Monóxido de Carbono

De EcuRed
Monóxido de Carbono
Información sobre la plantilla
Información general
Nombre,símbolo,número:C0
Densidad:0.97
Apariencia:Gas liquido incoloro, prácticamente inodoro. Arde con llama violeta.
Propiedades físicas
Punto de fusión:-205
Punto de ebullición:-192
Presión de vapor:760/20ºC

El monóxido de carbono . Es un gas inodoro, incoloro, inflamable y altamente tóxico, cuya fórmula química es CO. Puede causar la muerte cuando se respira en niveles elevados. Se produce por la combustión incompleta de sustancias como gas, gasolina, keroseno, carbón, petróleo, tabaco o madera.

Contenido

Historia

El monóxido de carbono fue descubierto por el químico francés de Lassone en 1776 mientras calentaba óxido de zinc con coque. Erróneamente creyó que se trataba de hidrógeno porque generaba una llama de color azul. Más tarde en 1800, el químico inglés William Cruikshank comprobó que dicho compuesto contenía carbono y oxígeno.
Las propiedades tóxicas del CO fueron investigadas en profundidad por el físico francés Claude Bernard en 1846. Envenenando perros con el gas detectó que la sangre se tornaba más rojiza y brillante en todos los tejidos.
Durante la Segunda Guerra Mundial, el monóxido de carbono fue usado en los motores de los vehículos ya que escaseaba la gasolina. Se introducía carbón mineral o vegetal y el monóxido de carbono generado por gasificación alimentaba al carburador. El CO también fue usado como un método de exterminio durante el Holocausto en los Campos de concentración Nazis.

Obtención

El (CO) es producto de la Combustión incompleta del material que contiene Carbono y de algunos procesos industriales y biológicos. Un proceso de combustión que produce CO en lugar de CO2 resulta cuando la cantidad de oxígeno requerida es insuficiente.
Ejemplo combustión incompleta del Metano:
CH4 (g) + 3/2 O2 →   (g) CO (g) + 2H2O (g)

Principales fuentes de emisión

Estos parámetros se tienen mejor controlados en fuentes estacionarias de combustión que en vehículos automotores. Por ésta razón, aproximadamente el 70 % de las emisiones de CO provienen de fuentes móviles. Las concentraciones horarias de CO a menudo reflejan patrones de tráfico vehicular.
La permanencia media de las moléculas de CO en la atmósfera, es de un mes aproximadamente, antes de oxidarse y convertirse en CO2.

Métodos para medir el CO

El SIMAT realiza mediciones de monóxido de carbono en partes por millón (ppm) esta unidad de medición es utilizada para conocer concentraciones diminutas de elementos presentes por unidad de volumen.
Los métodos disponibles para la medición del monóxido de carbono en el aire ambiente, incluyen sistemas totalmente automatizados, que emplean la técnica de infrarrojos no dispersivo y cromatografía de gases, y sistemas manuales de tipo semicuantitativo con tubos detectores.
En la rama del SIMAT se realizan mediciones continuas y permanentes con equipo automático, que opera con base en las propiedades fisicoquímicas que identifican a cada contaminante. Los registros de concentraciones de monóxido de carbono se obtienen cada minuto y se procesan como promedios horarios para su disposición al público en forma de Base de datos con esta información se elabora y difunde oportunamente el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire para informar a la población sobre las condiciones de calidad del aire.

Daños que ocasiona al medio ambiente y a la salud

La concentración de monóxido de carbono en el aire, representa aproximadamente el 75% de los contaminantes emitidos a la atmósfera; sin embargo, es una molécula estable que no afecta directamente a la vegetación o los materiales. Su importancia radica en los daños que puede causar a la salud humana al permanecer expuestos por períodos prolongados a concentraciones elevadas de éste contaminante.
El CO tiene la capacidad de unirse fuertemente a la hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que contiene hierro y la cual se encarga de transportar el oxígeno a las células y tejidos a través de la sangre.
Al combinarse el CO con la hemoglobina, forma carboxihemoglobina (COHB), lo cual indica una reducción significativa en la oxigenación de nuestro organismo (hipoxia), debido a que el CO tiene una afinidad de combinación 200 veces mayor que el oxígeno.
La hipoxia causada por CO puede afectar el funcionamiento del corazón, del cerebro, de las plaquetas y del endotelio de los vasos sanguíneos. Su peligro es mayor en aquellas personas que padecen enfermedades cardiovasculares, angina de pecho o enfermedad vascular periférica. Se le ha asociado con la disminución de la percepción visual, capacidad de trabajo, destreza manual y habilidad de aprendizaje. Probablemente su efecto crónico se vincula con efectos óticos, así como aterogénicos.
La OMS recomienda como límite para preservar la salud pública una concentración de 9 ppm (ó 10,000 µg/m³) promedio de 8 horas 1 vez al año. La Norma Oficial Mexicana de CO establece como límite de protección a la salud, una concentración de 11.00 ppm (ó 12,595 µg/m³) promedio de 8 horas, la cual puede rebasarse 1 vez al año, como medida de protección a la salud de la población susceptible.
Si se respira, aunque sea en moderadas cantidades, el monóxido de carbono puede causar la muerte por envenenamiento en pocos minutos porque sustituye al oxígeno en la hemoglobina de la sangre. Una vez respirada una cantidad bastante grande de monóxido de carbono (teniendo un 75% de la hemoglobina con monóxido de carbono) la única forma de sobrevivir es respirando oxígeno puro. Cada año un gran número de personas pierde la vida accidentalmente debido al envenenamiento con este gas. Las mujeres embarazadas y sus bebés, los niños pequeños, las personas mayores y las que sufren de anemia, problemas del corazón o respiratorios pueden ser mucho más sensibles al monóxido de carbono.

Medidas de protección para la salud

Entre las medidas que se pueden realizar para proteger la salud se consideran:
• Evitar exponerse al aire libre cuando la condición de calidad del aire sea NO SATISFACTORIA

  • No permanecer por períodos prolongados en avenidas de tráfico intenso y sitios aledaños, debido a que los vehículos automotores son la principal fuente de emisión de CO.
  • Realizar ejercicio y otras actividades al aire libre durante el período de horas que este contaminante tiene concentraciones bajas. Considere además que las concentraciones altas de CO en el aire se registran en los meses de invierno y las bajas durante el verano.
  • La Estufa, sistemas de calefacción a gas e incluso el cigarrillo son fuentes de emisión directa de éste contaminante, por lo cual la calidad del aire en sitios cerrados como la casa o la oficina puede tener mayores consecuencias en la salud que el aire ambiente.
  • Todos podemos contribuir en la disminución de la concentración de monóxido de carbono y otros contaminantes en el aire, hay que afinar nuestros automóviles y utilizarlos con responsabilidad. Antes de realizar cualquier Actividad física al aire libre, consulta el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire de la zona donde vives.

Bibliografía

  • Brewster Ray Q. Mc Ewen Willian “Química Orgánica”, Edición en Español de la cuarta Edición Norteamericana corregida y aumentada por Scattini Carlos María. 1975
  • Brown Leyma, "Química de la Ciencia", 7ª Edición, Editorial Prentice Hall, 1998. Comisión Nacional de los Derechos Humanos, "La Contaminación Atmosférica en México", Dirección de Publicaciones, México, Agosto 1992. *Secretaría del Medio Ambiente e Instituto Nacional de Salud Pública. ¿Dónde causa daño? - Respuesta a preguntas sobre contaminación y salud. Fascículo impreso por Grupo Arma S.A. de C.V. México, 1996.

Enlaces externos