Saltar a: navegación, buscar

Dragón de mar foliado

Dragón de mar foliado
Información sobre la plantilla
Dragondemarfoliado.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoPhycodurus eques
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Actinopterygii
Orden:Syngnathiformes
Familia:Syngnathidae
Hábitat:Habita en aguas templadas y poco profundas.

Dragón de mar foliado (Phycodurus eques). Es un pez marino emparentado con el caballito de mar. Recibe su nombre debido a su aspecto foliado, pues posee largas prolongaciones en forma de hoja que salen de todo su cuerpo, sirviéndole de camuflaje.

Hábitat

Es originario de las aguas que bañan las costas sur y oeste de Australia, en una franja de unos 14.000 km. de longitud y menos de 1 km. de anchura. Se encuentra en aguas templadas no más profundas de 20 metros aproximadamente.

Características

Presenta largas prolongaciones en forma de hoja que usa como camuflaje, y se propulsa mediante una aleta pectoral en el filo de su cuello y una aleta dorsal cercana al extremo de la cola. Estas pequeñas aletas son prácticamente transparentes y difíciles de ver, puesto que ondulan lo justo como para mover al animal suavemente, completando así el camuflaje de alga flotante.

Su técnica de camuflaje es excelente, no sólo por su aspecto de alga, sino porque también tiene la capacidad de mimetizarse con el exterior que le rodea, así como poder dirigir los ojos de forma independiente obteniendo un campo visual mayor. Cuando se sienten amenazados aumentan de tamaño, de forma que aparentemente simulan ser más grandes y agresivos. Su longitud suele ser de unos 45 centímetros, Puede llegar a medir hasta 50 centímetros de longitud.

Alimentación

Su alimentación se basa en plancton y algas, y otros pequeños organismos marinos. Debido a la composición de su dieta, estos animales poseen la capacidad de cambiar su color logrando mezclarse con el color del fondo del mar de la zona donde habitan y así mejorar, más si cabe, su camuflaje a vista de los demás.

Depredadores

Su único enemigo es el hombre, por capturarlo como animal exótico o bien por ser arrastrado en la pesca de otros peces. Desafortunadamente, se ha detectado una considerable desaparición, también provocada por la contaminación producida por el vertido de desechos industriales al mar.

En respuesta a estos peligros, la especie está oficialmente protegida por el gobierno australiano, que, sin embargo, permite la captura controlada de algunos ejemplares. Además, la creciente contaminación de los mares donde habita es otro riesgo para la conservación de la especie, que cuenta con la protección del gobierno de Australia. Es el emblema marino oficial del estado de Australia del Sur.

Reproducción

Como en el resto de Hipocampos, el macho será el encargado de cuidar y dar cobijo a la puesta. Para ello posee una bolsa en el abdomen, similar al marsupio de los canguros, donde la hembra deposita los huevos que el macho fecundará y transportará hasta su nacimiento 6 semanas más tarde.

Mientras el macho lleva la puesta, es normal que alguno de los huevos perezca. La descomposición del huevo provoca la formación de gas provocando serios problemas al macho para mantener su flotabilidad neutra y obligándolo a emerger donde puede ser una presa fácil para los depredadores. Como solución a este problema, la naturaleza ha provisto al macho de una matriz porosa vascularizada llamada parche de empollación. Si una de las crías muriese, esta membrana permite desprenderse del gas que se produce y salvar la vida del padre y sus pequeños vástagos.

Características morfológicas

Su aspecto tan elegante y a la vez ostentoso tiene un motivo y es el mimetismo. Su forma foliada con largas prolongaciones en forma de hoja que salen de todo su cuerpo y sus colores entre amarillentos y pardos le confieren al animal el aspecto de un vegetal que vaga a la deriva y por tanto, pasa desapercibido ante sus depredadores. Por si todos estos mecanismos no le fueran suficientes, el animal posee unos lóbulos en la piel que le ayudan a proporcionarle aún más el aspecto de alga.

Pero aunque parezca que se dedican simplemente a dejarse llevar con la calma del mar, estos animales se desplazan mediante el movimiento de una fina aleta pectoral que poseen a la altura del cuello y una aleta dorsal próxima al borde de su cola. Estas finas e invisibles aletas más que facilitar sus movimientos les sirve para dar ese aspecto de flotabilidad neutra de los animales, ayudando así a mejorar aún más su perfecto camuflaje.

Curiosidades

Sin duda, la naturaleza nos sorprende frecuentemente con animales de características tan excepcionales como el dragón de mar foliado que ha adoptado un camuflaje excepcional y digno de ganar cualquier concurso de disfraces al más original y, por supuesto, al más elaborado. Por este motivo, este animal forma parte de nuestros misterios de la naturaleza.

Fuente