Saltar a: navegación, buscar

Cormo

Cormo
Información sobre la plantilla
Cormo de gladiolo1.jpeg
Concepto:Es una estructura sólida, de tallo, con nudos y entrenudos marcados y evidentes.

Cormo. Es la base hinchada de un vástago de tallo, envuelto por hojas secas de escamas. Es una estructura sólida, de tallo, con nudos y entrenudos marcados y evidentes. El grueso del cormo consiste en tejido de reserva formado por células de parénquima.

Estructura

En el cormo maduro, las bases secas de las hojas persisten en cada uno de esos nudos y envuelven el cormo. Esta cubierta conocida como túnica, lo protege de lesiones y contra la pérdida de agua. En el ápice del cormo hay una yema vegetativa terminal, la cual se desarrollará para formar las hojas y el ramo florífero. En cada uno de los nudos se producen yemas axilares.

En un cormo grande, varias yemas superiores pueden desarrollarse en ramos florales, pero el crecimiento de aquellas yemas cercanas a la base del cormo es generalmente inhibido. Sin embargo, si algo impide que crezcan las yemas principales, estas yemas laterales pueden producir un brote.

En un cormo se producen dos tipos de raíces: de la base el cormo viejo se forma un sistema radical fibroso y de la base del nuevo cormo se forma un sistema de raíces carnosas y engrosadas.

Desarrollo

Gladiolos de diversos colores1.jpeg Los gladiolos y los crocus son plantas cormosas típicas.

El gladiolo es una planta de semirrústica a tierna, que en áreas con inviernos severos se debe almacenar en el invierno y plantarse de nuevo en primavera. En la época de plantación el cormo es una estructura vegetativa. De la base del cormo se forman nuevas raíces y una o más de las yemas principian a desarrollar hojas.

La diferenciación de la inflorescencia se efectúa en el término de unas cuantas semanas después de que la yema principia a crecer.

Al mismo tiempo la base del brote axial se engruesa y encima del cormo viejo se empieza a formar un nuevo cormo para el año siguiente. De la base del nuevo cormo se desarrollan estructuras semejantes a [Raíz|raíces]] que llevan en su ápice cormos en miniatura o cormillos.

El nuevo cormo sigue agrandándose y el cormo viejo se chupa y se desintegra a medida que su contenido se utiliza para la producción de la flor.

Después de la floración, el follaje continúa manufacturando materiales nutrientes, los que son almacenados en el nuevo cormo. Al fin del verano, cuando se seca el follaje, ya hay uno o más nuevos cormos y tal vez un número mayor de cormillos. Los cormos se sacan y se almacenan durante el invierno hasta su plantación en la siguiente primavera.

Propagación

Cormos nuevos. La propagación de plantas carnosas se hace principalmente por medio del incremento natural de nuevos cormos.

En los cormos como en los bulbos, la producción floral depende de los materiales nutrientes almacenados en el cormo en la estación previa, particularmente en el periodo que sigue a la floración.

En los gladiolos, las noches frías y los periodos largos de crecimiento son favorables para la producción de cormos muy grandes. La fertilización y las buenas prácticas de manejo durante la floración, tendrán su mayor efecto en las flores del año siguiente.

División del cormo

Los cormos grandes pueden ser divididos en secciones, reteniendo una yema en cada sección. Cada sección deberá formar un nuevo cormo. Los segmentos se deberán espolvorear con un fungicida debido a las grandes probabilidades de pudrición de las superficies expuestas.

Tratamiento para obtener nuevos cormos

Las plantas se dejan en el terreno hasta 2 meses después de que han floreado o hasta que las matan las heladas.

Después de extraídas, las plantas se colocan en charolas con fondo de malla o rejilla arreglado de modo que permita la circulación del aire entre ellos y se curan a temperaturas de 350 C y a una humedad relativa de 80 a 85%.

De esta forma, los nuevos cormos, los cormos viejos, los cormillos y las partes superiores, pueden ser separadas con facilidad.

Los cormos se clasifican de acuerdo con su tamaño, se escogen para eliminar los enfermos, se tratan con un fungicida y se vuelven a colocar a una temperatura cálida por una semana más.

Cormillos

Son cormos en miniatura que se desarrollan entre el cormo viejo y los cormos nuevos. Se requiere un crecimiento de uno o dos años para que alcancen tamaño florífero.

Con la plantación superficial de cormos, a solo unos cuantos centímetros de profundidad, se obtiene una mayor producción de cormillos; aumentando la profundidad de siembra, la producción de cormillos disminuye.

Los cormillos se separan del cormo madre y se almacenan durante el invierno para plantarlos en primavera.

Los cormillos secos se vuelven muy maduros y pueden germinar con lentitud en la primavera siguiente, pero si se les almacena a una temperatura de alrededor de 4.40 C en musgo turboso, ligeramente húmedo, se mantendrán henchidos y en buenas condiciones.

Para apresurar su crecimiento se remojan los cormillos secos en agua caliente por 2 a 5 días antes de plantarlos.

Tratamiento para los cormillos

Por medio de tratamiento con agua caliente se pueden producir cormillos libres de enfermedades. El tratamiento debe hacerse entre los 2 a 4 meses después de haberlos sacado. Se remojan en agua a temperatura ambiente durante 2 días; se colocan luego por 4 horas en una solución de 1:200 de formaldehído comercial al 37% y después se sumergen en un baño de agua a 57.20 C por 30 min. El baño deberá ser mantenido ½0 C de más o de menos.

Al término del tratamiento, se enfrían con rapidez los cormillos, se les seca de inmediato y se almacenan a 4.40 C en un lugar limpio y bien ventilado. En ese tiempo también es deseable tratar los cormillos con algún fungicida.

Plantación de los cormillos

Los cormillos se plantan en el campo en surcos, a una profundidad de alrededor de 5 cm, en la misma forma en que se siembran semillas grandes.

En la primera estación solo producen un follaje de aspecto de zacate. El cormillo no aumenta de tamaño, pero produce un nuevo cormo en la base del eje del tallo.

Al final de la primera estación de crecimiento se remueven las camas y los cormos se separan por tamaños. Unos cuantos cormos pueden haber alcanzado tamaño florífero, pero la mayoría necesitará un año más de crecimiento.

Fuentes


Enlaces externos

http/:www.cesam.villaclara.cu Instructivo técnico Malanga