Saltar a: navegación, buscar

Ernán López-Nussa

Ernán López-Nussa Lekszycki
Información sobre la plantilla
Hernussa.jpg
Pianista y compositor cubano.
Datos generales
Fecha de nacimiento:10 de septiembre de 1958
ciudad de La Habana,
Cuba Bandera de Cuba
Ocupación:pianista y compositor
Información artística
Género(s):jazz
Instrumento(s):piano

Ernán López-Nussa Lekszycki (La Habana, 10 de septiembre de 1958) es un pianista de jazz y compositor cubano. Fundador del grupo Afrocuba, artista que ha incursionado en diferentes géneros, con especial énfasis en el jazz.

Síntesis biográfica

Es hermano menor del percusionista Ruy López-Nussa (n. 1957). Inició sus estudios en el Conservatorio de Música Alejandro García Caturla, con María Emma Boudet, los continuó en el Conservatorio Amadeo Roldán con Vivian Lamata y César López, y los concluyó en el Instituto Superior de Arte con Jorge Gómez Labraña.

Desde niño escuchó a Count Basie, Miles Davis ―con Winston Kelly como pianista―; más tarde a King Olive, Duke Ellington, Louis Armstrong, Dizzy Gillespie, Charlie Parker, Al Haig, Red Garland (uno de sus preferidos), Art Tatum, quien a su juicio, «es tanto, tanto lo que toca, tiene lo mismo una agilidad impresionante como un toque perfecto, es el gran virtuoso, una sencillez, un swing, una dulzura, una honestidad [...]. Cuando se conjugan todas esas cosas se produce un grande».

No escapó a su interés, el cuarteto Los Zafiros, Los Van Van, la Orquesta Cubana de Música Moderna, y entre los pianistas cubanos, Frank Emilio y Emiliano Salvador, de los cuales considera que «ellos forman escuela parecida en el tratamiento del sonido, del ritmo, de la incorporación del piano a la ritmática».

Inicio de carrera

Inició su carrera artística como miembro del grupo Afrocuba, 1977, que se desintegró en 1980, y volvió a formarse en 1981, período en el trabajaron con Silvio Rodríguez, quien dijo de Ernán:

Una de las cosas que más me conmueven de Ernán López-Nussa es como se acoplan en él lo singular y lo gregario. Es tan capaz de la exquisitez más callejera como de la cotidianidad más elaborada.
Ernán López-Nussa

Más tarde formó parte de Cuarto Espacio y del Grupo Síntesis. Hacia 1993 fundó otro cuarteto, integrado por Inor Sotolongo, percusión y voz; Jorge Alexander (Sagua), bajo eléctrico, y Ramsés Rodríguez, batería, con el que participó en el Festival Jazz Plaza de ese año.

Yo siempre digo que la rumba llama; además, creo en los azares de la vida y en las maneras en que se te va impregnando. Por razones varias fui dedicando ―no en horas de estudios, sino en mi mente― más tiempo a la música popular. Muchas veces me he preguntado qué hubiera sido de mí o cómo me hubiera sentido dirigiendo mi carrera sólo hacia la música de concierto. No sé nunca la respuesta. Lo que sí siento es mucho placer cuando hago algún concierto con repertorio clásico, pero no más satisfacción que cuando toco jazz o música cubana.
Ernán López-Nussa

Diferencia con el jazz

En cuanto a la música de concierto y su diferencia con el jazz en el momento de su interpretación, dice López-Nussa, en entrevista de Jaime Sarusky:

El jazz tiene para mí algo diferente, y en cierta medida superior, a la música de concierto. Es que no tienes que ser un compositor para estar creando y creando y creando. No quiere decir que la música de concierto no sea creativa. Ahí está el reto de la música de concierto. [...]
En el jazz tienes la posibilidad de componer, si tienes esa virtud. Pero si no te mantienes al día de lo que está sucediendo con todas las transformaciones que se producen, pues vas quedando atrás.
Tienes que estar al tanto, constantemente, de lo que está sucediendo para poder interpretar, ir con tu tiempo. Aun interpretando bebop, jazz cool, etc. En ese sentido, requiere de mucho estudio y actualización. Y, por supuesto, también de mucho estudio técnico. No tanto como la música de concierto, que requiere más atención, más disciplina a la hora de estudiar. Es que son órdenes diferentes.
Ernán López-Nussa

En su disco From Havana to Rio participaron los percusionistas Arístides Soto (Tata Güines), Pancho Ferry y Emilio del Monte, hijo. Sobre el por qué su preferencia por privilegiar la percusión, expresa Ernán:

Tiene que ver con mi manera de sentir el jazz. Toda mi música cuenta una historia, en el sentido de que sigue determinadas líneas de desarrollo, y los percusionistas de talento con los que he trabajado, la entienden a la perfección.
Ernán López-Nussa

Ha actuado con Arístides Soto (Tata Güines), Miguel Aurelio Díaz (Angá), José Luis Quintana (Changuito), Jorge Reyes, César López, Alexander Brown, Pancho Terry, Elena Burke, Alina Sánchez y la Camerata Romeu.

Premios, reconocimientos y distinciones

  • Cubadisco 2000, por Delirium, el Premio en la categoría Jazz latino; en el Cubadisco 2002,
  • Premio en la categoría Jazz latino, Premio en Producción y Gran Premio, From Habana to Río.
  • Premio Discográfico del ALBA 2012. Por primera vez se otorga en el marco de la Feria Internacional Cubadisco, conferido por su volumen Veinte pianos.
  • Gran Premio de la XVIII Feria Internacional Cubadisco 2014 por el álbum Sacrilegio, producción de Colibrí que hace un recorrido por la creación musical clásica y popular. El material se llevó el reconocimiento en los apartados de Antología de Versiones, Grabación, CD-DVD y Jazz[1]
  • Medalla Alejo Carpentier 2004

Obras

  • «Amén»
  • «Archipiélago»
  • «Blues de Marieta», inspirado en Marieta, de El Guayabero (Faustino Oramas) 
  • «Bruma en otoño»
  • «Esto no tiene nombre»
  • «Figuraciones»
  • «Fin del baile»
  • «Isla»
  • «Lobos’cha», inspirada en la Bachiana n.º 5 del compositor brasileño Héitor Villa-Lobos 
  • «Polkandson»
  • «Rumba para zapateo»
  • «Haydn»
  • «Tierra mía»
  • «Vinheta».

Fuentes