Saltar a: navegación, buscar

Criptococosis cerebral

Criptococosis Cerebral
Información sobre la plantilla
Criptococo 4to v.JPG
Concepto:Infecciones causada por un hongo realcionadas con SIDA

Criptococosis cerebral. La criptococosis es una afección causada por un hongo levaduriform (Criptoccocus noeformans), que presumiblemente se adquiere por inhalación del hongo hasta el pulmón, si bien la alteración pulmonar tiende a la resolución espontánea y suele ser asintomática; pero una vez diseminada silenciosamente a través del torrente sanguíneo hasta el cerebro, provoca conglomerados decriptococos en zonas perivasculares de la sustancia gris cortical, ganglios basales y, en menor grado, en otros sitios del sistema nervioso central.

La mayoría de los enfermos presentan meningoencefalitis al realizar el diagnóstico; forma de infección mortal si no reciben tratamiento específico y cuya muerte puede producirse en cualquier momento, desde semanas hasta varios años después de experimentar los síntomas. Las primeras manifestaciones son: cefalea, náuseas, marcha tambaleante, demencia, irritabilidad, confusión y visión borrosa, acompañados de fiebre y la rigidez de la nuca, que a veces pueden ser leves, pero nunca están ausentes.

Diagnóstico

El diagnóstico de meningoencefalitis criptococócica se establece por punción lumbar, que es la única prueba de marcada utilidad en estos casos. Una preparación con tinta china del sedimento del líquido cefalorraquídeo centrifugado descubre levaduras encapsuladas en la mitad de los afectados; y aunque hay manifestaciones que pueden confundirse con criptococosis, es una entidad poco frecuente en este medio, escasamente documentada y con pronóstico extremadamente reservado.

En la descripción de este caso se evaluó fundamentalmente la ruta crítica del proceso de atención de enfermería, lo cual permitió mejorar la autoestima del paciente, así como brindarle el apoyo requerido desde los puntos de vista físico y psicológico. Para ejecutar este trabajo se hizo una revisión retrospectiva de la historia clínica de un paciente con criptococosis cerebral, ingresado en el Sanatorio del SIDA "El Caguayo" de Santiago de Cuba en el 2001; primer caso diagnosticado en la provincia. De su expediente se extrajeron los datos evolutivos durante el tiempo que fue tratado, así como el resultado de las investigaciones realizadas y los cuidados de enfermería que recibió en la institución.

Caso clínico

Paciente de la raza negra, sexo masculino, 32 años de edad, cubano y residente en la provincia de Santiago de Cuba, con antecedentes de ser seropositivo del VIH / SIDA desde 1990. Su primer síntoma consistió en un cuadro de cefalea (que se mantuvo durante toda su evolución); pero 10 días después apareció irritabilidad, que fue incrementándose paulatinamente, acompañada de náuseas e incluso vómitos en ocasiones, marcha tambaleante, fotofobia, confusión mental y visión borrosa.

Examen físico: mucosas normocoloreadas y húmedas, con tejido celular subcutáneo no infiltrado.

Aparato respiratorio: murmullo vesicular normal, sin estertores, y con una frecuencia respiratoria de 20 resp? por minuto.

Aparato cardiovascular: ruidos cardíacos rítmicos y audibles, bien golpeados, con ausencia de soplos.

  • Tensión arterial: 130/90 mmHg.
  • Abdomen: Blando, depresible, no doloroso y sin visceromegalia.
  • Sistema nervioso central: A los 14 días de evolución presentó una marcha tambaleante y moderada rigidez de la nuca.

Exámenes complementarios

Con la aplicación del proceso de atención de enfermería se profundizó en la asistencia dirigida al alivio del dolor y mejoramiento del estado general del paciente. La labor de enfermería en pacientes con afecciones neurológicas reviste gran importancia, pues estas provocan verdaderas molestias a quienes las padecen, dadas por: cefalea mantenida, irritabilidad, náuseas, vómitos, visión borrosa y fotofobia, que repercuten mucho más en los afectados por VIH / SIDA, pues además de su una enfermedad de base, letal hasta la fecha, presentan inestabilidad física y emocional. En el caso que nos ocupa, se identificaron varios diagnósticos de enfermería:

  • Dolor relacionado con la afección neurológica por invasión micótica.
  • Alteración de la perfusión cerebral relacionada con interrupción del flujo venoso en el cerebro.
  • Ansiedad en consonancia con su estado de salud.
  • Acentuada reducción de la movilidad física por disminución de la fuerza y resistencia.
  • Dificultad para el autocuidado, atribuible a la afectación perceptual o cognitiva.
  • Deterioro de la interacción social por trastornos del autoconcepto.

Cuidados de Enfermería

  • Vigilar frecuentemente las características del dolor (modo de comienzo, intensidad, irradiación).
  • Observar las perturbaciones de la conciencia.
  • Brindar apoyo psicológico para aminorar su ansiedad y lograr su cooperación.
  • Proporcionar un ambiente seguro para mejorar su confort.
  • Ayudar a que realice sus necesidades en un clima armónico y protegido.

Brindar educación sanitaria para:

  • Orientar sobre las peculiaridades de su enfermedad y hospitalización.
  • Enfatizar en la importancia de su cooperación con el equipo de salud.

Reacción ante el dolor

Se producen manifestaciones fisiológicas y conductuales, pues su alivio no depende siempre del empleo de medicamentos, dado que muchas veces bastan para lograrlo algunas medidas de enfermería como cambiar de posición al paciente, arreglar su cama, mejorar el confort o ayudarle a dominar su ansiedad.

Medidas para eliminar o disminuir el dolor

En este paciente se diagnosticó como causa del dolor el estrés situacional por comportamiento nocivo ante su situación de salud, con grave afección de su sistema inmunológico, no obstante lo cual se logró que aceptara su condición real y desempeñara el papel que le correspondía, a pesar de que esta entidad causa un daño cerebral importante, con pronóstico reservado a corto plazo, y de que el enfermo cree que va a morir cuando presenta dolor o cualquier otro síntoma, por cuanto son experiencias negativas que han adquirido durante el transcurso de su enfermedad. Es por ello que la asistencia de enfermería desde el punto de vista psicológico es de suma importancia para conseguir que el afectado adquiera confianza en sí mismo, razón por la cual conviene mucho elogiar su resistencia ante el dolor y hacerle sentir que domina correctamente tal manifestación en ese momento específico.

También se valoraron situaciones y conflictos como ansiedad, temor, irritabilidad, depresión y trastornos del autoconcepto, los cuales obstaculizaban la acción directa del equipo de salud, tales como: incumplir el régimen de consultas establecidas, pues ello repercutía negativamente sobre el seguimiento y diagnóstico precoz de cualquier desajuste orgánico y psíquico; rehusar a su responsabilidad del autocuidado, intentar dirigir inadecuadamente su propio tratamiento y plan dietético, así como no cooperar en el interrogatorio del personal de enfermería, con fines diagnósticos.

En este caso se logró que a pesar de la poca información y cooperación por parte de él, utilizando otras formas y fuentes para la obtención de datos a través de sus familiares se pudo establecer un diagnóstico oportuno y desarrollar acciones dirigidas a mejorar su autoestima. De igual forma se entabló una relación de confianza enfermero/paciente, que le permitió reconocer el empeño del equipo por mejorar su estado de salud, calibrar la trascendencia de su colaboración en busca de diagnósticos y soluciones, así como admitir la validez de la ayuda de los demás, que además de estimularle, le apoyarían en cuanto a evitar futuras complicaciones.

Fuentes