Enfermedad de Krabbe

De EcuRed


Enfermedad de Krabbe
Información sobre la plantilla

Trastorno hereditario que afecta al sistema nervioso central
Enfermedad de Krabbe. Conocida también como leucodistrofia globoide, es una enfermedad de almacenamiento lisosómico hereditaria autosómica recesiva, caracterizada por acumulo de galactocerebrósido por déficit del enzima lisosómico galactocerebrosidasa. Se manifiesta por la aparición de trastornos neurológicos al formarse grupos de células globosas en la sustancia blanca del sistema nervioso. Generalizando, es un desorden muy raro y degenerativo, que afecta tanto al sistema nervioso central como al periférico. Es un desorden genético. Es relativamente desconocida, a pesar del hecho de que es una condición médica muy grave y frecuentemente, fatal. Sólo afecta a un pequeño número de personas en todo el mundo. En Norteamérica, alrededor de 1 de cada 100.000 a 200.000 niños sufren esta enfermedad.

Comienza en una mayoría de caso durante el primer año de vida y es rápidamente progresiva; pero un principio más tardío, en el niño, el adolescente o el adulto, es posible.

La Leucodistrofia de Krabbe lleva el nombre del pediatra danés Knud Krabbe que lo definió en 1916.

Contenido

Causas

Es el resultado de una mutación genética que pasa de padres a hijos. Un defecto en el gen GALC causa la enfermedad de Krabbe. Las personas con este gen no producen suficiente cantidad de una sustancia llamada galactocerebrósido beta-galactosidasa (galactosilceramidasa).

El cuerpo necesita esta sustancia para producir la mielina, el material que rodea y protege las fibras nerviosas. Sin esta sustancia, la mielina se descompone, las neuronas mueren y los nervios en el cerebro y otras áreas del cuerpo no trabajan adecuadamente. Como consecuencia de ello, los nervios del cerebro se dañan, dando como resultado síntomas muy severos.

Hay dos formas de enfermedad de Krabbe.

  • La enfermedad de Krabbe de aparición temprana se presenta en los primeros meses de vida. La mayoría de los niños con esta forma de la enfermedad muere antes de cumplir los dos años de edad.
  • La enfermedad de Krabbe de aparición tardía empieza a finales de la niñez o a comienzos de la adolescencia.

Síntomas

Tienden a ser más severos en los niños más pequeños. Los subtipos de la Enfermedad de Krabbe están categorizados de acuerdo a la edad en la cual se manifiestan los primeros síntomas.

Subtipos

  • Tipo 1: Enfermedad de Krabbe Infantil (se inicia entre los 3 meses y los 6 meses de vida.)
  • Tipo 2: Enfermedad de Krabbe de la Niñez Adulta (se inicia entre los 6 meses y los 3 años.)
  • Tipo 3: Enfermedad de Krabbe Juvenil (se inicia entre los 3 años y los 8 años.)
  • Tipo 4: Enfermedad de Krabbe Adulta (se inicia luego de los 8 años de edad.)

La Enfermedad de Krabbe Infantil es más común de todos los subtipos, acaparando el 85% de todos los casos conocidos.

Los síntomas de la Enfermedad de Krabbe no siempre aparecen instantáneamente. Un bebé puede nacer sano y saludable y crecer normalmente cuando, de repente, comienzan a aparecer los síntomas propios de esta enfermedad.

Los síntomas usualmente progresan en etapas:

Durante la Etapa 1, entre los síntomas se pueden incluir:

  • Irritabilidad.
  • Llanto Inexplicable.
  • Problemas para comer.
  • Rigidez Muscular.

Los síntomas de la etapa 2 incluyen:

  • Pérdida de Fuerza Muscular.
  • Continua Rigidez Muscular.
  • Arqueamiento de la Espalda.
  • Espasmos Musculares.
  • Convulsiones Epilépticas.
  • Problemas Visuales.

Los síntomas de la etapa 3 de la Enfermedad de Krabbe generalmente dejan ver una completa degeneración de las capacidades mentales y motoras. Entre ellos se incluyen:

Pruebas y exámenes

El examen de la retina en el ojo puede mostrar daño al nervio óptico. En las etapas avanzadas del trastorno, puede haber signos de sordera y postura anormal.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

Transmisión

La frecuencia de la enfermedad parece ser del orden de 1/150 000 nacimientos en Francia. La transmisión se hace según el método autosomico recesivo. La enfermedad alcanza pues también a muchachas y a muchachos. Los padres son uno y otro heterocigoto (tienen para el gen un alelo normal y un alelo transferido); a cada embarazo el riesgo es del 25% tener a un niño alcanzado y del 50% de tener un niño heterosis. Una persona heterosis (portadora) no presenta ninguna anomalía clínica.

Tratamiento

Desafortunadamente, no existe una cura para la Enfermedad de Krabbe, pero se están desarrollando algunos tratamientos prometedores con miras a ser puestos en práctica en un futuro cercano. Algunos niños que han recibido trasplantes de células sanguíneas del cordón umbilical de donantes desconocidos han mostrado mejoras sumamente notoras en sus síntomas. También han vivido muchos más años que los esperados. Los trasplantes de médula ósea también han demostrado disminuir, e incluso revertir algunos de los síntomas de la Enfermedad de Krabbe. Para que estos tratamientos puedan ser efectivos, deben ser llevados a cabo antes de que los síntomas más evidentes comiencen a manifestarse.

Otros tratamientos para la Enfermedad de Krabbe se centran en incrementar el confort de los niños y en ayudarlos a aumentar sus capacidades motoras. La terapia física implica estiramientos y el uso de ayuda para fortalecer los músculos de los niños/as debilitados por esta enfermedad, y permitir que conserven su movilidad tanto como sea posible.

Diagnóstico

Enfermedad de Krabbe
Enfermedad de Krabbe

Se basa en la determinación de la actividad de la enzima galactosylcérami posible sobre leucocitos aislados a partir de una extracción de sangre. La dosificación es compleja y es realizada por laboratorios especializados. Es deseable confirmar el diagnóstico sobre células en cultura obtenidas a partir de una minúscula biopsia de piel. Algunos exámenes complementarios pueden proponerse: IRM, escáner, electromiograma, punción del líquido raquídeo céfalo.

El diagnóstico prenatal es posible. Generalmente realizado entre 10 y 12 semanas de embarazo, da una respuesta generalmente en menos de una semana, con confirmación en cinco semanas. No obstante, debe estar precedido por un estudio de la actividad enzimática en las dos padres. En efecto, en un reducido número de familias, uno de los padres tiene una actividad muy baja del galactosylcérami. La diferenciación entre este “pseudo déficit” (sin significado patológico) y un “verdadero déficit” (caso del niño alcanzado) requiere una estrategia más compleja para diagnóstico prenatal.

Se describió el gene del galactosylcérami, se clonó en 1993 de numerosos cambios y el diagnóstico de la enfermedad sigue siendo enzimático. Sin embargo, dos cambios son relativamente frecuentes y merecen buscarse sistemáticamente en los enfermos. En efecto, su puesta en evidencia permite ofrecer una detección fiable de los heterocigotos en un número no desdeñable de familia.

Fisiopatología

La enzima deficitaria en la enfermedad de Krabbe participa en el catabolismo de un lípido de la mielina, el galactocérébroside o galactosylcéra, sintetizada por deloligodendrocito en el sistema nervioso central y por la célula de Schwann a nivel periférico. De manera paradójica, se observa en el cerebro de los enfermos una concentración global anormalmente baja de este lípido. Trabajos hechos en la enfermedad humana luego sobre los modelos animales (ratón, perro, mono) pusieron de manifiesto que un metabolita citotóxico (psycho), normalmente produce en estado de rastros e inmediatamente deteriorado, se acumula e implica una muerte rápida de los oligodendrocytes y en consecuencia un paro precoz y definitivo del proceso de mielinización. Por lo tanto, la síntesis de galactosylcéra se detiene también, explicando la ausencia de acumulación aparente.. Muchos puntos de la fisiopatología del afecto siguen siendo indeterminados.

Pronóstico

Es probable que el pronóstico sea desalentador. En los casos de inicio temprano, los niños mueren en promedio antes de los dos años. No obstante, muchos niños que padecen esta enfermedad han llegado a vivir mucho más tiempo; algunos hasta han llegado a cumplir los 8 años. Las personas que presentan la enfermedad en una edad posterior han sobrevivido hasta la adultez con enfermedad del sistema nervioso.

Posibles complicaciones

Esta enfermedad lleva a un daño progresivo del sistema nervioso central. Igualmente, puede causar ceguera, sordera y problemas graves con el tono muscular. Generalmente es mortal.

Prevención

  • Se recomienda la asesoría genética para los futuros padres con antecedentes familiares de la enfermedad de Krabbe que estén pensando en tener hijos.
  • Se puede hacer un examen de sangre para ver si la persona porta el gen para esta enfermedad.
  • Se pueden hacer exámenes prenatales, como amniocentesis o muestras de vellosidades coriónicas, para buscar esta enfermedad en un bebé en desarrollo.

Fuentes