Saltar a: navegación, buscar

Gastroenteritis hemorrágica

Gastroenteritis hemorrágica
Información sobre la plantilla
Clasificación:Crónica
Agente transmisor:Puede ser causada por una reacción de autoinmunidad en el estómago e intestinos
Forma de propagación:Indigestión
Vacuna:Desparasitación periódica

Gastroenteritis hemorrágica. La gastroenteritis es un proceso inflamatorio del sistema gastrointestinal; en general se denomina de esta manera los cuadros donde se ve afectada el estómago y el intestino, cuando sólo está afectada una parte, se puede diferenciar entre: gastritis (inflamación del estómago), enteritis (inflamación del intestino), colitis (inflamación del colon) y proctitis (inflamación del recto). Es la enfermedad que mata más cachorros en todo el año.

Causa

Una definición medica seria tal vez poco entendible, de hecho mas bien es un síndrome (conjunto de signos y síntomas) que afecta a los perros y todos sus familiares (coyotes, lobos, mapaches etc.) caracterizado por vómito frecuente, diarrea, con sangre, depresión, y deshidratación grave (muy tristes, bajan de peso rápidamente, su piel pierde elasticidad, las encías están pálidas y los ojos hundidos.

En la gastroenteritis aguda, que puede ser causada por una reacción de autoinmunidad en el estómago e intestinos, se encuentra sangre en el vómito y en la diarrea. Puede llegar a ser muy grave. Aparentemente puede parecer enteritis producida por Parvovirus.

Síntomas

Se ve mucho en perros adultos jóvenes (2-4 años) de la raza Toi y Miniatura.

De repente empieza el vómito y el animal pierde su alegría. Horas después hace una diarrea de textura líquida, con sangre y mal olor. Y luego puede entrar en schok.

El shock es un estado cuyas características son: descenso del suministro de sangre en el cuerpo, ya que el animal está perdiendo mucha sangre, muestra una enorme fatiga, la respiración y el latido del corazón se incrementa, baja la tensión arterial, se produce hipotermia, etc. En el análisis de sangre se ve una concentración de la sangre y el nivel de hematocrito (porcentaje de volumen de sangre que ocupa la fracción de glóbulos rojos) excede del 60%.

En algunos aspectos esta enfermedad es distinta de la producida por Parvovirus: no se da una tan alta concentración de la sangre, no presenta fiebre ni leucopenia, pero siempre es necesario la analítica hospitalaria para distinguir ambas enfermedades.

Diagnóstico

Ultrasonido practicado a un perro

Será relevante para el Médico Veterinario no solo el diagnóstico de la enfermedad sino la causa que la produce por lo que debemos frecuentemente recurrir a los métodos complementarios (Dependerá de cada caso en particular y de la patologia sospechada) :

Tratamiento

El tratamiento estará en función de la causa de la gastroenteritis, si los vómitos y diarreas son graves, puede producirse una deshidratación importante que será necesario tratar mediante hospitalización y la administración de suero y medicamentos por vía intravenosa. Una vez controlado el cuadro clínico, el animal podrá seguir el tratamiento en casa.

Si se inicia pronto el tratamiento de rehidratación con una fluidoterapia, el porcentaje de curación es alto. Conviene esperar a que se detengan el vómito y la diarrea antes de proporcionar alimentos, pero normalmente el perro se recupera en uno o dos días.

También se suele administrar antibióticos, o se hace una transfusión de sangre en función de la necesidad. En algunos casos, aparece una anomalía en la coagulación y la sangre se endurece en el cuerpo con lo que se pierde el factor coagulante y el animal sufrirá como complicación a la enfermedad una dificultad en su coagulación, la cual es necesario tratar adecuadamente la boca del perro. El perro es un animal que no aprende la lección.

Pronóstico

De acuerdo a la causa que esté actuando será la gravedad del caso.

Prevención

Buena y correcta alimentación, llevar el plan sanitario al día y desparasitación periódica y una tenencia responsable.

Etiologías

  • Dietéticas: ingestión de plantas, tierra, hierbas, cuerpos extraños.
  • Parasitarias:' coccidios, ancylostomiasis, giardias, ascaridiasis, tenias.
  • Intoxicaciones: Intoxicación por órganos-fosoforados.
  • Bacterianas.
  • Virales: parvovirosis, panleucopenia, moquillo.
  • Inflamaciones: alergia a alguno de los componentes de la comida autoinmunitarios (alergia a una proteína determinada, a un componente del pienso, causa desconocida).
  • Tumores.
  • Sistémicos: patología de otros órganos riñon, páncreas, hígado.
  • Defectos congénitos.

Referencias