Entamoeba Histolytica

De EcuRed
Entamoeba Histolytica
Información sobre la plantilla

Entamoeba Histolytica Parasitosis producida por un parásito llamado Entamoeba histolytica, el cual se caracteriza por sus movimientos a través de unas prolongaciones, que se proyectan y retraen en respuesta de estímulos externos.

Contenido

Morfología

Entamoeba histolytica emite seudópodos basándose en material protoplasmático locomotor.
Trofozoíto: Forma vegetativa que es irregular o ameboide, presenta membrana citoplasmática dividido en dos porciones:

  • Externa
  • Hialina
  • Transparente casi sin granulaciones llamada ectoplasma.

1. Interna: muy granulosa que contiene los organelos celulares llamada endoplasma. El núcleo es esférico con una acumulación de cromatina, pequeño y puntiforme llamado endosoma. Mide de 20-40 micras de diámetro. Los trofozoítos patógenos contiene generalmente eritrocitos en su citoplasma.
2. Prequiste: Forma de transición, es un órgano redondeado u ovoide, de 10-20 micras de diámetro, es inmóvil cada una de las membranas quísticas en vía de formación sin inclusiones citoplasmáticas, ocasionalmente con cuerpos cromatoídales y vacuolas de glucógeno.
3. Quiste: Mide de 10-18 micras es redondeado y posee una cubierta gruesa. En su interior se pueden observar de 1-4 núcleos con las características de las fases anteriores.

Ciclo de vida

El ciclo de vida de Entamoeba histolytica involucra trofozoíto (la fase del alimento del parásito) ese vivo en el organizador grande intestino y quistes que se pasan en el excremento del organizador. Los humanos son infectados ingiriendo quistes, a menudo vía oral con comida o agua contaminada con materia fecal humana. Los trofozoítos pueden destruir los tejidos del intestino, para que las amibas que infectan el tracto gastrointestinal humano, el de E. histolytica es potencialmente en la mayoría el patógeno. En la mayoría los humanos infectados presentan síntomas de Amebiasis.
El trofozoíto de Entamoeba histolytica se encuentra en la pared intestinal donde se reproduce por división binaria. En el intestino los trofozoítos eliminan las vacuolas alimentarias y además inclusiones intracitoplasmáticas se inmovilizan y forman prequistes, éstos se desarrollan a quistes tetranucleados, esto sucede exclusivamente en el colon y no en el medio o tejidos.
En las materias fecales humanas pueden encontrarse trofozoítos, quistes, estos son ingeridos vía oral, los trofozoítos son destruidos por los jugos gástricos.
El quiste al ser ingerido sufren la acción de jugos digestivos los cuales debilitan la pared y en el intestino delgado se rompen y dan origen a trofozoítos con 4 núcleos.
Posteriormente los núcleos se duplican a 2 y a 8, por lo que resulta un trofozoíto metacíclico con 8 núcleos, en el colon con núcleo se rodea de un citoplasma y resultan 8 trofozoítos pequeños que crecen y se multiplican por división binaria.

Diagnóstico

1. Coproparasitoscópicos.

  • Examen coproparasitoscópico de Concentración
  • Examen directo en fresco (amiba en fresco)
  • Contenido rectal en el material obtenido por raspado de bordes ulcerosos
  • Procedimientos radiológicos centellografía, gammagrafía y ultrasanografía

2. Inmunologicos.

  • Pruebas inmunológicas en materia fecal (ELISA y/o PCR)
  • Pruebas serológicas
  • Cultivos e inoculaciones
  • Inmunofluorescencia directa y fijación del complemento

Profilaxis

  • Tratamiento del agua que se consuma.
  • Lavado de frutas y verduras.
  • Prevención de contaminación de alimentos.
  • Aseo personal.
  • Existencia de servicios públicos (agua potable y drenaje)
  • Eliminación adecuada de las heces fecales humanas (letrinas, hoyos, fosas sépticas, etc.)
  • Sistema de atención primaria a la salud.
  • Dar educación para la salud.
  • Programa de control integrado de saneamiento y enfermedades diarreicas.

Clínica y patología

El grado de patología del agente dependerá del tipo de cepa, cantidad y localización, y de la extensión de la invasión tisular. Con respecto al huésped es importante la predisposición, la edad, el sexo y el estado nutricional e inmunológico.

Amebiasis intestinal

se caracteriza por presentar evacuaciones pequeñas y numerosas, con moco, sangre y poco contenido fecal. El paciente tiene dolor abdominal, pujos y tenesmo.

En el intestino, los trofozoítos pueden llegar a formar úlceras y complicarse por una perforación. En heces recién emitidas se encuentran los trofozoítos hematófagos. Puede haber infección bacteriana añadida.

Amebiasis hepática

Hepatitis y absceso hepático: se origina por diseminación de la infección de la mucosa intestinal a través de la circulación portal. Se caracteriza por hepatomegalia ( aumento de tamaño del hígado ) dolorosa, con irradiación al hombro del mismo lado. Hay fiebre mayor de 38ºC y mal estado general. La complicación más frecuente es la ruptura del absceso hacia pleura, peritoneo, bronquios o pericardio. El material necrótico del absceso se caracteriza por su color y aspecto chocolatado, generalmente sin trofozoítos ni bacterias. El parénquima hepático que rodea al absceso tiene baja reacción inflamatoria y presenta abundantes trofozoítos. Es más frecuente en adultos varones. Generalmente no se encuentran trofozoítos en las heces.

Amebiasis cutánea

Se caracteriza por una ulceración de la piel, de bordes elevados enrojecidos y dolorosos, que sangra con facilidad y se extiende muy rápidamente, pudiendo llegar a destruir el tejido subcutáneo. Se produce por diseminación fecal o fistulización de un absceso amebiano.

Amebiasis genital

Se la ha hallado en vulva, vagina y útero en la mujer y pene en el hombre.

Otras localizaciones

Se han descripto abscesos en pulmón, riñón, cerebro, etc., que se producen por vía hematógena.

Tratamiento

  • Amebiasis intestinal

Tinidazol: Dosis diaria: Adultos: 2000mg; Niños: 50 mg/kg. peso. En 1 toma diaria, durante 3 días. Metronidazol: Dosis diaria: Adultos: 2250 mg; Niños: 40 mg/kg peso. En 3 tomas, durante 7 días.

Secnidazol: Dosis diaria: Adultos: 2000 mg; Niños: 30 mg/kg peso. Dosis única.

Nitazoxanida: Dosis diaria: Adultos: 1g; Niños:15 mg/kg peso. En 2 tomas, durante 3 días.

El tratamiento es igual al anterior más cloroquina complementaria: Dosis diaria: Adultos: 1 g por tres días y 500 mg los siguientes 15 días; Niños: 10 mg/kg peso, por tres días, y 5 mg/kg peso, los siguientes 15 días.

Portador asintomático: de acuerdo al reporte del Comité de Expertos en amebiasis de la OPS, si el paciente no tiene datos clínicos y existen quistes de E.histolytica, no debe administrarse tratamiento.

Fuente