Motacú

De EcuRed
Motacú
Información sobre la plantilla
Nombre Científico:Attalea phalerata Mart. ex Spreng.
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Liliopsida
Subclase:Commelinidae
Familia:Arecaceae
Subfamilia:Arecoideae
Tribu:Cocoeae
Subtribu:Attaleinae
Género:Attalea
Especie:Attalea phalerata

Motacú . Especie de palma solitaria que tiene como nombre científico Attalea phalerata, presenta más de cinco racimos de frutos, en diferentes estados de desarrollo. Se le usa como sombra rala en potreros con pasto para el ganado y para techar casas tradicionales, usando las hojas cortadas y colocadas una cubriendo a la otra, en forma similar a las tejas.

Contenido

Taxonomía

Nombre científico

Autores

Antiguo autor:

Combinaciones del basónimo

  • Scheelea phalerata (Mart. ex Spreng.) Burret[5]

Sinonimia

  • Attalea excelsa Mart. ex Spreng.
  • Attalea hoehnei Burret
  • Attalea parviflora Barb. Rodr.
  • Attalea princeps Mart.
  • Scheelea amylacea Barb. Rodr.
  • Scheelea anisitsiana Barb. Rodr.
  • Scheelea corumbaensis (Barb. Rodr.) Barb. Rodr.
  • Scheelea lauromuelleriana Barb. Rodr.
  • Scheelea leandroana Barb. Rodr.
  • Scheelea martiana Burret
  • Scheelea microspadix Burret
  • Scheelea parviflora (Barb. Rodr.) Barb. Rodr.
  • Scheelea phalerata (Mart. ex Spreng.) Burret
  • Scheelea princeps (Mart.) H. Karst.
  • Scheelea princeps var. corumbaensis Barb. Rodr.
  • Scheelea quadrisperma Barb. Rodr.
  • Scheelea quadrisulcata Barb. Rodr.
  • Scheelea weberbaueri Burret[6]
  • Attalea phalerata var. concinna L.R.Moreno & O.I.Moreno
  • Maximiliana princeps Mart.[7]

Nombre común

  • Motacú
Fruto de Motacú
Fruto de Motacú

Características botánicas

El motacú es una palma solitaria, no muy alta, de unos 4 m y de 25 a 40 cm de diámetro, con corona formada por varias hojas grandes, pinnadas de aspecto plumoso debido a que los foliolos se insertan a lo largo del raquis en diversos planos. La inflorescencia crece a nivel de las hojas, es interfoliar, con flores blancuzcas a amarillentas, masculinas con pétalos no carnosos, femeninas más grandes y de ambos sexos y el pedúnculo es de bastante longitud. Los frutos son ovoides con exocarpio color marrón en la madurez, mesocarpio seco y fibroso, endocarpio leñoso y semillas elípticas oleaginosas y alcanzan unos 11 cm.

  • Nombres vulgares: Motacú, Urucurí, Shapaja
  • Nombre científico: Attalea phalerata

Hábitat

El motacú se encuentra distribuido en Bolivia, Brasil (donde recibe el nombre común de "urucuri") y Perú (conocido como "shapaja").


Crece en los barbechos, potreros y áreas perturbadas.

Usos

El motacú adulto es muy productivo: presenta más de cinco racimos de frutos, en diferentes estados de desarrollo. Se lo usa como sombra rala en potreros con pasto para el ganado y para techar casas tradicionales, usando las hojas cortadas y colocadas una cubriendo a la otra, en forma similar a las tejas. Con las hojas tiernas se elaboran diferentes cestos y otros objetos artesanales tejidos (baquitú, jasayé, panacú y otros trabajos artesanales).

Del cogollo de la palma, se extrae el palmito, el corazón mismo de la planta, un suculento manjar consumido en ensaladas crudas o cocidas. La fruta es comida por personas, animales domésticos y fauna silvestre. Se consume el "jane" o pulpa externa, que es algo fibrosa, y también la "calucha" o semilla, la cual tiene alto contenido de aceite, usado en medicina popular como tónico capilar, para fortalecer y mejorar el color del cabello. Con el tronco se construyen puentes, tanto sobre el agua del río como sobre el fondo, al estilo de badenes o puentes rusos.

Las hojas son usadas para techar cabañas. En Acre, Brasil, el endocarpio de la semilla se usa para la obtención de carbón para ahumar caucho. Se obtiene aceite de sus semillas.

Ecológicamente el motacú es valioso, porque llega a formar verdaderos ecosistemas por sí mismo. Como acumula mucha materia orgánica y humedad en la base de sus hojas, permite que crezcan y se desarrollen muchas especies vegetales, además de insectos, ranas, culebras, aves y otros. Esto se prolonga después de su muerte, porque su tallo fibroso se descompone rápidamente; pero la corteza, algo más leñosa, se mantiene, formándose un espacio hueco, como un túnel, que cobija fauna diversa por algunas temporadas.

Pero quizás, lo que lo convierte en una especie imborrable del imaginario colectivo del cruceño, es "el bibosi en motacú". El bibosi ([[ficus sp]]) no se alimenta del motacú, sólo lo utiliza como soporte para llegar a la cima del bosque, buscando luz solar. En la naturaleza virgen, generalmente coexisten pacíficamente, pero en campo abierto, como potreros, el bibosi se desarrolla rápidamente, rebasando y asfixiando al motacú. Esto lo convirtió, en nuestra región, en símbolo natural del amor humano posesivo, asfixiante y destructivo.

El Guacamayo amarillo ([[Ara glaucogularis]]) lo aprovecha como alimento y como sitio de nidificación.

Referencias

Fuentes