Grasas

De EcuRed
(Redirigido desde Grasa)
Grasas
Información sobre la plantilla
Concepto:Son compuestos orgánicos que se componen de carbono, hidrógeno y oxígeno, y son la fuente de energía en los alimentos.

Grasas. Pertenecen al grupo de las sustancias llamadas lípidos y vienen en forma líquida o sólida. Todas las grasas son combinaciones de los ácidos grasos saturados e insaturados. Las grasas son insolubles en agua teniendo una densidad significativamente inferior (flotan en el agua). Los alimentos con más grasa son: los aceites, las mantequillas,los frutos secos, el chocolate,las galletas, los huevos, la leche entera y la carne. Los elementos con menos grasa son: las verduras y las hortalizas, las frutas y los cereales.

Contenido

Componente básico de las grasas

La principal diferencia entre las grasas y las proteínas estriba en que aquéllas no están constituidas por estructuras que se repiten. No son cadenas como las Celulosas o Proteínas en tanto que no hay una unidad básica que se presenta sucesivamente. En general son sustancias suaves y aceitosas insolubles en agua.
Estructura de la glicerina: componente básico de grasas:

CH(2)–OH

CH(2)–OH

CH(2)–OH

El componente básico de las grasas es la glicerina. La molécula básica de grasa está formada por tres ácidos grasos y una molécula de glicerina; las grasas naturales resultan de desarrollos mucho más complejos de esta estructura básica. Sin embargo tan sólo hay unos 20 diferentes ácidos grasos que pueden ligarse a la glicerina; difieren en la longitud de sus cadenas de carbono y en el número de átomos de hidrógeno de las mismas.

Tipos de grasas

En función del tipo de ácidos grasos que formen predominantemente las grasas, y en particular por el grado de insaturación (número de enlaces dobles o triples) de los ácidos grasos

Grasas saturadas

Grasas saturadas
Grasas saturadas

Son las formadas mayoritariamente por ácidos grasos saturados. Aparecen por ejemplo en el tocino, en el sebo, en las mantecas de cacao o de cacahuete, etc. Este tipo de grasas es sólida a temperatura ambiente. Las grasas formadas por ácidos grasos de cadena larga (más de 8 átomos de carbono), como los ácidos láurico, mirístico y palmítico, se consideran que elevan los niveles plasmáticos de colesterol asociado a las lipoproteínas LDL. Sin embargo, las grasas saturadas basadas en el esteárico tienen un efecto neutro. Ejemplos: sebos y mantecas.


Grasas insaturadas

Son las formadas principalmente por ácidos grasos insaturados como el oleico o el palmitoleico. Son líquidas a temperatura ambiente y comúnmente se les conoce como aceites. Pueden ser por ejemplo el aceite de oliva, de girasol, de maíz. Son las más beneficiosas para el cuerpo humano y algunas contienen ácidos grasos que son nutrientes esenciales, ya que el organismo no puede fabricarlos y el único modo de conseguirlos es mediante ingestión directa. Las grasas insaturadas pueden subdividirse en: Grasas monoinsaturadas. Son las que reducen los niveles plasmáticos de colesterol asociado a las lipoproteínas LDL (las que tienen efectos aterogénicos, por lo que popularmente se denominan "colesterol malo"). Se encuentran en el aceite de oliva, el aguacate, y algunos frutos secos. Elevan los niveles de lipoproteínas HDL (llamadas comúnmente colesterol "bueno").

Grasas poliinsaturadas

Ácidos grasos  Omega 3
Ácidos grasos Omega 3

Son las formadas por ácidos grasos de las series omega-3, omega-6). Los efectos de estas grasas sobre los niveles de colesterol plasmático dependen de la serie a la que pertenezcan los ácidos grasos constituyentes. Así, por ejemplo, las grasas ricas en ácidos grasos de la serie omega-6 reducen los niveles de las lipoproteínas LDL y HDL, incluso más que las grasas ricas en ácidos grasos monoinsaturados. Por el contrario, las grasas ricas en ácidos grasos de la serie omega-3 (ácido docosahexaenoico y ácido eicosapentaenoico) tienen un efecto más reducido, si bien disminuyen los niveles de triacilglicéridos plasmáticos. Se encuentran en la mayoría de los pescados azules (bonito, atún, salmón, etc.), semillas oleaginosas y algunos frutos secos (nuez, almendra, avellana, etc.).

Grasas trans

Ácidos transgrasos
Ácidos transgrasos

Se obtienen a partir de la hidrogenación de los aceites vegetales, por lo cual pasan de ser insaturadas a saturadas, y a poseer la forma espacial de trans, por eso se llaman ácidos grasos trans. Son mucho más perjudiciales que las saturadas presentes en la naturaleza (con forma cis), ya que son altamente aterogénicas y pueden contribuir a elevar los niveles de lipoproteínas LDL y los triglicéridos, haciendo descender peligrosamente los niveles de lipoproteínas HDL. Ejemplos de alimentos que contienen estos ácidos grasos son: la manteca vegetal, margarina y cualquier alimento elaborado con estos ingredientes.

Funciones de las grasas

  • Es uno de los tres nutrientes (junto con las proteínas y los carbohidratos)que le proporcionan calorías al cuerpo.
  • Son esenciales para el funcionamiento adecuado del cuerpo, debido a que proporcionan los ácidos grasos esenciales que no son elaborados por el cuerpo y deben obtenerse de los alimentos. Los ácidos grasos esenciales son el ácido linoleico y el ácido linolénico, los cuales son importantes para controlar la inflamación, la coagulación de la sangre y el desarrollo del cerebro.
  • Sirve como sustancia de almacenamiento para las calorías extras del cuerpo y además, llena las células adiposas (tejido adiposo) que ayudan a aislar el cuerpo.
  • Son una importante fuente de energía. Cuando el cuerpo ha consumido las calorías de los carbohidratos, que ocurre después de los primeros veinte minutos de ejercicio, comienza a depender de las calorías de la grasa.
  • La piel y el cabello sanos se conservan por la acción de la grasa que ayuda al cuerpo a absorber y movilizar las vitaminas A, D,E y K a través del torrente sanguíneo.

Las causas de la acumulación de grasa

En el organismo suele venir provocada por diversos factores como, por ejemplo, pueden ser:

  • Predisposición genética a padecerla por falta de generación de leptina.
  • Hipotiroidismo o mal funcionamiento del hipotálamo.
  • Falta de actividad física o sedentarismo.
  • Alimentación desequilibrada.
  • Utilización de algunos medicamentos.
  • Situaciones de estrés muy elevadas.

La obesidad tiene que ser valorada por un endocrino para lograr el tratamiento más adecuado. Este especialista realizará un estudio completo para saber que la provoca, como tendencia familiar a padecerla, posibles enfermedades o medicamentos que la potencien, y los hábitos de vida que llevamos. Además valorará nuestro peso y talla para valorar el índice de masa corporal, medidas abdominales, de caderas, piernas y brazos, y como se distribuye la grasa por nuestro cuerpo.

Un especialista es el único que puede valorar si es necesario que nos sometamos a una dieta o a cualquier otro tipo de tratamiento para frenar la acumulación de grasa, nunca debemos tomar pastillas ni complementemos dietéticos que no sean recomendados por él, ya que podríamos empeorar nuestra salud de una forma grave, y caer en las manos de enfermedades como la anorexia o la bulimia.

Consecuencias

En cuanto a lo que nos puede deparar este problema es algo bastante extenso, y en ocasiones farragoso, por lo cual vamos a intentar contároslo de una forma clara y concisa.

  • Enfermedades cardiovasculares, como por ejemplo el infarto de miocardio.
  • Problemas digestivos relacionados con el hígado y con el esófago.
  • Aparición de diabetes del tipo 2.
  • Enfermedad gotosa o gota, por elevación de los niveles de ácido úrico.
  • Apnea del sueño y dificultades pulmonares.
  • Colesterol alto.
  • Hipertensión arterialde grado 3 o pre eclampsia en las mujeres embarazadas.
  • Cáncer de colon, próstata, ovarios o mamas.
  • Problemas en las articulaciones, sobre todo en las rodillas, por el exceso de peso.
  • Mala circulación sanguínea con aparición de escaras.
  • Problemas epiteliales como las estrías.
  • Problemas de autoestima y depresión.

Para lograr combatir una enfermedad como esta, se requiere disciplina, llevar un buen régimen alimenticio, y concienciarnos de que debemos comer lo más sano posible y realizar ejercicio físico habitualmente. Tanto los niños como los adultos deben aprender las nociones básicas para evitarla, incluso desde el colegio, para que todos puedan aprender que este problema no sólo puede llegar a provocar cambios y problemas físicos, sino también emocionales. Y lo mejor es lograr evitarlo o en el caso de sufrirla ponernos en manos de un buen especialista, como ya hemos mencionado antes, que nos pueda ayudar. Os dejamos con un interesante vídeo sobre como poder evitar la obesidad desde la infancia.

Véase también

Fuentes