Saltar a: navegación, buscar

Frank Emilio

Francisco Emilio Flyn
Información sobre la plantilla
Frankemilio.jpg
Músico
NombreFrancisco Emilio Flyn Rodríguez
Nacimiento13 de abril de 1921
La Habana Bandera de Cuba
Fallecimiento23 de agosto de 2001
La Habana, Cuba

Francisco Emilio Flyn Rodríguez. Pianista cubano. Pasó a la historia de la música como uno de los grandes conocedores de los ritmos autóctonos de Cuba, siendo un gran intérprete de las danzas de Saumell, Cervantes y Ernesto Lecuona. Vinculado en los años de la década del cuarenta con los integrantes del denominado Movimiento del Filin. Su obra constituye referencia obligada para los admiradores y estudiosos del llamado jazz latino, ofreció valiosos aportes desde la pianística a la consolidación de la cubanía en el gustado género musical nacido en Norteamérica. Se presentó con éxito no sólo en clubes, cabarets, radio y televisión, sino también en diversos países.

Síntesis biográfica

Nace el 13 de abril de 1921 y muere el 23 de agosto de 2001 en la Ciudad de La Habana.

La pérdida de la visión a los trece años no fue óbice para que iniciara formalmente sus estudios del instrumento por el Sistema Braille, hasta llegar más tarde a estudios superiores con el profesor César Pérez Sentenat, lo que le permitió llegar a interpretar como solista, música cubana e internacional en las salas de Concierto.

La colaboración del maestro Armando Romeu, estudioso del Sistema Braille de lectura para ciegos, le permitió aprender las obras que interpretó con la Orquesta Sinfónica Nacional.

Vida

Inició sus estudios con Juana Sánchez y Concepción Castañeda, y los completó, con César Pérez Sentenat, piano; armonía, con Félix Guerrero y Harold Gramatges.

Sus primera presentaciones las hizo por la Radioemisora CMBG; integró la orquesta de Manuel Puerta, y con la de Atonio María Romeu actuó en la CMCD, y posteriormente como pianista solista en la Mil Diez.

Integró Loquibambia, con José Antonio Méndez, guitarra prima; Alberto Menéndez, guitarra acompañante; Oscar González (Kiko), contrabajo, y Eligio Valera, Leonel Bravet y Omara Portuondo, cantantes. En 1948 trabaja como pianista solista en un programa de Jazz trasmitido por Radio Kramer y más tarde en Radio Continental.

En 1951 funda Los Modernistas, con José Antonio Méndez, guitarra; Isauro Hernández, contrabajo; Justi Barreto y Oliverio Casanova, percusión, y Pepe Reyes y Francisco Fellove, cantantes; se presentaban en Radio Cadena Habana. Posteriormente, en la radioemisora Mil Diez, integró Loquibambia Swing, intérpretes de jazz, con los músicos ya mencionados.

En este período Frank Emilio perteneció al cuarteto Alejandro y sus Muchachos, intérpretes del son, que actuaban en el Club Maxim’s.

En 1950 fundó, junto a otros músicos, el Club Cubano de jazz, e integró un cuarteto con Leonardo Acosta, saxofón alto; Orlando Hernández (Papito), contrabajo, y Walfredo de los Reyes, batería.

Trabajó con el cuarteto del saxofonista Eddie Shu, con el Trío de la cantante Sarah Vaughan y con el baterista Phillie Joe. Sobre los pianista que le han interesado e incluso influido en él, expresa Frank Emilio: “«...El principal, Art Tatum. Es para mí como una meta inalcanzable. Lo considero el más grande. También George Shearing, con su modo de interpretar elegante, meticuloso, contenido en la improvisación, y con un gran aprovechamiento de los recursos armónicos. Otros son Oscar Peterson, de una agilidad, de una agilidad y un gusto tremendo, y Lennie Tristano, uno de los impulsores del Be bop. Claro, en otros géneros recibí influencias de pianistas como Antonio María Romeu, a quien imité en mis comienzos (…)...»” Acerca de su modo de enfrentar el piano dice:

"...Tengo bien delimitado cómo enfrentar el piano, acorde con los requerimientos de cada momento. Una cosa es interpretar, otra acompañar. Es diferente una orquesta que un grupo pequeño. En la interpretación no tengo estilo propio. Busco el de cada obra y su autor. Si toco un concierto de Federico Chopin, pienso en la manera que él lo hubiera ejecutado. Si hago una composición de Bola de Nieve, respeto al máximo su estilo. En la improvisación mezclo estilos de unos y otros, sintetizo mi forma, soy más personal (…)..."

El 17 de julio de 1959, Frank Emilio ofrece un recital en el Palacio de Bellas Artes, con obras de Johann Sebastian Bach, Wolfgang Amadeus Mozart, Maurice Ravel, Claude Debussy y Ignacio Cervantes.

En 1963 interpreta Rapsody in Blue, del compositor y pianista norteamericano George Gershwin, con la Orquesta del ICRT, dirigida por Adolfo Guzmán, y en 1964, el Concierto en fa, del mismo compositor, con la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Manuel Duchesne Cuzán.

Funda y dirige el Quinteto Instrumental de Música Moderna (posteriormente Los Amigos), con Guillermo Barreto, batería; Papito Hernández, contrabajo; Arístides Soto (Tata Güines), tumbadora, y Gustavo Tamayo, güiro,posteriormente Papito Hernández fue sustituido por Orlando López (Cachaito).

Con el saxofonista Armando Romeu preparó un libro en el Sistema Braille, con objeto de que otros músicos ciegos pudieran estudiar e interpretar música.

Su legado

El contenido de sus discos, desde el primero, con danzas y danzones de autores casi desconocidos que dormían en los archivos de la Biblioteca Nacional; los de contradanzas y danzas de Saumell, Cervantes y Lecuona, que fueron grabados posteriormente, los discos de jazz y las descargas pianísticas que recogen sus obras magistralmente interpretadas, nos producen momentos de inigualable placer estético que son la memoria y el legado del maestro a la posteridad.

Bibliografía

  • Acosta,Leonardo. Elige tú, que canto yo. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1993.
  • Castañeda,Mireya. “Frank Emilio: adios a una leyenda”. Granma Internacional (La Habana), año 35 (37), 16 de septiembre de 2001: 12.
  • Martínez,Mayra A.]]. Cubanos en la música. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1993.
  • Vázquez, Mayra A.. “Frank Emilio y Juan Jorge Junco. Sensible pérdida para la música cubana”. Granma (La Habana), 25 de agosto de 2001: 6.

Fuente

  • Radamés Giro. Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba. Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2009.