Saltar a: navegación, buscar

Génesis (Libro de la Biblia)

Libro de Génesis
Información sobre la plantilla
Genesis mundo.JPG
Describe la la historia de la humanidad
Nombre original:be-re-shith
Nombre nativo:Hebreo בראשׁיח,
Autor(es):Moisés
Categoría:Libro de la Creación
Idioma:Hebreo
Origen:Alrededor de 1445-1405 a.n.e.

Génesis. Primer libro de la Biblia, llamado por los judíos be-re-shith (en el principio) palabra hebrea con que se inicia el libro bereshit (en hebreo בראשׁיח, "en el principio"). La palabra génesis (en griego γένεσις, "origen", "fuente", "creación") es la traducción del título hebreo en la Septuaginta.

El autor del libro quiere demostrar cómo Israel fue elegido entre las naciones del mundo y cómo llegó a ser el pueblo de Dios. Esta elección, sin embargo, no se basó en los méritos de los antepasados de Israel, sino en la gracia inmerecida de Dios. Enfocados desde ese ángulo se relatan la creación del mundo y del hombre, el pacto de Dios con el hombre, la caída en el pecado, la vida de los patriarcas y el pacto de gracia con ellos.

Autor, fecha y fuentes

Lista de reyes tallada en piedra se descubrió en la antigua Mesopotamia. Contiene los nombres de varios reyes que gobernaron antes del gran diluvio descrito. Foto: Museo Ashmolean

Autor. La tradición judía atribuye a Moisés la autoría de Génesis y de los cuatro libros que le siguen. Al conjunto de estos libros se le llama Pentateuco. El propio Pentateuco presenta a Moisés como alguien que escribió extensamente (véanse Éx 17.14; 24.4; Dt 31.24).

La historia de Moisés presupone una prehistoria, tal es que Moisés no se ve como fundador de la religión de Israel, sino a los patriarcas; solo así se explica que Israel haya aceptado como divino el mensaje que Moisés proclamó. Considerando la propia historia de Moisés, ninguno como él estaba tan extraordinariamente preparado para esta obra. El Nuevo Testamento acepta a Moisés como autor. Jesús dijo: «Si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él» (Jn 5.46)

Fecha. Tradicionalmente se acepta que el éxodo de Egipto ocurrió a mediados del siglo XV a.C. Se afirma en 1 Reyes 6.1 que Salomón comenzó a construir el templo «en el año cuatrocientos ochenta después que los hijos de Israel salieron de Egipto». Se piensa que ello tuvo lugar alrededor del año 960 a.C., lo cual sitúa al éxodo en el año 1440 (a.C) Por lo tanto, Moisés escribió Génesis después del 1440 a.C., durante los cuarenta años de peregrinaje por el desierto.

Fuentes. Si Moisés en efecto escribió el relato de los orígenes del mundo que, como el resto del libro de Génesis, se relaciona estrechamente con los libros siguientes, no se ha podido averiguar con certeza cuál haya sido la fuente de su información. Quizás fuera por revelación directa, o por documentos más antiguos.

La tradición oral o escrita, apoyada por la longevidad y buena memoria de los patriarcas, también puede haber influido. Desde luego, es imposible reconstruir tales fuentes, pero valerse de ellas en modo alguno contradice la doctrina de la completa inspiración de las Sagradas Escrituras ni debe confundirse con la «teoría documentaria». Esta teoría sugiere que el Pentateuco es una compilación, efectuada progresivamente durante mil años, de cuatro documentos: el yavista, el elohista, el código sacerdotal y el deuteronomista.

Trasfondo

Génesis aparece acertadamente como el primer libro del Antiguo Testamento y constituye la introducción esencial a toda la Biblia. Su veracidad histórica como escritura inspirada está certificada por Jesucristo[1] y los apóstoles [2] en el Nuevo Testamento. Los descubrimientos arqueológicos modernos también confirman su historicidad.

Aporte a la teología

En este libro aclara cuestiones como el origen del mundo, el pecado original del hombre, la imagen de Dios, la progresiva depravación del género humano y la promesa de la victoria final de la simiente de la mujer. Describe no solamente la necesidad de la salvación de la humanidad, sino también su realización en los comienzos. Funde la historia general de la humanidad con la de los patriarcas: «Benditas en ti todas las familias» (12.3). Pablo más tarde habría de explicar que estas promesas fueron dadas antes que la Ley (Gl 3). La historia de Abraham subraya especialmente la fe en la promesa; la de Jacob y Esaú, la elección divina; la de José, la providencia divina.

  • Los Cristianos ven a Cristo en Génesis

El Cristo preexistente, el Verbo viviente, participó directamente en la creación. «Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho» (Jn 1.3). Génesis 3.15 anticipa el ministerio de Jesús al sugerir que la «simiente de la mujer», la cual herirá en la cabeza a la serpiente (Satanás), es Jesucristo, la «simiente» de Abraham mencionada por Pablo en Gálatas 3.16. Melquisedec es el misterioso rey y sacerdote del capítulo 14. Como Jesucristo es a la vez Rey y Sumo Sacerdote, la carta a los Hebreos los identifica correctamente (Heb 6.20).

La mayor revelación de Cristo en Génesis se halla en el establecimiento del pacto de Dios con Abraham en los capítulos 15 y 17. Dios hizo promesas gloriosas a Abraham, y Jesús representa su máxima consumación, una verdad explicada detalladamente por Pablo en Gálatas. Mucho de la Biblia está edificado sobre el pacto ofrecido a Abraham y su florecimiento en Jesucristo.

La dramática historia que narra la disposición de Abraham de sacrificar a Isaac, obedeciendo el mandato de Dios, exhibe una sobrecogedora similaridad con el acontecimiento crucial del Nuevo Testamento. «Toma ahora a tu hijo, tu único, a quien amas... y ofrécelo allí en holocausto» (22.2), nos recuerda la disposición de Dios de sacrificar a su hijo por los pecados del mundo.

Finalmente, la bendición de Jacob sobre Judá anticipa la venida de «Shiloh», que será identificado como el Mesías. «Y a él se congregarán los pueblos» (49.10).

  • Los cristianos pentecostales ven al Espíritu Santo en Génesis .

Ademas de ver a Cristo en el libro de Génesis, los cristianos pentecostáles ven al Espiritu Santo. «El Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas» (1.2). Así encontran el Espíritu participando en la creación. El Espíritu Santo también obró en José, algo obvio para el Faraón: «¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien está el Espíritu de Dios»? (41.38).

Estructura del libro

El libro se divide en dos partes principales: la historia de la humanidad (caps. 1–11) y la historia de los patriarcas, o sea, el origen del pueblo del pacto (caps. 12–50). Después del relato monumental de la creación, que subraya que Dios es el único Creador, el libro mismo sugiere la siguiente división mediante la palabra toledoth (usada once veces en Génesis y traducida casi siempre por «generaciones» en la traducción Reina Valera RV) en el sentido de «historia del desarrollo»:

  1. La creación: Dios creó todas las cosas, y a Adán y Eva a quienes colocó en el huerto de Edén (capítulos 1-2).
  2. La caída: Adán y Eva, por su trasgresión introdujeron la maldición del pecado y la muerte a la historia humana (capítulo 3).
  3. Caín y Abel: Esta tragedia puso en movimiento las dos corrientes fundamentales de la historia: la civilización humanista y un remanente redentor (capítulos 4-5).
  4. El diluvio universal: El mundo antiguo se había vuelto tan pecaminoso que Dios lo destruyó con un diluvio universal, salvando solo al justo Noé y a su familia como remanente (capítulos 6-10).
  5. La torre de Babel: Cuando el mundo postdiluviano se unificó en la idolatría y la rebeldía, Dios lo dispersó al fragmentar el idioma y la cultura, y esparcir la raza humana por toda la Tierra (capítulo 11).

Los capítulos 12-50 registran el origen del pueblo hebreo y enfocan el plan redentor progresivo de Dios mediante la vida de los cuatro grandes patriarcas de Israel: Abraham, Isaac, Jacob y José. El llamado de Dios a Abraham (capítulo 12) y sus relaciones de pacto con él y su simiente forman el comienzo decisivo de la realización del propósito de Dios en lo concerniente al redentor y a la redención de la historia. Génesis concluye con la muerte de José y la inminente esclavitud de Israel en Egipto.

Características especiales

  1. Fue el primer libro escrito de la Biblia (con la posible excepción de Job) y registra el comienzo de la historia humana, el pecado, el pueblo hebreo y la redención.
  2. La historia de Génesis comprende un período de tiempo más extenso que el resto de la Biblia. Comienza con la primera pareja humana, extendiéndose a la historia mundial antediluviana, y luego concentrándose en la historia hebrea como la corriente redentora que sigue a través del resto del Antiguo Testamento.
  3. Génesis sostiene que el universo material y la vida sobre la Tierra son claramente la obra de Dios y no un proceso independiente de la naturaleza. Cincuenta veces en los capítulos 1-2 se presenta a Dios como el sujeto de verbos que muestran lo que hizo como creador.
  4. Génesis es el libro de los primeros sucesos: registra el primer matrimonio, el primer pecado, el primer homicidio, el primer polígamo, los primeros instrumentos musicales, la primera promesa de redención, y así sucesivamente.
  5. El pacto de Dios con Abraham que comenzó con su llamamiento en el capítulo 12, se formalizó en el capítulo, 15 y se ratificó en el capítulo 17, es de importancia central en todas las escrituras.
  6. Solo Génesis explica el origen de las doce tribus de Israel, y documenta cómo los descendientes de Abraham fueron a parar a Egipto, donde estuvieron por 430 años, preparando así la escena para el éxodo, evento redentor central del Antiguo Testamento.

Bosquejo

  1. El comienzo de la historia humana (1:1-11:26)
  2. Origen del universo y de la vida (1:1-2:25)
  3. Origen del pecado (3:1-24)
  4. Orígenes de la civilización (4:1-5:32)
  5. El diluvio universal: El juicio de Dios sobre la civilización primitiva (6:1-8:19)
  6. Nuevo comienzo de la humanidad (8:20-11:26)
  7. Los orígenes del pueblo hebreo (11:27-32)
  8. Llamado y viaje de fe de Abram (12:1-14:24)
  9. Pacto formal de Dios con Abram (15:1-21)
  10. Agar e Ismael (16:1-16)
  11. Pacto abrahímico sellado con un nombre nuevo y la circuncisión (17:1-27)
  12. La promesa de Abraham y la tragedia de Lot (18:1-19:38)
  13. Abraham y Abimelec (20:1-18)
  14. Isaac (25:19-28:9)
  15. Jacob (28:10-26:43)
  16. José (37:2b-50:26)

Comentario

Génesis cuestiona concepciones del mundo secular, por lo cual los estudiosos de este libro deben acostumbrarse a pensar de forma diferente.

Deben percibir el mundo y su historia tal como los antiguos autores de la Biblia nos lo revelan. Por ejemplo, los relatos de los caps. 1–3 no deben ser entendidos como alegorías sino como historia verídica. La Palabra de Dios siempre debe prevalecer por encima de la palabra del hombre; no estamos para juzgar su Palabra, sino que ella nos juzga a nosotros. Por lo tanto, los antiguos hebreos no deben ser considerados primitivos simplemente porque ellos ven la realidad de manera diferente. Es posible que la racionalidad del pensamiento griego, a la hora de referirse a las realidades del mundo, forme parte de nuestra herencia, pero ello no le da siempre la razón.

Génesis también ofrece otras lecciones: Abraham es nuestro ejemplo en la fe (15.6; Gl 3.7); la vida de José es un sermón para todos los que sufren un trato injusto y constituye un reto a la fidelidad en esta época de tolerancia indiferente.

Por último, sólo comprendemos a cabalidad la naturaleza humana cuando estamos en posesión de la verdad del «pecado original». Cuando Adán pecó, no sólo pecamos todos nosotros, sino que heredamos una naturaleza pecaminosa (8.21; Ro 5.19; 7.18). Sólo un Salvador puede ocuparse de manera efectiva de esta corrupción natural heredada.

Véase también

Referencias

  1. Biblia. Mateo 19:4-6; 24:37-39; Lucas 11:51; 17:26-32; Juan 7:21-23; 8:56-58.
  2. Biblia. Romanos 4; 1 Corintios 15:21-22,45-47; 2 Corintios 11:3; Gálatas 3:8; 4:22-24,28; 1 Timoteo 2:13-14; Hebreos 11:4-22; 2 Pedro 3:4-6; Judas 7,11.

Fuentes

  • Biblia de Estudio de la Vida Plena, Editorial Vida, 1993.
  • Comentario Bíblico Mundo Hispano, Editorial Mundo Hispano, 1997.
  • Keil & Delitzsch Commentary on the Old Testament, Johann Keil y Franz Delitzsch, tomado del software e-Sword 9.6.0, 2010.
  • Biblia plenitud : 2000, c1994 (electronic ed.). Editorial Caribe: Nashville
  • Nelson, W. M., & Mayo, J. R. 2000, c1998. Nelson
nuevo diccionario ilustrado de la Biblia (electronic ed.). Editorial Caribe: Nashville