Saltar a: navegación, buscar

Parroquia de Nuevitas

Parroquia de Nuestra Señora de la Caridad de Nuevitas
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba Bandera de Cuba
Iglesia Nuevitas.jpg
Cuenta con dos torres y es una de las más grandes de la provincia de Camagüey
Fundación:2 de febrero de 1514
Tipo de unidad:Religiosa
País:Cuba Bandera de Cuba
Dirección:Se encuentra situada en la colina del Parque Cañón en Nuevitas, con una bella vista al mar

Parroquia de Nuevitas. La iglesia se encuentra situada en la colina del parque Salvador Cisneros Betancourt, más conocido popularmente como "El parque del Cañón". Allí se encuentra una tarja del Padre Amaro Rodríguez Sanromán mejor conocido como el Padre Amaro.

El 2 de febrero de 1514 se constituyó en Pastelillo la primera Parroquia de la comarca camagüeyana al establecerse la villa de Santa María del Puerto del Príncipe, fundada por Diego Velázquez quien envió al señor Diego de Ovando con esa encomienda; al frente de esa pequeña Parroquia estuvo un clérigo que vino de Baracoa, el cual duró poco tiempo pues por varias razones se trasladó el ayuntamiento y la parroquia junto con la Villa para el cacicazgo de Caonao.

En el año 1779 se decretó por el Capitán General y por el Señor Arzobispo de Santiago de Cuba que se estableciera con carácter permanente la parroquia aunque sin templo estable.

Construcción

Trescientos ochenta y un años después del descubrimiento, comenzaron a construir a la Iglesia Católica de Nuevitas. En la tarde del viernes 28 de febrero de 1873 en plena guerra de Independencia, un grupo de atildados personajes entre los que se encontraba el párroco Don Benito López, efectuaron un acto en el que colocaron la primera piedra. La construcción en sus comienzos era pequeña: una piedrecita rectangular fue lo primero, pero poco a poco con el transcurso de los años fue creciendo y acumulando naves laterales, torres con campanarios, hermosos altares, dependencias y salones que albergan historia y tesoros religiosos y espirituales que han convertido a la Iglesia en el orgullo del pueblo.

La Parroquia de Nuevitas, no es el único templo que ha tenido Nuevitas, existen algunos antecesores que aunque no son tan grandes ni tan hermosos, fueron los primeros que guardaron y proclamaron las verdades de la fe de los nueviteros. El 5 de noviembre de 1793 un señor muy devoto y preocupado por los asuntos religiosos fue quien solicitó al ayuntamiento de Puerto Príncipe la construcción de un templo y que se designara un sacerdote ya que el lugar contaba con más de 70 vecinos, comercio y transeúntes. Ese buen señor se llamaba Lázaro Pinto. Su solicitud fue atendida por las autoridades civiles y religiosas, logrando que se segregara la Parroquia de San Basilio que estaba en la hacienda Gracias a Dios y establecer la de Nuevitas.

Padres que apoyaron su construcción

En 1815 llegó el padre Don Juan recio que se disgustó mucho por no tener templo donde oficiar por lo que se construyó otro de mayor tamaño, esta vez de cuje y embarro como algunas casas que todavía quedan por allí. Este templo duró hasta 1870. Pasaron 78 años desde el primer bautizo hasta que se decidieron a fabricar a la Iglesia. Después se comenzó a construir otro templo en el lugar donde se encuentra laEscuela Primaria Aurelia Castillo, pero una manga de viento se lo llevó antes de terminarlo. Quedó Nuevitas nuevamente sin templo, teniéndose que desarrollar los cultos en casas particulares. Ya desde entonces la Iglesia Doméstica cumplía su cometido.

Antes de comenzar a construirla, 48 años, en el año 1828, habían declarado que la Caridad del Cobre|Virgen de la Caridad del Cobre fuera la Patrona de la Iglesia de Nuevitas, siendo párroco Don Ramón de la Cruz. En la interinatura del padre José Echezarreta se adquirieron casi todos los bancos y se construyó la nave de la izquierda y la Casa Parroquial: esto fue alrededor del año 1920. Ya los párrocos tenían donde vivir, no como el padre Pascual Izquierdo que era capellán del Ejército y que vivía en una casita cerca de la iglesia que se quemó por descuido (a él no le pasó nada).

El padre Miguel Ferrer que construyó la nave derecha en 1909 y que estuvo aquí 30 años, toda una vida y que ya mayor y enfermo el Sr. Obispo de Camagüey lo llevó a esa ciudad atendiéndolo hasta su muerte. También el padre Cearreta que en el año se ocupó por cambiarle el aspecto esta vez, en la parte exterior que desde la fundación en 1878 había quedado con los ladrillos al descubierto, él ayudado por varias personas caritativas, pudo realizar el repello de las paredes quedando como están en la actualidad, también construyó la explanada que se encuentra en el frente que hoy lleva el nombre de Plaza Félix Varela.

En el lejano 1755, con motivo de su visita Eclesiástica, estuvo aquí el Obispo de Cuba, Pedro Agustín Morell de Santa Cruz. Otro aspecto muy relevante en el orden histórico y religioso, fue la visita de su Excelencia el Arzobispo de Santiago de Cuba, San Antonio María Claret en el año 1851, que fue de gran orgullo para el pueblo que tan ilustre señor la visitara. Otra persona importante que pasó y dejó su firma en los libros de bautismo fue el Lic. Ciriaco Sancha (más tarde Cardenal y fundador de la orden de la Congregación Religiosa de las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, las que tan meritorio trabajo pastoral realizan hoy en Nuevitas en su Convento de la Capilla del Carmen). Esto sucedió el 28 de junio de 1864 en Santa Pastoral Visita.

Padre Amaro

Tarja del Padre Amaro en la Iglesia de Nuevitas

Desde el 1 de octubre de 1930, hasta el 15 de junio de 1957, estuvo en la Parroquia de Nuevitas al cargo del Meritísimo Sacerdote Monseñor Amaro Rodríguez Sanromán, Hijo Adoptivo de la Ciudad, por acuerdo del Ayuntamiento, siendo tan ejemplar su brillante ejecutoria como pastor de almas y como ciudadano que en todo movimiento cívico y de progreso de la ciudad está escrito su nombre con letras de oro. Impulsor de la carretera Camagüey-Nuevitas, y del Acueducto. Paladín enérgico y cristiano de los trabajadores y de las clases humildes. Los pobres, especialmente, llevan todos en su corazón al “Padre Amaro”.

Como testimonio de cariñoso afecto, y como emulación a sus sucesores y a todos los ciudadanos, sus feligreses y el pueblo todo de Nuevitas erige esta sencilla tarja para perpetuar el recuerdo del virtuoso Sacerdote que al marcharse no quiso aceptar ningún homenaje público. Organizó veladas para recolectar fondos que utilizó para mejorar el aspecto como el alumbrado eléctrico, modificó la torre izquierda haciéndola más esbelta y construyó la de la derecha dándole una imagen más elegante, con dos torres parecía una Catedral. Es la única Iglesia del interior de la arquidiócesis con dos torres. También construyó salones que sirvieron para poder ofrecer más comodidad y espacio a los que organizaban reuniones, clases y festejos.

El Padre Amaro fundó una decena de capillas en diferentes lugares del pueblo: San Lázaro, Santa Teresita, El Carmen, La Gloria, Tarafa, San Juan Bosco, San Francisco, San Pedro, Virgen de Guadalupe. Las cuales ayudaban a proclamar el Evangelio. Dejó de ser párroco de la Iglesia en 1957, 27 años después de su llegada. Una tarja está colocada en el Parque Salvador Cisneros. Ya en 1931 había crecido como Parroquia, pues atendía además de la ciudad, los poblados de Lugareño, Sola, Senado, Palma City, Lombillo, Jiquí, Donato, Esmeralda y Tabor, una gran zona que el Padre Amaro tenía que atender con gran trabajo. Este sacerdote sufrió también las consecuencias del ciclón de 1932 que afectó grandemente a Nuevitas y a la Iglesia teniendo que trabajar muy duro para restaurarla con ayuda del pueblo.

Otros padres colaboradores

Al partir el Padre Amaro vino a compartir el trabajo el Padre vino a compartir el trabajo el Padre Ángel Albaijés (1958). Debido al que el país atravesaba una compleja situación política, iba un sacerdote una vez a la semana para celebrar la Eucaristía. El Padre Becerril de la Parroquia de La Soledad de Camagüey fue uno de los que se ocuparon de este hermoso trabajo, también jóvenes de las comunidades de Camagüey y de Nuevitas realizaban Celebraciones de la Palabra cuando no se podía decir misa. El tiempo y las dificultades pusieron a La Iglesia en la década del 60 con ventanas con cristales rotos, paredes desconchadas y despintadas, etc. La falta de un párroco que la cuidara facilitó al mal aspecto de la Iglesia.

Por esa época se produjeron sucesos en la Iglesia Universal, el Concilio Vaticano II. Aunque en Cuba este acontecimiento no pudo ser absorbido totalmente, sí produjo algunos cambios en el orden estético de la Iglesia. Se retiraron los retablos que adornaban el altar central y las naves laterales, se taparon los nichos que estaban en las columnas quitando las imágenes que estaban en ellos. Se modificó además el Presbiterio haciéndolo más sencillo. Esto ocurrió alrededor de 1965, en plena crisis de sacerdotes. Los padres carmelitas Fray Juan Vicente Arroyo y Fray Luis del Santísimo se hacían cargo en ese tiempo de las necesidades religiosas.

En el año 1966 se hicieron cargo dos sacerdotes: El Padre Antonio Tossens y el Padre José Serdon, belgas de nacionalidad, que desempeñaron un trabajo meritorio y oportuno entre los feligreses. El Padre José estuvo más tiempo que el Padre Antonio, hasta el año 1969 en el que regresó a su país. Nuevamente se necesitó la ayuda de los sacerdotes de Camagüey para celebrar la Eucaristía los Domingos y demás servicios religiosos, el Padre Donato Cavero fue uno de ellos, también el Padre Torio venía a menudo. Nuevamente los fieles de Nuevitas y de Camagüey asumieron la responsabilidad de los cultos dominicales y continuar el servicio religioso en la zona parroquial: Tarafa, El Carmen, Senado, Sola, Minas, que ya los padres belgas habían reanimado.

Poco tiempo después comenzaron a llegar sacerdotes frutos de los seminarios que se impartían, curas cubanos que gradualmente hicieron renacer las funciones de la Iglesia y parte de su esplendor. Algunas personas por las que el pueblo de Nuevitas estará siempre agradecido son: Padre Echezarreta, Padre Amaro, Padre Wilfredo Pino y al Padre Raúl Fernández, que tanto hicieron por delvolver la belleza perdida. En su administración se arreglaron ventanas y puertas, se fundieron placas en diferentes dependencias, se modificaron los salones haciéndolos más funcionales, se construyeron escaleras que estaban en mal estado, la pintaron interiormente. Trabajo de grandes y con mucha voluntad.

En esta época de Renacimiento hubo varias visitas como Su Excelencia, Monseñor Mario Tagliafeni en el año 1978, Nuncio Apostólico, que dejó gran prueba de sencillez y solidaridad. También la visitó otro Nuncio, esta vez el Monseñor Giulio Eunuadi en 1986, que compartió con los fieles la Eucaristía, dejando un mensaje de paz y amistad de parte de Su Santidad Juan Pablo II. Por tercera vez un representante de la Santa Sede honró con su visita en 1994, Su Excelencia Monseñor Beniammo Stella, que compartió una agradable noche con la comunidad nuevitera. El párroco Ignacio Zaldumbide fue su anfitrión.

El 4 de diciembre del 2005 participó Su Excelencia, Monseñor Luigi Bonsái, Nuncio Apostólico el cual celebró la misa dominical que se realizó, donde la comunidad demostró simpatía y respeto al representante en Cuba de su Santidad Benedicto celebró XVI.

Historia y/o Reliquias

Hay otras cosas dentro de la Iglesia que tienen su historia y/o reliquias; como son las lozas que forman el piso de la nave central: proceden de un naufragio del siglo XIX. El vapor Elegancias, que venía de Islas Canarias cargado de piedras de molino y losetas, naufragó cerca de Cayo Cruz y allí quedó hundido por muchos años, entonces el Ing. Don Pedro Sánchez Dols remató el casco y la carga y regaló las losetas para el piso. Las personas que hicieron este trabajo, dispusieron de tal forma las losas, que en el centro de la nave se forma una gran cruz de 8 metros de longitud y 4 de brazo, a lo largo del pasillo central que lleva al altar. Algunos fieles la llaman el Camino de la Cruz. Este señor tan bondadoso también donó gran parte de los ladrillos con la que se construyó.

En el año 1878 cinco años después de ser colocada la primera piedra, cuando se estrenó la Iglesia; no tenía piso y para la celebración de la primera Misa y fiesta de inauguración los dueños de los barcos pesqueros prestaron sus velas para alfombrar el piso y así celebrar la Eucaristía.

También la Pila Bautismal tiene su historia, pues no es una pila cualquiera. La trajeron de la Iglesia de La Soledad de Camagüey para la Iglesia de San Miguel de Nuevitas en el año 1864, pero cuando ese templo se quemó la trasladaron para la Iglesia. En esa pila se bautizó Gertrudis Gómez de Avellaneda e Ignacio Agramonte y Loynaz y algunas personas importantes del pueblo como Monseñor Mario Mestril Vega, Obispo de Ciego de Ávila; el padre Adalberto Zayas, residente en Venezuela; el padre Eugenio Castellanos; Sor Amelín Mejides. También Monseñor Adolfo Rodríguez Herrera, Arzobispo de Camagüey fue bautizado en esta histórica pila.

Primera persona bautizada

La primera persona que se bautizó fue una niña que se llamaba Ana María Eulogia Junco el 19 de marzo de 1795, hace 215 años ¡Dos siglos! La bautizó el párroco Don Agustín González, al parecer todavía no había templo oficial.

Visita del Papa Juan Pablo II

El coro parroquial de la Iglesia participó en la Misa que el Papa Juan Pablo II ofició en Camagüey en enero de 1998, 33 voces
JuanpabloII.jpg
nueviteras se unieron al coro Diocesano que interpretó los cantos de esa memorable Misa dedicadas a los jóvenes y quedará grabada en la mente de todos. Durante los días que él estuvo de visita en nuestro país, la mayoría del pueblo seguía una y cada una de todas las misas que realizó a lo largo del país, mostrando el respeto y la Fe de todos los cubanos.

Tabla Cronológica de la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad

  • 1514- 2 de febrero: Fundación, en Pastelillo, de la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe.
  • 1516- Traslado de la Villa para el cacicazgo de Caonao.
  • 1755- Visita la zona Don Pedro Agustín Morell de Santa Cruz.
  • 1779- El Capitán General y el Arzobispo de Santiago de Cuba decretan el establecimiento de la Parroquia de San Basilio.
  • 1793- Segregación de esa Parroquia para establecer la de Nuevitas.
  • 1795- 19 de marzo: Primer bautizo a nombre de la niña María Eulogia Junco.
  • 1828- 7 de febrero: Declaración de Nuevitas como ciudad. Creación definitiva de la Parroquia. Declarada la Virgen de la Caridad como su Patrona.
  • 1851- Visita de Antonio María Claret.
  • 1864- Visita de Ciriaco Sacha.
  • 1873- 28 de febrero: Colocación de la Primera Piedra del actual templo.
  • 1875- Inauguración del templo.
  • 1930- Llega el Padre Amaro Rodríguez Sanromán a Nuevitas.
  • 1957- Parte de Nuevitas el Padre Amaro Rodríguez Sanromán.
  • 1966- Llegan los sacerdotes belgas.
  • 1978- 'Visita del Nuncio Monseñor Mario Tagliaferri.
  • 1986- Visita del Nuncio Monseñor Giulio Eunandi.
  • 1994- Visita del Nuncio Monseñor Beniamino Stella.
  • 2001- Comienzo de la restauración del templo.
  • 2005- Visita del Nuncio Monseñor Luigi Bonazzi.

Galería

Fuentes