Olinta Ariosa Morales

De EcuRed
Olinta Ariosa Morales
Información sobre la plantilla

Destacada bibliotecaria: maestra de muchas generaciones de bibliotecarios.
NombreOlinta Ariosa Morales
Nacimiento1921
Remedios, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento1999
Nacionalidadcubana
Ciudadaníacubana
EducaciónFilosofía y Letras
PremiosSello Bachiller y Morales , Distinción por la Cultura Cubana

Olinta Ariosa Morales. Destacada bibliotecóloga. Con su trabajo alcanzó grandes aportes al desarrollo de la bibliotecología a nivel nacional e internacional.

Contenido

Síntesis biográfica

Infancia

Nació en Zulueta, municipio de Remedios, en la antigua provincia de Las Villas en 1921. Hija de madre maestra y padre administrador del antiguo central azucarero San Agustín. Realizó sus estudios primarios en su pueblo natal y en el Instituto de Segunda Enseñanza de Remedios sus estudios de Bachillerato.

Juventud

Estudió la especialización de estudios lingüísticos literarios en la carrera de Filosofía y Letras de la Facultad del mismo nombre de la Universidad de La Habana, en la década de los 40.

En 1952 regresa a La Habana a “buscar trabajo y nuevos horizontes” por lo que se matricula en la Escuela de Bibliotecarios que funcionaba como una escuela anexa a dicha Facultad. Se gradúa de esos estudios en 1953.

La desfavorable situación política, social y económica imperante en aquella época y la falta de bibliotecas, provocó que tampoco, una vez graduada como bibliotecaria pudiera encontrar trabajo aunque sí se abrieron “nuevos horizontes” a sus inquietudes intelectuales y profesionales cuando constata las posibilidades de desarrollo personal y social latentes en la profesión bibliotecaria.

Trayectoria laboral

Sus primeros trabajos profesionales los realiza en forma voluntaria junto con otras compañeras de estudio, bajo la orientación del conocido bibliotecario argentino Carlos Víctor Penna, en aquella época experto en bibliotecas del Centro Regional de la UNESCO para el Hemisferio Occidental que residía en la Ciudad de La Habana. Resultado de esos esfuerzos se pudo establecer una biblioteca escolar en la Escuela Primaria Superior No. 2 del Distrito Escolar de Marianao, que resultó pionera de esos servicios en Cuba.

Trayectoria revolucionaria

Siempre en búsqueda de nuevos horizontes y un mundo mejor, al igual que muchos jóvenes de su generación, realizó actividades revolucionarias que provocaron que fuera puesta en prisión en 1955 por las fuerzas represivas de la tiranía batistiana.

Muerte

Falleció en 1999.

Aportes

Con el Triunfo de la Revolución Cubana en 1959, comienza a trabajar en la organización y puesta en marcha de la Biblioteca Municipal de Marianao y en 1962, es nombrada Directora del Departamento de Bibliotecas Escolares del Ministerio de Educación. En dicho departamento realiza una labor fundadora de esos servicios en Cuba, tanto en los aspectos administrativos como científico metodológicos. Allí se rodea de jóvenes profesionales y se convierte en una verdadera maestra y formadora de cuadros, rasgo este que va a ser distintivo de su actividad durante el resto de su vida profesional.

En esa misma época imparte clases de Bibliología en la Escuela de Bibliotecarios de la Universidad de La Habana, hasta 1965. Pasa a la Dirección del Instituto de Documentación e Información Científica y Técnica (IDICT) de la Academia de Ciencias de Cuba en 1972. Su labor allí se destaca por haber echado los cimientos de la modernización de los servicios de información en el país con la introducción de la enseñanza de las nuevas técnicas de procesamiento y adopción de lenguajes informativos, la publicación de textos y los primeros intercambios con bibliotecarios de otros países.

Al crearse el Ministerio de Cultura, en 1976, es llamada a ocupar la Dirección de Bibliotecas cuyo objetivo de trabajo era el desarrollo científico metodológico de las bibliotecas públicas del país. Se da un enfoque sistémico a esa actividad, se perfecciona la estructura de la base administrativa, se introducen nuevos enfoques de los procesamientos bibliotecológicos, así como de los servicios entre los que se destaca las mini-bibliotecas. Se inician las investigaciones de la actividad bibliotecológica y se fortalecen los encuentros y jornadas bibliotecarias.

Fue iniciadora e introductora de la alfabetización en Braille para los ciegos y débiles visuales a través de la creación de salas y servicios especializados para este tipo de usuario en las bibliotecas públicas del país.

Durante ese período se introduce el concepto de las diez instituciones culturales en cada municipio del país entre las que la biblioteca era pilar básico. Se realiza una fuerte relación de intercambio profesional internacional. Durante esa época funge como Directora de la Biblioteca Nacional José Martí.

Se empeña en la creación de la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI), en la década de los 80, de la que fue fundadora y primera presidenta al tiempo que propició y presidió la asistencia de la primera delegación de bibliotecarios cubanos, a una Conferencia de IFLA en Manila en 1980.

Reconocimientos

Su dedicación, su trabajo y entrega fueron reconocidos con varias distinciones y condecoraciones tales como el Sello Bachiller y Morales que otorga la Asociación Cubana de Bibliotecarios y la Distinción por la Cultura Cubana que otorga el Ministerio de Cultura.

Desde el año 2005, la ASCUBI otorga el Premio Nacional Olinta Ariosa Morales a los bibliotecarios con una destacada trayectoria en bibliotecas escolares.

Enlaces internos

Enlaces externos

Fuente