víboras, aves y mamíferos de reducidas dimensiones). Sus principales depredadores naturales son los felinos (puma, yaguareté, ocelote y yaguarundí), las aves rapaces y las boas.

Futuro

La diversidad alimentarla del coatí le permite cumplir una importante función en las cadenas tróficas locales. No es depredador de roedores considerados perjudiciales por el hombre pero consume gran cantidad de ofidios e insectos. La presencia del hombre pone en peligro a estos animales, por la actividad económica qué modifica el hábitat haciendo muchas veces desaparecer los montes.

Fuentes