Saltar a: navegación, buscar

Lucha

Lucha
Información sobre la plantilla
Lucha grecorromana.jpg
Contacto:Contacto Físico

Prensa

Lucha. Ejercicio deportivo que se practica entre dos atletas desarmados, los cuales usan para vencer la habilidad, la fuerza y el propio peso, en presas y golpes Cuerpo a cuerpo, según un reglamento preestablecido. Este ejercicio se ha difundido, aunque con características diferentes en la técnica y en el desarrollo histórico, por todo el mundo.

Historia

El deporte de la lucha se inicia en las olimpiadas de 1896, con la Lucha Grecorromana. Posteriormente volvió a ser admitida en 1908, y se añade la Lucha libre.

Se encuentra también muy extendido el judo japonés, tanto por las aplicaciones prácticas en la defensa personal, cuanto porque este Género de lucha, fue incluido en los programas de los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964, (XVIII Olimpiada). Se trata de un ejercicio deportivo que, por la concepción y características, se aparta bastante de los criterios fundamentales de la lucha, en general. En este sentido, el Japón presenta otro tipo de ejercicio deportivo, el Sumo, que se acerca más a la generalidad de la lucha. Tiene también gran importancia la lucha turca o yagli, que ha sugerido muchos golpes a la libre. Existe asimismo la Lucha libre americana o match y, en fin, aquella clase de lucha que tiene más de juego que de ejercicio deportivo y que pertenece al folklore de los distintos países: la lucha india, la suiza, la islandesa o glima, la bretona, la canaria.

La lucha que nace de los mismos instintos humanos del ataque y de la defensa, se practicó en los pueblos de las civilizaciones prehelénicas, llegó a su máximo esplendor con las Olimpiadas, y se introdujo en los programas de la XVIII edición de los juegos (708 a.n.e.). En los gimnasios de Grecia se practicaron tres distintas formas de lucha: ortbopali (como espectáculo), aluidissis (como entrenamiento) y acrocbirismo (especie de combate en el que los competidores sólo usaban los dedos). Decayó durante el imperio romano, porque los luchadores, interesados en un profesionalismo cada vez mayor, redujeron sus enfrentamientos a simples exhibiciones espectaculares. En la Edad Media, la lucha estuvo muy de moda en Inglaterra, donde llegó hacer un ejercicio más bien violento, y en Alemania, en la que se practicó sobre todo como complemento de la esgrima. Fabian von Auerswald dio a la lucha un carácter agonístico y autónomo, con el tratado Arte de la lucha, publicado en 1539. Pero hay que remontarse a la segunda mitad del siglo pasado para encontrar, primero en Francia y después en Italia, la lucha organizada sobre fundamentos modernos. A fines de siglo XIX los luchadores estaban todavía organizados en troupes ambulantes, siendo el escenario de sus gestas las plazas y los locales de algunas ciudades francesas e italianas. En 1896, en las Olimpiadas de Atenas, se organizaron certámenes de Lucha grecorromana entre pesos máximos, y dos años después, en Paris, se disputó el primer campeonato mundial. La lucha encuentra su expresión clásica en la Lucha grecorromana.

Tipos

Lucha grecorromana

Ejercicio deportivo que constituye la modernización de las lucha clásicas. Su denominación es impropia, si se la considera como la suma de las características de la lucha que practicaron los griegos y los romanos, ya que su reglamento y características son bastantes recientes. Los dos atletas que se enfrentan pueden en dos distintas posiciones: vertical y horizontal. El fin de cada luchador es el de colocar al adversario, con una serie de presas y golpes permitidos, con las espaldas en el tapiz durante cierto tiempo, suficiente para que los jueces puedan contarlo (dos segundos al menos). La confrontación, en este caso, termina con la victoria por fuera de combate; pero puede verificarse también un final con la victoria por puntos que se otorga al luchador que consigue, por el comportamiento, la mayoría de los votos del árbitro y de los jueces. Según los pesos, los luchadores se dividen en ocho categorías: mosca, hasta 52 Kg; gallo, hasta 57 Kg; pluma, hasta 62 Kg; ligeros, hasta 67 Kg; semimedios, hasta 87 Kg, pesados, más de 87 Kg.

Lucha libre

Es el ejercicio deportivo que, más que las restantes lucha, tiene un origen en la que practicaron los griegos y los romanos. Las primeras reglas de la lucha libre se definieron en 1889, en América, pero en líneas generales esta forma de combate no difiere mucho de la grecorromana. La libre se sirve de todos los golpes de la grecorromana, a lo que añade otros más. La diferencia sustancial entre las dos formas de lucha consiste en el uso permitido de las piernas en los ataques. En esta especialidad sobrepasan los turcos.
La lucha libre es el deporte que más que ningún otro puede parecerse a la lucha que se practicó en la antigüedad; permite muchos golpes y presas que están prohibidos en la lucha grecorromana, como las zancadillas, la doble cintura, los estrangulamientos, los agarrones.

Lucha Sumo

Lucha sumo
Los orígenes del sumo japonés se confunden con los del Jiu-jitsu. Es aún muy popular en Japón como deporte profesional. Se compone de técnicas dirigidas a derribar al adversario o a hacerle salir del área circular en donde se celebra la lucha.
Los luchadores visten tan sólo una especie de taparrabo que se fija con un cinturón ancho y sólido, de forma que permita una captura segura.




Lucha turca

Es el deporte nacional turco y deriva el nombre, yagli, de la grasa con la que los luchadores ungen el cuerpo antes del combate. Los competidores con el tronco desnudo, se visten solamente con largas bragas de cuero. El combate termina cuando a uno de los antagonistas se le hace tocar el suelo con un muslo y un hombro, o se le levanta al aire y se le sostiene así durante algún tiempo.

Lucha libre americana

Se le denomina match por la máxima catchas match can (agarra como pueda), que en el fondo es la regla principal de esta forma de lucha cuyos orígenes pueden verse en el pancracio griego o en la lucha inglesa de la Baja Edad Media o, más probablemente, en la India. La practican unos pocos profesionales, permite todas las presas posibles e imaginables: desde los golpes bajos en el vientre hasta los estrangulamientos y cabezazos. Aunque se práctica, además de en América, en Francia, en Inglaterra y en España, no existe ningún organismo internacional que reglamente y controle oficialmente este tipo de lucha, al menos como deporte.

Enlace externo

Fuentes