Saltar a: navegación, buscar

Vitamina D

Vitamina D
Información sobre la plantilla
Vitamina d.jpg
Grupo TerapéuticoVitaminas Liposolubles

Vitamina D. Pertenece al grupo de las Vitaminas liposolubles (solubles en lípidos). Se encuentra en distintos Alimentos en forma de precursores y también puede ser producida por nuestro organismo luego de la exposición a los Rayos ultravioletas (UV) emitidos por el Sol.

Caracteristicas

Los precursores son sustancias que al ser metabolizadas o procesadas por el organismo se convertirán en Vitaminas. Los alimentos tienen distintos precursores como el dihidrocolesterol de origen animal y el ergosterol de origen vegetal. Ambos necesitan de la radiación solar para convertirse en provitaminas.

La luz del sol es una fuente importante de vitamina D dado que los rayos ultravioletas dan inicio a las síntesis de vitamina D en la Piel.

Ante el estímulo de la luz solar el dihidrocolesterol se convertirá en colecalciferol (pro-vitamina D3) y el ergosterol en ergocolesterol (pro-vitamina-D2). Necesitan aún otra transformación para convertirse en las formas activas de la vitamina D. Esta transformación se da en 2 pasos, siendo la primera en el Hígado y la última en Riñón. La síntesis de vitamina D depende de la pigmentación de la piel y del grado de exposición a la luz solar. La piel oscura (con mayor pigmentación) restringe el paso de los rayos ultravioletas y así sintetiza menos vitamina D, entonces la síntesis será menor ante una pigmentación mayor.

La vitamina D entonces se deposita en el hígado, cerebro, piel y mayormente en los huesos.

En lo que respecta a su conservación, es una vitamina estable, no es destruida durante la cocción y puede ser conservada durante un largo período. Se deteriora u oxida al entrar en contacto con la Luz y el Oxígeno.

Funciones de la vitamina D

  • Sistema óseo y dentario el rol más importante de esta vitamina es mantener los niveles de Calcio y Fósforo normales. Estimula la absorción intestinal de calcio y fósforo y su reabsorción en los Riñones. Regula el metabolismo de estos Minerales los cuales son vitales para el crecimiento y desarrollo normal de huesos y Dientes.
  • Crecimiento celular participa en el crecimiento y maduración celular.
  • Sistema inmune fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.
  • ''Hormonas'' en conjunto con la Hormona paratiroidea, calcitonina (producida por la Glándula tiroides) y los Estrógenos, la vitamina D mantienen los niveles del calcio.

La vitamina D aumenta la liberación de fósforo y calcio desde el hueso.
La hormona paratiroidea (PTH o parathormona, producida por las glándulas paratiroides) aumenta la activación de la vitamina D en su forma activa en el riñón.
Cuando las concentraciones de calcio en la Sangre son bajas induce el aumento en la secreción de PTH, mientras que cuando son altas se inhibe su liberación. Su acción está disminuida en caso de carencia de vitamina D. Así mismo la vitamina D intervendría en la secreción de insulina del Páncreas, posiblemente a través del mantenimiento de los niveles del calcio sérico, el cual es importante para una adecuada secreción de insulina.

  • Sistema nervioso los niveles de calcio son esenciales para la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular. La vitamina D al regular los niveles de calcio en la sangre tiene un papel importante en el funcionamiento saludable de nervios y Músculos.

Principales fuentes de vitamina D

  1. Leche (mejor si es fortificada con vitamina D).
  2. Quesos.
  3. Huevos (yema).
  4. Manteca, mantequilla.
  5. Margarinas.
  6. Aceite de hígado de pescados.
  7. Pescados grasos, como el Salmón, Atún, Arenque, Sardinas (generalmente alimentos abundantes en ácidos grasos, Omega 3).
  8. Cereales.

Deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D puede ocurrir cuando:

  1. La ingesta diaria es menor de los niveles recomendados.
  2. El riñón no puede transformar la vitamina D en su forma activa.
  3. La exposición al sol es insuficiente.
  4. No se puede absorber adecuadamente a nivel del Sistema digestivo.

Como se mencionó anteriormente, la deficiencia de vitamina D conduce al aumento en la producción de la hormona paratiroidea y a la remoción de calcio de los huesos.

Pueden requerir dosis más altas de vitamina D

  1. Infantes que solo se alimentan con leche materna: la leche materna provee aproximadamente 25 UI por litro.
  2. Adultos mayores y ancianos: a medida que envejecemos la piel no sintetiza vitamina D tan eficientemente. A su vez el riñón reduce su capacidad para transformar la vitamina D en su forma activa.
  3. Personas con poca exposición solar: personas que no salen de su casa, que están en cama por períodos prolongados, mujeres que se cubren mucho el rostro y el cuerpo por motivos religiosos, personas cuya ocupación laboral le impide contacto con el sol (trabajadores nocturnos, mineros).
  4. Personas que tienen mayor contenido de melanina en su piel (pigmento que da color a la piel): a mayor color de la piel menor es la capacidad para producir vitamina D proveniente de la luz solar.
  5. Personas con malabsorción de grasas: la vitamina D al ser liposoluble requiere de cierta cantidad de gasa proveniente de la dieta para su absorción. Síntomas de malabsrocion incluyen diarrea y heces oleosas (con aceite). La malabsorción de grasas se asocia a enfermedades como deficiencia de enzima pancreática, enfermedad de Crohn, fibrosis quística, enfermedad celíaca, enfermedades hepáticas, cirugías resectivas del tracto digestivo (remoción de ciertas partes del tracto digestivo).
  6. Alcohólicos.

Toxicidad - (Hipervitaminosis D)

  1. Hipercalcemia: se refiere al aumento de los niveles de calcio en Sangre lo cual trae como consecuencia diversos síntomas como náusea, vómitos, alteraciones mentales, confusión, pérdida de apetito, pérdida de peso, constipación, debilidad, depresión, dolores articulares y musculares, dolores de cabeza, poliuria (emisión de grandes cantidades de orina), mucha sed y Cálculos renales.
  2. Calcinosis: es la formación de depósito de calcio y fosfato en tejidos blandos (piel, riñones).

La exposición al sol es poco probable que resulte en hipervitaminosis D al igual que la ingesta de los alimentos con contenido de vitamina D incorporados con la dieta, a no ser que se ingieran cantidades excesivas de aceite de pescados. Normalmente la toxicidad con vitamina D se da como consecuencia de la ingesta elevada de suplementos de vitamina D.

Fuentes

  • Zonadiet
  • Portal de la Salud en Cuba Infomed
  • Revista Juventud Rebelde
  • Revista Cubana de Hematología, Inmunología y Hemoterapia

Enlaces Externos