Saltar a: navegación, buscar

Dassault Mirage IV

Dassault Mirage IV
Información sobre la plantilla
Dassault Mirage IV.jpg
Bombardero estratégico y avión de reconocimiento aéreo francés, diseñado por la Générale Aéronautique Marcel Dassault
Historia de producción
FabricanteDassault Aviation
Producción1963–1968
N.º construidos62
Desarrollo delDassault Mirage III
Historia de servicio
Primer vuelo17 de junio de 1959
Introducido1 de octubre de 1964
Retirado1996 variantes de bombardeo, 2005 variantes de reconocimiento
EstadoRetirado
UsuarioEjército del Aire Francés
Características Generales
Longitud23,50 m
Altura5,65 m
Envergadura11,84 m
Superficie alar56,5 m
Tripulación2 (piloto y navegador)
Peso vacío14.500 kg
Peso cargado31.600 kg
Peso máximo33.475 kg
Planta motriz2× turborreactores SNECMA Atar 9K-50.
Rendimiento
Velocidad de crucero900 km/h
Autonomía en ferry4.000 km (2.200 nm)
Radio de acción1.240 km (670 nm)
Techo de servicio20.000 m (66.000 ft)
Régimen de ascenso43,1 m/s (8.490 ft/min)
Carga alar405-429 kg/m²

Dassault Mirage IV. Fue un bombardero estratégico y avión de reconocimiento aéreo francés, diseñado por la Générale Aéronautique Marcel Dassault (actualmente Dassault Aviation) como respuesta a los requerimientos realizados por la República Francesa durante la mitad de los años 50 para la creación de la Force de frappe.

Entró a prestar servicio en el año 1964, convirtiéndose en la punta de lanza de la fuerza de disuasión nuclear francesa. Su carrera duró más de 40 años, cuando fue retirado del servicio en junio de 2005. Sus últimos 10 años desempeñó tareas de reconocimiento aéreo, al ser sustituido en la Force de frappe por el Dassault Mirage 2000N.

Historia

Génesis de la disuasión nuclear francesa durante la Cuarta República (1952-1958)

El 18 de octubre de 1945, el presidente del gobierno provisional de la República Francesa, Charles de Gaulle, crea mediante la ordenanza número 45-2563 el Commissariat à l'énergie atomique (CEA), con el objetivo, de aplicar la utilización de la energía atómica en los dominios de la ciencia, la industria y la defensa nacional.

En esta primera ordenanza se podía entrever el interés del Gobierno francés por el uso de la energía atómica para el uso militar, aunque el empleo de esta como armamento no se citaba explícitamente.

Estudios sobre la Bomba A (1952-1958)

La inestabilidad de los gobiernos de la Cuarta República no favorecen la creación de un plan a largo plazo con vistas de dotar a Francia de armamento nuclear. Sin embargo, el 20 de junio de 1952, el Presidente del Consejo de Ministros, Antoine Pinay y el Secretario de Estado de Finanzas, Félix Gaillard presentaron un proyecto de ley para la realización de un plan de desarrollo de la energía atómica (1952-1957), que tenía previsto la producción de una cantidad signigicativa de plutonio. Dentro del mismo gobierno, ciertas personas eran favorables al armamento nuclear, otras dudaban de la necesidad de tenerla, mientras que otras eran hostiles a que Francia tuviese este tipo de armamento.

Posteriormente, el 20 de mayo de 1954, el ministro de la Defensa nacional francés, René Pleven, consulta oficialmente a los Secretarios de Estado sobre el programa nuclear de defensa, y el 26 de octubre de 1954, el Presidente del Consejo de Ministros, Pierre Mendès France, firma un decreto para la institución de un Alto Comisionado para la aplicación militar de la energía atómica, completado el 4 de noviembre de 1954 por un decreto que establece un Comité sobre los explosivos nucleares.

Finalmente, el 20 de mayo de 1955, durante el segundo mandato gubernamental de Edgar Faure, el CEA, el Secretario de Estado de Finanzas y Asuntos Económicos Jean Gilbert-Jules y el Ministro de la Defensa Nacional y de las Fuerzas Armadas Pierre Kœnig, firman un acuerdo, poniendo así fin a los debates parlamentariores de la Cuarta República y deciden financiar la bomba A durante el periodo 1955-1957.

Incluso sin haberlo comunidado, Francia decidió en el año 1955 unirse al "club" poseedor de armas nucleares, y formar parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (EE. UU. en 1945, Unión Soviética que siguió sus pasos 1949 y Reino Unido en 1952). Otras decisiones fueron la confirmación de esta elección mediante:

A pesar de estas decisiones en favor de la construcción del arma nuclear, persiste el problema del vector.

Por otra parte, los Estados Unidos estaban entonces preocupados por la no proliferación nuclear en Europa. Según Yves Le Baut, anciano consejero militar del CEA y después director de la DAM, los Estados Unidos quieren "imponernos (a Francia) una limitación en la libre disposición de materiales nucleares, por tanto prohibirnos la construccion de armamento nuclear nacional".

Desarrollo

Por la urgente necesidad de poder responder un ataque, con un avión bombardero de alta velocidad, que pueda lanzar una bomba atómica como una represalia nuclear, contra la Unión Soviética en plena guerra fría, se financió la construcción de este sorprendente avión bombardero, que estaba adelantado a su época y es poco conocido en occidente.

El "avión de represalias" (1955-1958)

El 13 de julio de 1955, el Ministo de la Defensa Nacional y de las Fuerzas Armadas, Pierre Koening, aprovechando la derrota de Dien Bien Phu, zanjó de un modo ambiguo el debate entre misil y bombardero estratégico.

Solicitó al Secretario de Estado del Ejército del Aire, el inicio del estudio de un avión supersónico apto para volar a baja altitud y denominado pudicamente "avión de represalias". No obstante, los estudios solicitados el 4 de febrero de 1953 y luego el 22 de marzo de 1954 por el Servicio técnico de la aeronaútica (STAé) a los constructores, en lo referente a un interceptador ligero "de menos de 4 toneladas, capaz de ascender a 15.000 metros en 4 minutos, de volar estabilizado a Mach 1,3 para alcanzar por detrás a un aparato hostil, volando a Mach 1 y a una distancia de más de 25 km, de llevar un misil de 200 kg, de regresar a su base y esperar 5 minutos antes de posarse a menos de 180 km/h durante el aterrizaje". Son propuestos varios proyectos dotados del reactor SNECMA Atar 9:

El secreto consistió en organizar que el bombardero estratégico nuclear sea un desarrollo del futuro interceptador. Como cuenta Jean Cabrière, antiguo director técnico de GAMD, "el ingeniero en jefe (de la STAe) Dorlec, propone a los ingenieros de GAMD cuestiones que les dejan perplejos y que tienden hacia un avión cada vez con más combustible para alcanzar un mayor radio de acción, por tanto más grande y más pesado, en detrimento de las cualidades de agilidad que son las que se esperan de un buen caza". Desde "pequeñas indiscrepciones", hasta el anuncio por parte de la STAe bajo la dirección de Guy Mollet a mediados de octubre de 1956 de que el caza pesado estará equipado con una sola bomba de una tonelada de peso, de 5,5 metros de largo y con un diámetro de 65 cm, explican GAMD y SNCASO que las "reivindicaciones de los ingenieros del Estado tienden a definir un avión de bombardeo".

Diseño

Fue un avión bombardero supersónico pesado y bimotor, con diseño de alas en forma de ala delta, con un tren de aterrizaje alto y reforzado, para misiones de reconocimiento y con la capacidad, de transportar un arma nuclear, para responder a un ataque con armas nucleares contra Francia.

Equipado con dos grandes motores gemelos de turbina en el fuselaje central, con sistema de postcombustión de combustible y dos grandes toberas de ingreso de aire, a los costados del fuselaje central del avión, justo detrás de la cabina de mando biplaza, con el piloto y copiloto sentados en tándem, uno delante de otro; tiene un timón vertical grande y extendido sobre el fuselaje central, entre los motores gemelos; puede transportar 2 grandes tanques de combustible externo bajo sus alas y un pilón de carga de armas bajo el fuselaje central.

Equipado desde el inicio de su desarrollo, en la mesa de diseño, con un sistema de reabastecimiento aéreo de combustible tipo canasta y manguera flexible, para aumentar su alcance; tiene un sistema de frenado con paracaídas, para poder aterrizar en pistas cortas de aeropuertos comerciales y en bases aéreas militares, para aviones de combate convencionales de países aliados.

Es un avión bombardero de Ala Delta muy maniobrable, que puede despegar y aterrizar desde pistas cortas, ha recibido varias mejoras Up-grade durante toda su vida operativa, como la instalación de cohetes externos para el despegue, en la parte trasera bajo los motores, pero el combate contra otros aviones caza de combate no es su tarea, fue diseñado especialmente para responder a un ataque con armas nucleares, no se exportó a otros países por su función muy específica, y aunque su diseño es muy especializado, voló con éxito durante más de cuarenta años y fue reemplazado recientemente, solo por el nuevo caza de peso medio Dassault Rafale, en su versión de reconocimiento y ataque nuclear.

Debido a la aparición de nuevos misiles tácticos con mayor precisión, estos aviones bombarderos supersónicos de largo alcance quedaron obsoletos y no se continuó, con el desarrollo de nuevos modelos de producción en serie, debido a su función muy específica de atacar objetivos enemigos en caso de una guerra convencional o nuclear, pero recientemente, con los acuerdos de limitación de armas estratégicas START II entre Rusia y E.U. para desmantelar los misiles, se ha iniciado un nuevo programa de diseño y desarrollo, para la construcción de nuevos aviones bombarderos supersónicos de largo alcance, que volarán en el nuevo siglo y serán el nuevo surgimiento, de este tipo de aviones bombarderos en Ala Delta de diseño futurista, que lograron solucionar con éxito varios problemas de diseño y estaban adelantados a su época.

Aviónica

Desarrollos relacionados

Aeronaves similares

Fuentes

Bibliografía

  • (en español) Enciclopedia Ilustrada de la Aviación. Tomo 6 (2ª edición). Páginas 1319-1320. Barcelona: Editorial Delta, S.A.. 1984. ISBN 84-85822-60-9.
  • (en español) Enciclopedia Ilustrada de la Aviación. Tomo 12 (2ª edición). Página 2975-2976. Barcelona: Editorial Delta, S.A.. 1984. ISBN 84-7598-020-1.