Educación en Cuba

De EcuRed
La Educación en Cuba
Información sobre la plantilla

La educación en Cuba: es íntegramente estatal y se organiza mediante subsistemas articulados. Es considerada por los partidarios de la Revolución cubana como uno de sus máximos logros.

Contenido

Historia de la educación en Cuba

Históricamente se puede ver el desarrollo de los planes educativos y el impulso que la educación obtuvo con las campañas de la Revolución Cubana.

Desde la independencia hasta la Revolución

La situación era bastante deficiente durante la época previa a la Revolución. Este estado de cosas se ve reflejado, por ejemplo, en la frase del eminente pedagogo cubano Enrique José Varona:


Aunque el sector educativo nunca gozó de amplios recursos se debe reconocer que se instauró un sistema de educación primaria pública, gratuita y obligatoria. Sin embargo, hacia 1953, con una población de 6,5 millones de habitantes, había en Cuba medio millón de niños sin escuelas, un millón de analfabetos, una enseñanza primaria que llegaba sólo a la mitad de la población escolar, una enseñanza media y superior que llegaba sólo a la población urbana y 10 mil maestros sin trabajo.

La educación con la Revolución

 La nueva organización y la especialización del Ministerio de Educación y con el objetivo de terminar de eliminar el Analfabetismo y llevar a la educación por toda la isla. Permitir el acceso a la Educación primaria, fue una de las medidas a tal fin. Hacia diciembre de 1959, se construyeron aproximadamente 10.000 nuevas aulas y la escolarización se elevó a casi el 90% en las edades de 6 a 12 años.[1] Se convirtieron más de 69 instalaciones militares de la Dictadura recientemente derrocada, con una capacidad de 40.000 alumnos.[1]

La Reforma Integral de la Enseñanza se declaró en 1959 y determinó que el objetivo primordial de la educación era el pleno Desarrollo del Ser humano. Se constituyó el Contingente de Maestros Voluntarios con 3.000 personas que partieron educar a los campesinos que vivían en lugares remotos.[1]

 Otras campañas notables englobadas en la Campaña Nacional de Alfabetización fueron: Brigada de Maestros de Vanguardia "Frank País" que trabajó en las provincias de Oriente, Las Villas y Pînar del Río, Plan de Educación para Campesinas "Ana Betancourt" a principios de 1961 que dictó clases de corte y costura en La Habana.[1]

El 6 de junio de 1961 se dictó la Ley de Nacionalización de la Enseñanza que suprimió la educación privada y los viejos métodos de enseñanza y estableció una educación revolucionaria.[1]

Actualidad

Algunas de las mejoras más visibles de los planes educativos implantados son: 
Niños del Seminternado Carlos Manuel de Céspedes, Jobabo, Las Tunas, Cuba. Fotografía. Aliesky Ramos R
Niños del Seminternado Carlos Manuel de Céspedes, Jobabo, Las Tunas, Cuba. Fotografía. Aliesky Ramos R
Cuba

Un dato relevante sobre el nivel de la educación cubana es el estudio internacional sobre la educación primaria efectuado en 2008 por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación y patrocinado por la Unesco,[14] donde se muestra que Cuba obtuvo los mejores resultados entre los 12 países del área en que se realizó,[15] manifestando además la elevada tasa de escolarización neta con la que cuenta el país, que alcanza casi al 100% del alumnado, y la escasez de estudiantes que repiten curso, que muestra una tendencia a la baja, con un descenso hasta 0,5% respecto al curso anterior.[16][15]

Organización de la enseñanza

La enseñanza cubana se organiza mediante el Sistema Nacional de Educación, un conjunto de subsistemas articulados de forma orgánica.[17] Tanto la educación primaria como la secundaria básica son obligatorias.[18]

Círculos Infantiles y Educación Pre-escolar

Los Círculos Infantiles (institución creada en 1961) reciben a los niños desde los 45 días de nacidos hasta los 5 años. Posteriormente los niños asisten a la Educación Pre-escolar, siendo esta Institución acompañada por la Comisión de Educación de Padres, el programa Educa a tu Hijo (para padres que no enviaban a sus hijos a esta educación inicial) y el Centro Latinoamericano de la Educación Preescolar, institución de intercambio de experiencias de educación pre-escolar de países latinoamericanos y Cuba.[19]

Primaria

Se imparten de primer grado a quinto grado: Matemática, español, Informática, el mundo en que vivimos, educación física y educación artística. A partir de quinto grado y en sexto grado se le imparte a los estudiantes, además de las materias antes dictadas (excepto el mundo en que vivimos), las siguientes: inglés, educación cívica; historia de Cuba, geografía de Cuba, ciencias naturales y educación laboral.[17]

Secundaria básica

En esta enseñanza se agrupa de séptimo a noveno grado. El séptimo grado da inicio a la nueva enseñanza, da conocimientos previos para las posteriores y repasa los contenidos de primaria. En los otros dos grados se estudian nuevas asignaturas y se prepara para el preuniversitario o para el técnico profesional. Los estudiantes de noveno grado piden las carreras según lo deseen. Se realizan pruebas y se enumeran según los resultados a los alumnos. Se reúne un comité general y uno por destacamento (aula) y se otorgan las carreras.

Preuniversitaria

Este nivel educativo (llamado también bachillerato o vocacional) se cursa para obtener carreras profesionales en ciencia, ciencia social, historia o letras y es uno de los dos destinos a elegir tras cursar la secundaria básica. Los dos primeros años (10º y 11º grados) se imparte formación básica incluyendo programas de estudio, Software y video-clases. En el último año (12º grado) se intensifican los contenidos y se dividen en cuatro ramas de estudio que debe elegir el alumno de acuerdo a su preferencia:

Los institutos donde se cursa este nivel educativo son:

De forma general a este nivel las materias impartidas son: matemáticas, Física, Química, Biología, español, informática, historia antigua y medieval,historia contemporánea, historia de Cuba, geografía, inglés, educación plástica, educación musical y educación física.[21]

Educación Técnica Profesional

Estudiantes del IPA Manifiesto de Montecristi, Jobabo, Las Tunas, Cuba
Estudiantes del IPA Manifiesto de Montecristi, Jobabo, Las Tunas, Cuba
La educación técnica profesional es el otro destino luego de la secundaria básica que prepara a obreros calificados (con un nivel medio básico profesional que equivale a noveno grado) y técnicos medios (con un nivel de medio superior profesional equivalente a duodécimo grado).[22]

Esta enseñanza cuenta con 322 centros politécnicos y 152 escuelas de oficio en todo el país a casi 300.000 alumnos en total hacia 2008. Todas estos edificios cuentan con laboratorios, talleres, aulas especializadas, áreas de campo, etc. y 15 especialidades de obreros calificados y 50 especialidades de técnicos medios. Las asignaturas corresponden a dos ramas: Asignaturas de Formación General y Básicas y Asignaturas Técnicas.[22]

Universidad

La última fase de enseñanza, que comienza después del 12.º grado. Sus estudiantes pertenecen a la Federación Estudiantil Universitaria y posteriormente ejercen el definitivo trabajo en la facultad que deseen. Las universidades cubanas reciben también numerosos profesionales cubanos y extranjeros que llegan a perfeccionar sus conocimeintos y a obtener títulos de posgrado.[23]

Educación de adultos

Estructura en tres niveles: Educación Obrera y Campesina, Secundaria Obrera y Campesina y Facultad Obrera y Campesina la educación de adultos busca asegurar el buen nivel educativo de adultos subescolarizados. También se realizan cursos nocturnos y vespertinos en politécnicos, cursos de capacitación por parte de distintas empresas y encuentros en centros de Educación Superior.[24]

Educación especial

El subsistema de Educación Especial de Cuba atiende a escolares con retraso mental, retardo en el desarrollo psíquico, Sordos, Hipoacúsicos, Ciegos, débiles visuales, estrábicos, ambliopes, sordo ciegos, autistas, trastornos en el lenguaje, limitaciones físico-motoras y con trastornos de la conducta, etc. Actualmente hay 421 escuelas especiales en todo el país, que se diferencian en dos grupos: las transitorias y las específicas. Todas estas instituciones se guían por el cumplimiento de la prevención, el carácter transitorio, la función de apoyo y la integración. Los objetivos actuales del subsistema son consolidar el sistema de influencias educativas, orientar y asesorar la labor preventiva y comunitaria y continuar ampliando la cobertura de atención.[25]

Complementos del sistema educativo

Actividades extracurriculares

Los estudiantes (principalmente de primaria, secundaria y preuniversitaria) realizan actividades educativas fuera de las clases alternativamente.

Los círculos de interés son proyectos creados generalmente dentro de una escuela u aula sobre diversos temas con aplicaciones futuras donde se preparen a los estudiantes. Funcionan como una vía para orientar la vocación y potenciar el talento, la inteligencia y la creatividad en niños y adolescentes. Muchos de estos círculos son creados o impartidos en los Palacios de Pioneros, en los cuales existe un conjunto de aulas y centros pioneriles destinado al aprendizaje eficiente.[26][27]

Los instructores de arte son parte de un proyecto efectuado para divulgar la misma entre los estudiantes. Estos instructores son personas con vocación artística pero que no se interesaron por ingresar a las Escuelas de Arte o que no aprobaron los requisitos de ingreso a estas. Para poder desempeñar esta función es necesario aprobar los cursos de enseñanza de un arte en específico, que puede ser pintura, música, danza o teatro.[28] Trabajan en espacios en los horarios de la semana e imparten clases, explican teoría o aclaran dudas sobre las complementarias clases televisivas. Además poseen tiempo extra luego de las clases con alumnos aficionados al arte con talleres donde los mismos se perfeccionan.[29]

Ayudas materiales

El Estado cubano ofrece varias ayudas para facilitar la asistencia de los alumnos a la escuela.

El semi-internado consiste en un sistema en que los alumnos de educación primaria permanecen en la escuela durante el horario vespertino. En este tiempo se les ofrece un almuerzo y en algunos casos se realizan actividades extracurriculares.[30]

A los estudiantes se les ofrece la merienda escolar. Éste radica en pan de 100 gramos, productos cárnicos (fiambre, embutidos, salchichas, etc.) y productos lácteos (queso, yogur, etc.) o refrescos vitaminados en las zonas alejadas de industrias lácteas. En los círculos de interés efectuados en los palacios de pioneros se les da adicionalmente galletas de sal vitaminadas y Helados.[31]

Siempre se mencionó la necesidad de medios escolares básicos. Estos fueron presentes gratuitamente y repartidos entre los estudiantes por mucho tiempo, lo que favoreció el estudio y ánimo de los alumnos. En el período especial estos medios decayeron al punto de que debieron ser comprados a menudo por los propios estudiantes. Conforme a que la economía al fin subió, se fueron añadiendo nuevamente dichos medios. Actualmente son prácticamente los mismos de antes: papel en blanco, lápices, libretas, temperas, acuarelas, materiales de apoyo, cartulinas, papeles de colores, pinceles, lápices de colores y crayones. Para las docencias se reparten forrado de libretas, concursos y actividades en círculos de interés y con instructores de arte.[32]

Rankings internacionales

En el índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, Cuba obtiene, supuestamente, un (0.993) junto a otros 5 países con el mismo índice: Australia, Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda América Latina le siguen Uruguay (0.955) y Argentina (0.946).[33]

Referencias

Véase también

Fuentes