Majá de Santa María

De EcuRed
Majá de Santa María
Información sobre la plantilla
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Sauropsida
Orden:Squamata
Familia:Boidae

Majá de Santa María. Conocido además por boa cubana o boa arbórea cubana (Epicrates angulifer) es una boa endémica de Cuba de gran tamaño que lleva el apodo de majá al llamarse así en Cuba a cualquier boa y además el lugar donde habita específicamente esa especie. No se reconocen subespecies.


Contenido

Estatus de conservación

Especie clasificada como de NT (Riesgo bajo), pero cerca de calificar para Vulnerable (VU), en la IUCN Lista Roja de Especies Amenazadas.

Descripción

Es un animal enorme de hasta 6 m de largo, lo que la hace el bóido más grande del Caribe. Tiene una cabeza redonda y un cuerpo largo y grueso, de color marrón con algunas manchas. No es venenosa.

Alimentación

Al igual que otras boas es una magnífica cazadora. Estrangula a su víctima con sus potentes músculos, típicos. Luego la traga desmontando su mandíbula y sin masticarla. Es digerida luego de mucho tiempo. La boa cubana una especie ovovivípara por lo que no pone huevos sino que pare crías perfectamente formadas, réplicas de los ejemplares adultos.

Curiosidad

El 4 de enero de 2007, el periódico cubano Juventud Rebelde publicó el artículo. El singular hallazgo de un ejemplar de majá de Santa María con dos cabezas vitales que rompió la armonía en el batey Armonía, en Bolondrón, provincia Matanzas, encontrado por Alipio Reyes, trabajador agrícola de la CPA Héroes del Moncada.

Según dio a conocer a este diario, el doctor Tomás Ramón Escobar Herrera, entonces director del Parque Zoológico Nacional, se trata de un animal con un solo orificio cloacal y aparentemente un solo sistema digestivo. En esa fecha tenía menos de un año de nacido y evidentemente se alimenta y ha sobrevivido en la naturaleza al período mas crítico (primeras semanas de vida). El animal mide unos 60 centímetros de longitud. Aunque ambas cabezas funcionan de manera independiente, la derecha tiene un marcado dominio en el comportamiento del reptil. Tiene gran vitalidad y se desplaza con agilidad.

Según el campesino, se alimentaba con ranitas y yema de huevo, toma agua con una cabeza y se alimenta con las dos. Curiosamente, en noviembre de 2005 JR también publicó información relacionada con otro animal de dos cabezas: una pequeña jicotea capturada en la ribera del río Almendares, en la capital.

Niña mordida por un Majá

El 1 de julio de 2008, el diario Juventud Rebelde publicó un artículo que relataba la historia de una niña de Ciudad de La Habana, que con seis meses de nacida, había sido mordida por un majá de Santa María, mientras dormía en su cuna.

La pequeña tenía en la planta del pie derecho dos diminutas marcas de cinco punticos enrojecidos cada una y una mancha de sangre en la media sin que existiera rotura alguna en esta. Lo que hizo pensar a sus padres en una posible mordida de animal.

Poco después los familiares de la niña capturaron al reptil de un metro aproximadamente, que volvía al lugar donde dormía la niña. Según leyendas antiguas estos animales acostumbran a visitar un lugar y repiten sus visitas. La leyenda popular cuenta que esta serpiente toma leche materna y también dicen que siente predilección por ese olor y ese sabor.

Ver también


Fuentes