Dassault Mirage F1

De EcuRed
Dassault Mirage F-1
Información sobre la plantilla


Historia de producción
FabricanteDassault Aviation
N.º construidos770
Historia de servicio
Primer vuelo23 de diciembre de 1966
Introducido1973
Retiradodécada de los 90 (en Sudáfrica)
EstadoEn servicio
Usuarios
principales
la Armee del Air. Francia
Ejército del aire español; Real Fuerza Aérea Marroquí, FA de Ecuador, SAAF sudafricana

Dassault Mirage F-1. Caza ligero monomotor de tercera generación, designado como polivalente y superioridad aérea, diseñado y fabricado en número de 770 unidades en Francia, han sido sus usuarios más de una docena de países y aún hoy presta servicio en unas siete naciones. Entró en combate en varios escenarios y fue la aeronave más avanzada que el SAAF enfrentó a las FAR durante el conflicto angolano.

Contenido

Diseño y fabricación

El ejército francés acorde a la tendencia que se venía gestando en los diseños aéreos de las principales potencias, de poner en servicio de sus fuerzas aéreas cazas ligeros y pesados con misiones bien definidas, liberó en 1964 unos requerimientos operativos para dos nuevas aeronaves que vendrían a sustituir al Mirage III, el caza frontal de la Armee del Air. Las primeras especificaciones hacían referencia a un avión clasificado como F2 que debía tener capacidad de realizar penetraciones profundas a baja cota portando armamento nuclear y el F1 que debería ser un interceptor ligero todo tiempo.

La falta de fondos obligó a cancelar el programa del Mirage F2 y sus misiones siguieron destinadas a los Mirage IV hasta que estos fueron sustituidos por los Mirage 2000N en el 2005. Por su parte el programa Mirage F1 en los que el ejército francés igualmente perdió interés, estuvo a punto de sufrir la misma suerte, pero Dassault estuvo muy interesado en experimentar con un nuevo diseño y lanzó el primer prototipo fabricado gracias a sus propios fondos; este abandonaba la tradicional ala delta del Mirage III, buscando mejores prestaciones en cuanto a aterrizajes y despegues más cortos así como ganar en maniobrabilidad, característica distintiva de los cazas de tercera generación.

Para la construcción del prototipo se aprovechó la base de diseño del F2 siendo el F1 básicamente un F2 monomotor y monoplaza. El primer prototipo vuela por primera vez el 23 de diciembre de 1966 y en su cuarto vuelo el 7 de enero supera el Mach 1. Ese prototipo a pesar que se perdería en un accidente el 18 de mayo del mismo año logra captar de nuevo el interés del ejército francés, que encarga a la firma tres nuevos prototipos y una prueba de fuselaje. El programa de pruebas finaliza en 1969 con las conclusiones de que el Mirage F1 era superior al modelo en servicio, o sea al Mirage III y por tanto se aprueba su fabricación en serie para sustituir aquel, el modelo llevaba un 43 % más de combustible que su predecesor además de ser más potente, mucho más maniobrable y necesitar menor carrera de despegue y aterrizaje.

Las entregas de los primeros 83 Mirage F1 del tipo básico, denominado Mirage F1C tuvieron lugar en mayo de 1973 y dos años más tarde participa junto al F-16 norteamericano y el SAAB sueco en una licitación de varios países europeos, que buscaban un nuevo caza para modernizar sus fuerzas aéreas, licitación que gana el F-16 y arma cierto revuelo en Francia ya que Dassault acusa a General Dinamics de utilizar sobornos y otros procedimientos sucios para hacerse de la misma; en la realidad hoy a la distancia de muchos años se puede evaluar la decisión como acertada para los países que optaron por el modelo norteamericano, pues este demostró ser superior en casi todos los aspectos durante los múltiples conflictos en que ambos han estado comprometidos.

Características técnicas generales

  • Tripulación: 1 / 2
  • Longitud: 15.3 m
  • Envergadura: 8.4 m
  • Altura: 4.15 m
  • Superficie alar: -
  • Peso en vacío: 7.400 kg
  • Peso máximo al despegue: 14.900 kg
  • Motor: 1 SNECMA Atar 9-50K con 11.023 libras de empuje en postcombustión
  • Velocidad máxima: Mach 2.2 a altas cotas
  • Radio de acción: 420 kms
  • Alcance en ferry: 3.300 kms
  • Techo de servicio: 20.000 m

Armamento

  • Dos cañónes DEFA de 30 mm.
  • Varios puntos para mísiles AA MATRA, Kukri, AIM-9 Sidewinder; mísiles AS Exocet; mísiles AT Armat, MATRA, etc., bombas dirigidas o de caída libra para junto a los cohetes llegar a un peso máximo de carga de 4.000 kgs.

Sistemas

Entre los sistemas estándar se destaca el radar Cyrano IV, monopulso operacional en banda I/J, en sus versiones básicas solo puede rastrear un blanco y es afectado con facilidad por las condiciones climáticas. El radar indica en un HUD el arma más conveniente para su uso y permite marcar el objetivo elegido, además permite indicar el tiempo de lanzamiento del misil y cuando la ventana de lanzamiento del mismo ha finalizado, cuenta asimismo con un ordenador central M182VR de la Dassault Electronique. En los aparatos modernizados se ha instalado un telémetro láser para mejorar las capacidades aire-tierra, más una amplia gama de dispositivos externos en barquillas (radar de alerta temprana, designadores láser, etc.

Versiones

Un Mirage F1B en vuelo
Un Mirage F1B en vuelo
  • Mirage F1C: Modelo básico para la Armee del Air, equipada con el radar Cyrano cumplía funciones de interceptor todotiempo, equipado inicialmente con misiles Matra R550 Magic. Fue la versión que con ligeras modificaciones fue exportada a varios países tales como Grecia, Jordania, Kuwait, Marruecos, Sudáfrica y España.
  • Mirage F1B: Versión biplaza de entrenamiento del F1C y exportada a todos los países junto al F1C excepto Grecia.
  • Mirage F1A: Versión a pedido del SAAF (fuerza aérea sudafricana) simplificada y optimizada para el ataque terrestre diurno, con una proa más estilizada debido a la retirada del radar Cyrano IVM, en su lugar fue montado un radar telemétrico ESD Aïda 2, un radar Doppler y una sonda de repostaje retráctil. A pesar de ser este de coste relativamente bajo no tuvo demasiado éxito. Solo se vendieron 32 ejemplares a Sudáfrica y 16 a Libia.
  • Mirage F1E: Versión derivada del estándar F1C pero con equipamiento modernizado tales como ordenador de datos Croucet, Head-up display (HUD) nuevo, controles digitales de armamento etc. Fue exportado a España, Ecuador, Irak (El mayor usuario del F.1 después de Francia), Jordania, Libia, Marruecos y Qatar, cada uno con diferentes equipos según los requerimientos del cliente.
  • Mirage F1D: Versión de exportación del biplaza F1B con los asientos eyectables 0-0 que equipan al F1E.
  • Mirage F1CR: Versión de reconocimiento con una unidad de barrido lineal infrarrojo SCM 2400 Super Cyclope SAT, un radar Cyrano IVMR para el reconocimiento del terreno y dos cámaras panorámicas de 75 y 150mm, cuenta además con alguna capacidad de ataque.
  • Mirage F1CT y su derivada F1M: Versión de caza y apoyo terrestre cercano en servicio de la Armee del Air, con un radar Cyrano IVMR, una nueva plataforma inercial, HUD modernizado, un nuevo telémetro láser y asientos eyectables de nuevo tipo.

Currículo

Con el Armeee del Air los F1 tuvieron su primer despliegue combativo en 1984 durante la Operación Manta en Chad, cuando los franceses dieron apoyo aéreos al gobierno contra los rebeldes pro libios; en 1986 regresan a Chad como parte de la Operación Epervier, en función de escolta de los aviones de apoyo cercano Jaguars durante el ataque aéreo contra la base aérea de Libia en Ouadi Doum, el 16 de febrero. Participaron en la guerra del Golfo desde ambos bandos y durante el conflicto de los Balcanes diez Mirage F1CT de la escuadrilla Normandie Niemen fueron destinados a la base de Istrana en mayo y junio de 1999 para operar bajo mando de la OTAN. Más recientemente, en octubre de 2007, fueron desplegados tres Mirage F1s en la base aérea de Kandahar, realizando misiones de apoyo aéreo táctico y de reconocimiento con las fuerzas de la OTAN en el sur de Afganistán.

  • Ecuador

A mediados de los 70´s, Ecuador decide la compra de los Mirage F1. La versión adquirida fue una modificación del F1E cuyas entregas comenzaron en 1978 y finalizaron en 1980, justo con las primeras escaramuzas aéreas con el vecino Perú. Así el primer usuario que utilizó en combate los Mirage F1 fue la FA de Ecuador durante el breve conflicto fronterizo y aunque no se reclaman victorias si realizaron algunas intercepciones que repelieron intrusiones de aeronaves peruanas. En 1995 vuelven a verse las caras pilotos de ambos países y el 10 de febrero pilotos ecuatorianos derriban a dos SU-22 de la fuerza aérea peruana mediante misiles Matra Magic II.

Iraq fue el mayor usuario después de la propia Francia, del F1, y los empleó intensivamente para atacar el tráfico naval durante este conflicto así como contra la FA de Irán, llegando a derribarles hasta un F-14. En marzo de 1987 en pleno conflicto con Irán un Mirage F-1 iraquí confunde la fragata estadounidense USS Stark que protege el tráfico petrolero de naciones no beligerantes en el golfo Pérsico con un petrolero iraní disparándole dos misiles Exocet AM39 desde una distancia aproximada de 20 kilómetros, los misiles no logran ser detectado a tiempo lo cual le causa graves daños a la fragata y provocan la muerte de 37 tripulantes.

  • África

En 1975 Sudáfrica hace un pedido a Francia que entrega 32 F1AZ y 16 F1CZ, los cuales alista inmediatamente para la guerra que llevaba a cabo contra los guerrilleros Namibios, y encubiertamente contra el legítimo gobierno angolano, aunque en el sur de ese país las acciones del SAAF de ataque a la SWAPO fueron mayoritariamente asignadas a los Impala Mk2 las acciones más profundas fueron realizadas por los F1, muchas de ellas con características genocidas como el bombardeo al campamento Namibio de Cassinga el 4 de mayo de 1978 donde perdieron la vida más de seiscientos refugiados, casi todos mujeres y niños; en marzo de 1979 los mirages atacan la escuela de Novo Catengue ubicada a 48 kilómetros de Benguela donde se entrenaban combatientes del ANC y en septiembre de ese mismo año atacan el Centro de Entrenamiento de Lubango donde se entrenaban miles de efectivos de la SWAPO igualmente en la profundidad angolana.

Un F1AZ sudafricano mostrando la configuración de camuflaje del SAAF, obsérvese como los colores superiores se corresponden con la característica del terreno
Un F1AZ sudafricano mostrando la configuración de camuflaje del SAAF, obsérvese como los colores superiores se corresponden con la característica del terreno

En agosto de 1981 hay una escalada en las agresiones sudafricanas que aprovechando su predominio aéreo en el sur -ya que la aviación cubana no tenía radio operacional para alcanzar dicha zona-, y mediante reiterados ataques a las unidades de las FAPLA destacadas en el Cunene las obliga a replegarse más al norte. El primer combate aéreo de la guerra entre aeronaves del SAAF y la FAR fue planificado en detalle por los mandos sudafricanos, el 6 de noviembre de 1981 los radares cubanos detectan dos Mirages F1CZ, que penetran en Angola y volaba directo a la base aérea de Lubango. La pareja de guardia de MiG-21MF, despega a su encuentro buscando interceptarlos y cuando los MiG se disponen a disparar sus misiles en las colas de los Mirages, éstos inician maniobras evasivas perdiendo altura, en ese momento se aparecen tras los dos 21MF otra pareja de F1CZ emboscados a baja altura fuera de la detección de los radares, y abren fuego de cañón por sorpresa. El MiG-21MF del teniente Danacio Valdés que ejercía como número es dañado por las ráfagas de 30 mm del mayor Johann Rankin, y tiene que catapultarse, mientras que el otro sale ileso y aterriza en Lubango, por su parte los cuatro Mirages se retiran hacia Sudáfrica. Esta fue la única pérdida en combate aéreo en toda la historia de la aviación cubana, pues en el otro único encuentro entre MiG-21 y F1CZ ninguna de las partes tiene éxito y pese a que el SAAF otorgó a bombo y platillo otra victoria inexistente a su fuerza, se cuidó muy bien de no comprometerse en combates aéreos sobre Angola dedicándose a poner emboscadas tal y como la del suceso o cuando Cangamba, pero la Fuerza Aérea cubana no volvió a caer más en ninguna.

En 1983 el SADF y la UNITA ejecutan un ataque contra Cangamba, un poblado de apenas ocho mil habitantes ubicado en el centro del municipio de Luachaze, provincia Moxico, y donde se encontraban 82 cubanos como asesores de tres BIL angolanas incompletas; la resistencia férrea de los defensores hace que los agresores sufran un importante número de bajas sin que lograran sus objetivos aniquilar a los cubanos o tomarlos prisioneros para utilizarlos como propaganda y se vean obligados a retirarse sin haber tomado el poblado; al concluir los combates Fidel con gran previsión observa que la posición no cumplía ninguna función estratégica y era muy difícil de mantener logísticamente una fuerza allí dado la distancia, por tanto ordena evacuar los combatientes cubanos, mientras las FAPLA aconsejados por la asesoría soviética deciden mantener sus fuerzas allí. Dos días después de que el último cubano abandonara el poblado, F1, Impalas y Camberras realizan un violento raid atacando al personal angolano propinándoles numerosas bajas. A finales de ese mismo año los F1 del SAAF atacan tres brigadas angolanas al sur del paralelo 15, después de una semana de castigo la brigada desplegada en Cuvelai pierde la disposición combativa y es necesario retirarlas más al norte, consejo dado hacía tiempo por los mandos cubanos que no tenían posibilidades de darle cobertura aérea.

A partir de los acontecimientos de Cuito Cuanavale en 1987, la situación aérea cambia, pues el avance de los sudafricanos es tan profundo que se ponen al alcance de la aviación de la base aérea de Menongue donde para desgracia de los F1 han sido destacados MiG-23ML de las FAR. El 10 de septiembre de 1987, cuatro Mirage F-1CZ del 3er escuadrón procedentes de Rundu penetran 230 km en el interior de Angola para interceptar ocho MIG-23ML en misión de bombarderos, su escolta dos MIG-23ML los enfrentan y los F1 rompen el combate antes de que se obtuvieran resultados por algún bando pero permitiendo con ello continuar los bombarderos contra las fuerzas del SADF.


El 27 del mismo mes una fuerza de cuatro Mirages es lanzada para enfrentarse a un grupo de MIG-23 que se encontraban atacando a fuerzas terrestres surafricanas en el interior de Angola. Los MIG-23ML de escolta viran a encarar a los F-1CZ, lanzando el MiG del Mayor Ley Rivas al menos un misil R-60MK que explotó cerca de la cola del F-1CZ, SAAF-206 pilotado por el Capitán Arthur Piercy, dañándolo de forma grave, mientras el otro Mirage pilotado por el Comandante Carlo Galeano, lanza un MATRA R550 contra uno de los MIG pero sin resultado antes de romper el combate y huir con su compañero que se retiraba dañado hacia el sur. Seriamente alcanzado, el Mirage de Piercy se salió de la pista durante el aterrizaje rompiendo el tren de aterrizaje y causando el disparo involuntario del asiento eyectable Martín-Baker RM-4 fuera de parámetros, causando una severa lesión de columna al Capitán Piercy, que desde entonces vive confinado a una silla de ruedas.

El día 25 de febrero del 1988 se produce otra interceptación aérea cuando el MiG-23ML del primer teniente Eladio Ávila enfrenta a dos F1CZ que rompen el combate y son perseguidos por este, pero tiene que regresar al quedarse sin combustible, no obstante cumple su objetivo al poner en fuga a aquellos que no pueden darle cobertura a sus tropas ante los bombardeos cubanos. También el 25 el MiG-23ML, del capitán Orlando Carbó enfrenta una emboscada de tres Mirages pero sin consecuencias para ningún bando, retirándose los F-1 luego de haber fallado sus cohetes e incumplido su misión de derribar un avión cubano.

Según el TsAGI los derribos de F-1 surafricanos por los MiG-23 de las FAR fueron de más de 5 aeronaves, pero fueron ocultados y camuflados por el mando del SAAF como accidentes y por tanto no fueron confirmados, no obstante la cautela con que comprometían sus medios e incluso su desaparición casi absoluta de los teatros de operaciones desprotegiendo sus propias tropas, dan una valoración de que el respeto que sentían por la aviación cubana se debió casi con seguridad a más de un solo derribo confirmado por ellos.

El currículo de los F1 durante la guerra en el sur angolano puede resumirse de la siguiente forma: contribución a la supremacía aérea del SAAF desde finales de la década del 70 hasta 1987, cuando las aeronaves cubanas ganan la superioridad aérea. Una victoria contra un MiG-21MF y una derrota contra un MiG-23ML, existen otras reclamaciones de pilotos de las FAR pero sin ser confirmadas por los sudafricanos. Además el día 20 de febrero de 1988 una instalación ZCU-23-4 cubana en la región del Cuatir derriba al Mirage F1AZ, SAAF-245 pilotado por el mayor Edward R. Every el cual perece en la acción.

Actualidad

Concluida la guerra de la frontera para Sudáfrica, a inicios de la década de los noventa está intenta en cooperación con Rusia modernizar sus F1AZ y CZ, lo cual da una medida de la admiración que llegó a sentir hacia las aeronaves soviéticas, por lo que se comenzaron estudios para adaptarles el motor Klimov RD-33 del MiG-29 modificado, y capacidad para los misiles R-73E, pero más adelante todo el programa fue cancelado y los F1 de ambas versiones retirados del servicio.


Por su parte versiones F1M se mantienen en servicio en Francia y España, y F1EQ y BQ en Irán donde fueron a refugiarse una veintena cuando la invasión norteamericana y han sido modernizados por su industria, otros países de menor nivel los mantienen en inventario en sus FA, todos en África y claramente sus posibilidades están muy disminuidas ya acorde con las aeronaves de cuarta y cuarta y media generación, en servicio en las principales potencias del mundo, situación vista actualmente en Libia que sigue siendo uno de sus usuarios y donde nada han podido hacer frente a los F/A-18, Mirages 2000 o los Eurofighter Typhoon que la bombardean a diario.

Véase además

Fuentes