Saltar a: navegación, buscar

Lienzo

El lienzo
Información sobre la plantilla
Lienzo1.jpeg

El lienzo. La palabra lienzo no se refiere a ningún material específico del campo de los textiles, sino que se aplica a numerosos tejidos de fibra relativamente gruesa y trama apretada (lonas), como los que se usan para velas, tiendas, toldos, etc. En pintura, el término “Lienzo” indica una tela imprimada, lista para usarse; también puede emplearse para designar un cuadro al óleo terminado.

Historia

Prácticamente toda tela de trama apretada se ha utilizado en algún momento como soporte para pintar. Según la leyenda, los lienzos de lino tensados en bastidores de madera se empezaron a usar para pintar temas religiosos que debían ser llevados en procesión por las calles, especialmente en Italia. Sin embargo en la antigüedad se usaban telas como soporte para pintura, y era un material lógico a considerar cuando se introdujo la pintura al óleo. Los lienzos de algodón como los de drill, lona o sarga, se empezaron a utilizar cuando comenzó la producción industrial del algodón.

El lienzo

El material sobre el que se ejecuta una pintura al óleo se divide en dos partes: la imprimación o base y el soporte sobre el que está dicha superficie. Los soportes son telas tensadas en bastidores de madera, tableros de madera o compuestos, actualmente se venden también montados sobre cartón. De los soportes para pintura al óleo se han usado y usan diferentes tipos, sin embargo nosotros centraremos nuestra atención sobre los lienzos o telas.

Tipos de lienzo

Sin ninguna duda es el soporte más usado, y a parte de sus diferencias compositivas también las hay de carácter estructural. Clasificando a las telas por su diferencia compositiva y de mayor a menor calidad tendremos las siguientes:

  • Lino
  • Cáñamo
  • Yute
  • Algodón.

Por supuesto que el precio va aparejado con la calidad. Las telas representadas son respectivamente las de lino y de algodón. También existen actualmente telas fabricadas con fibras sintéticas, pero aún la experiencia y el tiempo sobre todo no ha establecido a que calidad compararla de las mencionadas.

Estructura

Si realizamos la clasificación por su carácter estructural dentro del modelo elegido, empezaremos a familiarizarnos con las terminología ”Trama y Urdimbre". Hacen referencia evidentemente a la forma en la que están coexionados los hilos de la tela al igual que al grosor de los mismos. Las telas están formadas por dos series de hilos. Una serie que va a lo largo de la tela que se llama urdimbre, comúnmente conocida como “hilo de la tela”, y otra serie de hilos que van de orilla a orilla y que forman el ancho de la tela conocida con el nombre de trama. A principios del siglo XIX estuvo de moda un lienzo liso con trama diagonal o cruzada, especialmente para pintar retratos. Se pueden reconocer las obras de algunos pintores porque usaban habitualmente lienzos con un determinado tipo de trama.

Clases de textura

Antes de la introducción de tejidos hechos a máquina, se utilizaba una tela de trama cuadrada y fibras gruesas, hecha en un telar manual, que a veces presentaba una trama muy abierta y había que sellarla con una capa gruesa de cola. Las telas se comercializan por su peso, gramos sobre metro cuadrado, abreviado g/m2. Y por su ancho y largo, ya sea en rollos o en su caso por metros.

Tejidos finos

Los tejidos finos y cerrados son propensos al desgarramiento y rotura al tensar en bastidor, sin embargo, son muy útiles para ensayar y crear bocetos. Su peso por metro cuadro oscila entre los 200grs/m.

Tejidos medios

Con los tejidos medios se elabora la mayoría de las obras de caballete. Son lo suficientemente ligeros y flexibles para tensar sobre un bastidor, es común conseguirlos en las casas de materiales de arte con el nombre de manta o loneta en pesos que oscilan en los 300grs/m, generalmente, el tejido es compacto, liso y libre de defectos por lo cual es el preferido en las técnicas realistas y tradicionales: retratos, bodegones, paisajes, etcétera.

Tejidos gruesos

Los tejidos gruesos, ásperos y rígidos (lonas y arpilleras) son difíciles de tensar, sin embargo una vez tensas soportan varias capas de pintura, por lo cual son apropiadas para aplicar texturas, soportan bien la fricción y las acción mecánica de las espátulas, grafos y cepillos, sobre todo la arpillera. Siendo la lona la tela más apropiada para obras de grandes dimensiones. Cuando el tejido es abierto y grueso es preferible tensar y adherir sobre un panel o muro, lo cual permite la aplicación de grandes capas de imprimación y pintura, Si bien no es común conseguir la arpillera y la lona en casas de materiales de arte, si es común conseguirlas en las tiendas especializadas en telas de decoración y tapicería. Su peso oscila en los 400grs/m, incluso más.

Fuentes