Hemiplejia

De EcuRed
Hemiplejia
Información sobre la plantilla
Clasificación:parálisis de un lado del cuerpo, que aparece como resultado de la lesión de las vías de conducción de impulsos nerviosos del encéfalo o de la médula espinal.


Hemiplejia o hemiplejía. es la parálisis completa o incompleta que afecta a una mitad del cuerpo, en su totalidad o parcialmente. En forma general es la afección de la mitad del organismo. También se conoce comúnmente por accidente cerebro vascular (ACV).

Contenido

Definición

La hemiplejia es el resultado de la lesión de las vías de conducción de impulsos nerviosos del encéfalo o de la Médula espinal. Se genera como consecuencia de un bloqueo arterial que priva al cerebro de irrigación sanguínea. Según la parte del cerebro que resulte afectada, las lesiones que provoca la hemiplejía anulan el movimiento y la sensibilidad de parte del rostro, del brazo, de la pierna, o de ambos miembros de la mitad del cuerpo. Con frecuencia, además de la parálisis de las partes del cuerpo quedan disminuidas otras funciones como la visión, la capacidad auditiva, el habla e incluso la capacidad de razonamiento. La hemiplejía puede afectar a personas de cualquier edad, aunque el grupo mas frecuente esta constituido por personas, generalmente varones, de entre mediana y avanzada edad.
La palabra hemiplejia viene del griego emisys, y plessein, afectar.

Generalidades

La hemiplejia es la consecuencia de una lesión producida en centros o vías piramidales, de manera que el individuo va a presentar una dificultad en el control voluntario del movimiento. Esta dificultad será mayor o menor dependiendo de la gravedad y localización de la lesión., yendo desde la hemiparesia, perdida parcial del control voluntario del movimiento, hasta la hemiplejia, o pérdida total del mismo.

Partiendo de la base de que existirá siempre un equilibrio entre el sistema piramidal, control voluntario, y el sistema extrapiramidal, control involuntario, equilibrio por otra parte necesario para la ejecución correcta del movimiento, una lesión del primero llevará asociada siempre una ruptura de este equilibrio, y como consecuencia un predominio del sistema extrapiramidal. La hemiplejia no significa por tanto una parálisis de un hemicuerpo, sino una pérdida del control voluntario de este, que generalmente va asociada a una alteración del tono postural.

Al mismo tiempo, se produce una especie de ignorancia por parte del individuo, del hemicuerpo afecto. El enfermo si que tiene sensaciones procedentes del hemicuerpo afectado, pero estas están muy alteradas. Debido al cruce que sufren las fibras del sistema piramidal antes de entrar en la médula espinal, una lesión localizada en una mitad del encéfalo producirá alteraciones en la mitad contraria del cuerpo.

Clasificación

Descripciones de algunas clasificaciones

  • Hemiplejia alterna: Es la parálisis de uno de los diversos nervios craneales del lado de la lesión y la parálisis de los miembros del lado opuesto. Es producida por una lesión del pedúnculo, de la protuberancia, o del bulbo, a un nivel en donde las fibras del fascículo piramidal destinadas a los nervios craneales han sufrido ya su decusación.
  • Hemiplejia capsular: Hemiplejia pura, total y proporcional debida a una hemorragia de la cápsula interna.
  • Hemiplejia cerebelosa: Conjunto de los trastornos resultantes del déficit unilateral de la función cerebelosa (lateropulsión, hemiasinergia, dismetría, adiadococinesia, etc.). Su complejidad más o menos extensa y su localización (del lado de la lesión o del lado opuesto) dependen de la lesión (lóbulos o pedúnculos cerebelosos). Esta lesión es, con mayor frecuencia, un reblandecimiento por obliteración arterial. Este término que puede prestarse a confusión (ya que no existe parálisis de un lado del cuerpo), debería ser reemplazado, según algunos autores, por el de hemisíndrome cerebeloso.
  • Hemiplejia cerebral infantil: (hemiplejia espasmódica infantil). Hemiplejia que aparece desde el final del primer año, espasmódica, en extensión del miembro inferior o en flexión del miembro superior. Es la secuela de una encefalopatía infantil. Perturba gravemente el crecimiento de los miembros afectos en los cuales provoca grandes trastornos tróficos.
  • Hemiplejia colateral: (hemiplejia homolateral). Hemiplejia localizada en el lado de la lesión en caso de sección alta de una mitad de la médula espinal.
  • Hemiplejia contralateral: Hemiplejia localizada en el lado opuesto al de la lesión cerebral.
  • Hemiplejia cortical: A menudo es parcial, debida a un reblandecimiento de la corteza cerebral; puede acompañarse de trastornos de la sensibilidad, del lenguaje, de la vista y de crisis convulsivas.
  • Hemiplejia espinal: Hemiplejia debida a una lesión de la mitad de la médula, localizada por encima del abultamiento cervical; se caracteriza por la integridad de la cara, hemiplejía del lado de la lesión y anestesia del otro lado (síndrome de Brown-Séquard).
  • Hemiplejia proporcional: Hemiplejia en la cual se afectan con igual intensidad la cara, el miembro superior y el miembro inferior.
Radiografía que se ve claramente una hemiplejia.
Radiografía que se ve claramente una hemiplejia.

Fases

Además de la pérdida del control voluntario, se produce una pérdida de la información de retorno que nos ayuda a conocer, por ejemplo, como estamos sentados, o como es nuestra postura en un momento determinado. No quiere decir que esta información no llegue al encéfalo, llega, pero lo que nos está fallando es el procesamiento de la misma. Junto con esto, como ya explicamos, se produce una alteración del tono postural, hipertonía o hipotonía del hemicuerpo afecto, según estemos en una u otra fase del desarrollo de la hemiplejia. Esto será originado por el predominio del sistema extrapiramidal sobre el lesionado sistema piramidal.

Un hemipléjico puede presentar también alteraciones en el lenguaje, afasia, si la alteración es total y el individuo no puede hablar, o disfasia, si esta alteración es parcial. Esto es en parte, como consecuencia de la dificultad que tienen para hacer cosas en la línea media, por ser aquí donde se necesita una mayor coordinación entre los 2 hemicuerpos.

El paso de una etapa a otra es muy difuminado y no es fácil apreciarlo. Se sabe claramente cuando se está en una etapa o en otra, pero no cuando se está pasando de una a la otra, las fases son, en orden:

  • Fase de Ictus: Debido a la causa que está produciendo la lesión, trombosis, embolia, hemorragia, etc., el individuo entra en un momento de estupor, o incluso puede llegar al coma. Esta fase suele ser de duración variable, pudiendo extenderse desde unos minutos a varias semanas.
  • Fase flácida: El músculo se inhibe y deja de contraerse, o lo que es lo mismo, cede la actividad cerebral sobre ese hemicuerpo. Los músculos no se paralizan todos en un mismo grado. La parálisis es tanto mayor cuanto mas distal sea el músculo, de tal forma que cuanto mas nos acerquemos al tronco, mayor será la actividad muscular en esta etapa. El individuo arrastra ese hemicuerpo. A la vez, esto va acompañado de una hiporeflexia. Desde el ictus hasta la etapa flácida pueden pasar, como ya dijimos, desde horas hasta días. Cuanto más tiempo tarde el individuo en pasar de la fase de ictus a la etapa flácida, mas graves serán las secuelas que queden.
  • Fase espástica: La flacidez o hipotonía empieza a ser sustituida por espasticidad. Comienzan las deformidades.

Causas

Cada uno de los dos hemisferios cerebrales controla el movimiento y la sensibilidad del lado opuesto del cuerpo. De lo anterior se deduce que una lesión en el hemisferio derecho del cerebro produce una hemiplejía en el lado izquierdo, o sea, la pérdida de la sensibilidad y la imposibilidad de mover ese lado del cuerpo. La causa más frecuente es un accidente cerebrovascular, que interrumpe el aporte sanguíneo hacia una región determinada del cerebro y, como consecuencia, produce una necrosis o muerte del tejido cerebral, correspondiente a la arteria afectada.

Una hemiplejía que se vaya desarrollando de forma paulatina puede ser el primer síntoma de la presencia de un tumor cerebral, ya que éste va ejerciendo una presión gradual en el hemisferio cerebral en el cual se desarrolla, impidiendo su función. La lesión puede ser causada por una meningitis, por convulsiones graves que dificulten la respiración, o por un traumatismo craneal grave, debido a un accidente. La gravedad de la hemiplejía, la importancia de la parálisis y la aparición o no, de otras alteraciones, depende de la localización de las células lesionadas y de la masa de tejido cerebral que se queda sin irrigación sanguínea.

Síntomas

La parte del cuerpo afectada por una hemiplejía, presenta una parálisis muscular. La zona destruida del cerebro es incapaz de controlar ciertos músculos que, aunque no estén dañados, se tornan rígidos y pueden llegar a atrofiarse por falta de uso. De esa forma se adquiere una rigidez característica denominada espasticidad, y los afectados son conocidos como espásticos. La hemiplejía afecta en mayor medida a los músculos voluntarios que a los involuntarios. Por ejemplo, un hemipléjico con parálisis facial puede sonreír sin dificultad.

Cerebro
Cerebro

Diagnostico

Es importante valorar como comenzaron los síntomas o signos, la edad, los antecedentes patológicos, y enfermedades que se asocien. Las hemiparesias que presentan personas mayores de 60 años se suelen deber a enfermedades cerebro vasculares. En los pacientes menores de 45 años debemos descartar la lues, vasculitis, esclerosis múltiple, tumores, tuberculosis y émbolos por cardiopatías.

Tratamiento

Las anomalías del cerebro, como la parálisis cerebral, no empeoran, pero tampoco experimentan mejoría. Cuando una parte del cerebro no recibe irrigación, se daña de forma irreversible y no puede recuperarse, por lo cual no existe una curación para las hemiplejias producidas por un accidente cerebrovascular. Sin embargo, si es posible reeducar al paciente para que pueda controlar los músculos inutilizados con la parte del cerebro no dañada.

El objetivo del tratamiento cosiste en descubrir la extensión de las incapacidades físicas y mentales, y reducirlas al mínimo en cuanto sea posible. Para llevarlo a cabo, se debe iniciar una rehabilitación precoz, que prevenga la rigidez y la atrofia muscular que suele provocar el estado de inmovilidad. Los cuidados fisioterapéuticos, de enfermería y también la terapia ocupacional contribuyen a que los pacientes comiencen a valerse por si mismos.

Cabe señalar que la incontinencia, manifestada durante los primeros días posteriores al ataque, puede representar un problema frecuente, que desanima a los pacientes y a quienes los atienden; su causa debe buscarse en la perdida del control cerebral sobre los esfínteres.La hemiplejia puede impedir al enfermo levantarse o pedir ayuda, pero al recuperar la movilidad de los miembros la incontinencia suele aliviarse.

La rigidez de las extremidades deformadas de los niños espásticos puede corregirse mediante cirugía y facilitar así su movimiento. Por lo general se produce una mejoría sustancial durante las primeras semanas o meses, e incluso en los dos primeros años. La mejoría de la enfermedad depende de la clase y de la intensidad de las incapacidades sufridas, y de la edad del paciente. Si durante los primeros días se recupera algo de movimiento en la extremidad afectada, el pronostico es, por lo general, muy optimista.

Fuentes