Saltar a: navegación, buscar

Expedición Laurada

Expedición Laurada
Información sobre la plantilla
Desembarco del Florida en Banes.jpg
Fecha:1897
Lugar:Bahía de Banes
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Ejecutores o responsables del hecho:
Mayor General Carlos Roloff y Joaquín Castillo Duany

Expedición Laurada. Transportó armamento y medicinas enviados por los emigrados cubanos en Estados Unidos, que resultaron vitales para la continuidad de la Guerra del 95.

Expedición Laurada

Desembarcó por la bahía de Banes en 1897. En febrero de 1897 los emigrados cubanos comenzaron los trabajos organizativos de la expedición Laurada, que traería a Cuba como jefe de tierra al Mayor General Carlos Roloff y como jefe de mar a Joaquín Castillo Duany. Una semana después el vapor Laurada se puso en marcha con la colaboración de un remolcador y un balandro que llevaba la carga y el personal, los cuales serían recogidos en alta mar, al igual que el armamento.

Unos días después llegaron frente al faro de la Isla San Salvador, donde esperarían el vapor Bermudas para hacer la travesía a Cuba, pero este había sido embargado por el gobierno norteamericano, por lo que deciden continuar viaje en el Laurada. A causa del mal estado del vapor, cuando ponen proa hacia Cuba el 18 de marzo de 1897, Roloff decide desembarcar por el puerto habilitado de Banes. Así en las primeras horas del 21 de marzo se encontraban frente al Cabo de Lucrecia y horas después entraban por el Cañón de Banes, dirigiéndose al lugar conocido como Mano del Pilón en Estero del Júcaro.

El alijo se produjo sin contratiempos pues las piezas de artillería que traían fueron emplazadas y la guarnición enemiga que se encontraba en el Fuerte de El Embarcadero no ofreció resistencia. Por la noche el vapor abandonó las costas cubanas. Los expedicionarios recibieron el auxilio de las fuerzas locales del Ejército Libertador al mando del general Luis de Feria Garayalde y del Teniente Gobernador Luis Martí. Además Roloff le envió aviso de su llegada a el práctico de expediciones Bruno Mariño y a los Generales Calixto García y Máximo Gómez. El contingente expedicionario lo integraban 37 hombres, entre ellos José Martí Zayas–Bazán, el Capitán de Artillería Alfonso Migaux, de nacionalidad francesa y los especialistas en el manejo de los cañones.

Cargamento de la expedición

La expedición consistía en 2 100 fusiles, 1 cañón de 12 libras, 1 cañón de dinamita, 750 machetes, un millón y cinco mil cápsulas de fusiles, 1664 tiros de cañón, 300 proyectiles, medicinas, picos, palas, hachas y extractores, etc. Las medicinas traídas significaron un gran alivio, pues vinieron a salvar una situación que ya era dramática, ya que la gran sequía que azotaba la zona había provocado grandes epidemias en las tropas mambisas. Los pertrechos de guerra que las tropas cubanas recibieron eran de incalculable valor ya que el Laurada condujo el mayor cargamento de equipos bélicos traído a Cuba por buques expedicionarios, en el que se incluían varios cañones.

Luis Rodolfo Miranda, Secretario de Guerra del General Calixto García, escribe en su diario que el 25 de marzo se encontraban acampados en Monte Alto, Baire, cuando reciben un parte oficial que comunica el desembarco del General Roloff con una expedición por la zona de la costa norte de Holguín. Ante esta noticia deciden salir en marcha hacia esa dirección, sin pérdida de tiempo. El 28 de marzo se encontraban en Bijarú, donde vieron a algunos expedicionarios. El 29 llegan a Flores, donde se encontraba acampado el General Roloff con casi todos los expedicionarios y este le hizo entrega a Calixto García de todo el material bélico que la emigración cubana aportaba a la causa de la Revolución. Entre la artillería se encontraba un cañón de dinamita que fue utilizado en la Toma de Victoria de Las Tunas, al cual Calixto García atribuye el éxito de la operación.

Importancia de la expedición

De la importancia de la expedición se deduce por la carta que el general Calixto García, daba cuenta al Generalísimo Máximo Gómez desde su Cuartel de Mejía, el 15 de abril de 1897:
“Enseguida del ataque a Jiguaní, ordené a los generales Mariano Torres y Enrique Collazo jefes de las Divisiones oriental y Occidental de Holguín que emprendieran marcha, el día 25 de marzo recibí la noticia del arribo a Banes de una valiosa expedición al mando del General Carlos Roloff. Esta circunstancia ha obligado a interrumpir la marcha y llamar aquí a todas las fuerzas disponibles para defender y transportar la citada expedición

Fuentes

  • M. Sc. Yurisay Pérez Nakao. Historiadora de Banes.

Enlaces