Saltar a: navegación, buscar

Rolando Masferrer Rojas

Rolando Masferrer
Información sobre la plantilla
Rolando Masferrer Rojas.jpg
Rolando Masferrer
NombreRolando Masferrer Rojas
Nacimiento18 de julio de 1918
Holguín, Bandera de Cuba
Fallecimiento31 de octubre de 1976
Miami Bandera de los Estados Unidos de América
Causa de la muerteAtentado
ResidenciaAmericana
NacionalidadCubana
OcupaciónJefe de cuerpo paramilitar
Conocido porMasferrer

Rolando Masferrer Rojas. Fue un político y paramilitar cubano, conocido por las brutales represiones que cometió contra los revolucionarios opositores al régimen de Fulgencio Batista, mientras lideraba el jefe del grupo de sicarios conocidos como los Tigres de Masferrer.

Posteriormente al triunfo de la Revolución estuvo vinculado a diversos actos terroristas, entre los que se citan, el atentado al presidente John F. Kennedy, al barco francés La Coubre.

Síntesis biográfica

Nace el 18 de julio de 1918 en Holguín, ubicada en la región oriental de Cuba. Entre los lejanos antepasados se encontraban los generales Julio y Belisario Grave de Peralta. El origen de esta familia holguinera proviene del matrimonio de un emigrado español de apellido Masferrer, con una hermana del futuro general Julio Grave de Peralta.

También fueron miembros de su familia: Luis Felipe y Rafael Masferrer, dos viejos luchadores contra el dictador Gerardo Machado.

Luego de una militancia en las fuerzas de izquierda, que lo llevó hasta participar en la Guerra Civil Española en el bando republicano, y a militar en el Partido Socialista Popular, fue derivando hacia la derecha más reaccionaria, convirtiéndose en una figura política en los gobiernos auténticos.

Carrera política

En los inicios fue uno de los líderes de los grupos de acción que medraban en La Habana durante las décadas de 1930 y 1940. Trabajó en un periódico de la capital cubana. Escribía bastante bien, pero pronto comenzó a tener problemas. Se metía en temas que se alejaban de la línea editorial del periódico y fomentaba discusiones estériles, chismes y divisiones. Frecuentemente le llamaban la atención por las indisciplinas y los deseos de sobresalir.

Fue expulsado del Partido Socialista Popular por sus posiciones sectarias y entonces fundó una organización propia, el Movimiento Socialista Revolucionario. Al igual que otras agrupaciones de la época, pronto se convirtió en una pandilla y Rolando Masferrer en un gángster que utilizaba la extorsión como medio de vida, bajo el pretexto de recaudar dinero para la causa de la revolución.

Se vio implicado en más de un caso de chantaje político, batiéndose a tiros en ocasiones en plena calle con los rivales. No obstante, hombre astuto, pactó con el gobierno, aliándose primero a Ramón Grau San Martín, - presidente de Cuba entre 1944 y 1948 y después a Carlos Prío Socarrás - presidente de 1948 al 10 de marzo de 1952.

En 1947, cuando cubanos y dominicanos preparaban una invasión a República Dominicana para derrocar a Rafael Trujillo desde Cayo Confite, tenía el papel de jefe militar del grupo expedicionario.

A punta de pistola se metió en la Universidad de La Habana, de donde reclutó a varios miembros de su banda. Incluso se enfrentó a antiguos compañeros, los comunistas, pero también a los ortodoxos, entre ellos Eduardo Chibás, el líder del Partido, y al propio Fidel Castro, del cual declaraba ser un enemigo jurado.

Durante el gobierno de Carlos Prío Socarrás adquirió un puesto en la Cámara de Representantes por la entonces provincia de Oriente. Además, financiaba un periódico propio, Tiempo en Cuba, dirigido por su hermano Rodolfo y que tenía las oficinas en San José No. 868, en La Habana.

Al producirse el golpe de Estado del 10 de marzo en Cuba se opuso al mismo. Se atrincheró con sus hombres en la escalinata de la Universidad de La Habana para resistir el golpe e incluso desplegó ametralladoras para la defensa del recinto universitario, pero al ver que el golpe triunfaba terminó por sumarse a él y muy pronto terminó en ser partidario del régimen batistiano.

Se sumó a las fuerzas que combatían a los revolucionarios, creando un cuerpo paramilitar, que fue conocido como los Tigres de Masferrer o simplemente los Masferreristas. Este grupo estaba formado por delincuentes, gente de baja catadura moral y oportunistas de todo tipo.

A la Masferrer comenzaba a editar el periódico Libertad, en Santiago de Cuba, un periódico progubernamental que se hizo célebre por insertar grandes fotos pornográficas en las portadas y por el hecho de que quien aparecía en esas páginas acusado de contrario al régimen, poco después era encontrado muerto.

En 1954 fue electo senador por Oriente, después de unas elecciones tan fraudulentas que votaron más personas que electores inscritos. Esa ocasión también la aprovechó para acomodar a los parientes, su hermano Rodolfo como representante a la Cámara por la misma provincia. Mientras, la familia adquiría fuertes intereses en Holguín, Manzanillo y Santiago de Cuba.

Al triunfo de la Revolución Cubana el grupo paramilitar de los Tigres de Masferrer fue disuelto y los miembros que cometieron crímenes y abusos fueron juzgados y condenados. Masferrer jefe escapó hacia Estados Unidos.

Exilio

Masferrer huyó de Cuba junto a su familia y 24 de sus hombres el 1 de enero de 1959 en el Ola Kun II, un viejo guardacostas estadounidense que había adquirido en la Base Naval de Guantánamo y convertido en su yate personal. Dentro del equipaje llevaba 17 000 000 de dólares que fueron ocupados por el servicio de inmigración de Estados Unidos.

Fue juzgado en ausencia en la Causa 42 de 1959, del Tribunal Revolucionario de Santiago de Cuba por los delitos de asesinato, traición, lesión, robo y maltratos y sancionado a la pena de muerte por fusilamiento.

El gobierno cubano solicitó la extradición del gánster el 7 de enero de 1959 en carta enviada por el Ministro de Estado, Roberto Agramonte, pero el Servicio de Inmigración de Estados Unidos le concedió asilo político en ese país. Después de la llegada a Estados Unidos, se vinculó a la primera organización contrarrevolucionaria cubana creada en territorio norteño, La Rosa Blanca, grupo liderado por el exrepresentante a la Cámara, Rafael Díaz Balart, antiguo colaborador de Masferrer en Oriente.

El 26 de marzo de 1959 se descubrió en La Habana una conspiración de antiguos masferreristas, complotados para asesinar al Primer Ministro cubano, Fidel Castro[1]. En las confesiones, los implicados vincularon al antiguo jefe con un hombre del FBI, Frank Sturgis y con oficiales de la CIA. Similar participación tuvo en el intento de invasión a Cuba en junio de 1959 auspiciado por el dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo, que fue desarticulado por los órganos de inteligencia del Ejército Rebelde.

En diciembre de 1960, el ya notorio terrorista estaba entrenando militarmente a 23 norteamericanos y unos 200 emigrados cubanos en un campo paramilitar ubicado en No Name Key, propiedad del multimillonario Howard Hughes.

El 4 de febrero de 1961, se entrevistó con el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, le expuso los planes de una invasión mercenaria. Le aderezó la exposición con ideas sobre atentados en lugares públicos o asesinatos de las principales figuras de la Revolución, utilizando explosivos para causar muertes masivas.

En enero de 1967, el gobierno de Estados Unidos arrestó a unas 70 personas involucradas en una expedición para invadir Haití. Se trataba de haitianos, cubanos exiliados y soldados de fortuna, que buscaban apoderarse de la nación caribeña y utilizarla como base de operaciones contra Cuba. Dentro de los arrestados se encontraba Rolando Masferrer.

Como forma de financiar su organización creó una una red para el tráfico de haitianos que deseaban abandonar Haití y emigrar a Estados Unidos, a los que le cobraban grandes sumas de dinero y los abandonaban en la cayería del Caribe.

Muerte

Dentro de la mafia anticubana de Miami, Masferrer se había buscado la enemistad de varios cabecillas contrarrevolucionarios como Ignacio y Guillermo Novo Sampoll, Jorge Mas Canosa y Luis Posada Carriles, quines lo veían como un estorbo para lograr una contrarrevolución unida. Por ese motivo sus enemigos políticos decidieron eliminarlo.

Falleció el 31 de octubre de 1975, víctima de un espectacular atentado realizado por grupos mafiosos que le colocaron una bomba de C-4 en su auto que estalló al arrancarlo.

Referencias

Fuentes

Rolando Masferrer y los Tigres