Cáncer de vejiga

Revisión del 15:34 10 ago 2011 de Daylis jc.hlg (discusión | contribuciones) (Véase también)

Plantilla:Mejorar

Cáncer de vejiga
Información sobre la plantilla
260px
Clasificación:Enfermedad no transmisible
Región de origen:Vejiga

Cáncer de vejiga El riñón es el órgano productor de orina que se almacena en la vejiga. Ésta se expande y se contrae en función de la cantidad de orina que alberga en su interior. Al igual que en otros órganos del cuerpo humano, en ella puede desarrollarse un cáncer.

Manifestación del cáncer de vejiga

La mayor parte de los que se localizan en dicho órgano se originan de las células que lo recubren. El cáncer de vejiga se presenta alrededor de tres veces más en los varones que en las mujeres. Ciertas sustancias químicas se concentran en la orina y causan cáncer. El Cáncer de Vejiga se manifiesta en el cuerpo humano a través de alteraciones al orinar. Si una persona siente dolor al orinar, lo hace de forma exageradamente frecuente o tiene sangre en la orina, debe dirigirse al médico para ser examinada. No obstante, estos síntomas por sí solos no implican necesariamente que la persona que los padezca tenga cáncer de vejiga. El urólogo (médico especializado en enfermedades de las vías urinarias) es el único que puede detectar (diagnosticar) el cáncer de vejiga a través de un examen físico.

Diagnóstico

Habitualmente un urólogo (médico especialista en cirugía del aparato urinario) establece el diagnóstico e instituye el tratamiento de este cáncer. Puede remitir una muestra de orina al laboratorio para que se practiquen análisis, recuento de células o cultivo. Para visualizar la mucosa interna de la vejiga y examinarla en busca de proliferaciones o tumores puede practicar una cistoscopia, procedimiento en el que, a través de la uretra(conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo), se introduce un tubo provisto de luz. También pueden obtenerse pequeñas muestras de tejido para efectuar biopsias, es decir, examinarlas con un microscopio. Otros exámenes pueden incluir pielografía intravenosa, exploración con rayos X en la que se administra un colorante para visualizar los riñones y los uréteres, conductos que drenan la orina desde los riñones hasta la vejiga. Si el médico sospecha que el cáncer vesical tiene características más invasivas, solicitará otros exámenes para determinar si se ha diseminado a otras áreas.

Las pruebas que se pueden realizar son muy variadas:

  • Urografía intravenosa
  • Ecografía
  • Cistoscopia
  • Tacto bimanual bajo anestesia
  • Biopsia endoscópica
  • Citología urinaria
  • Citometría de flujo
  • Marcadores biológicos

¿Cuáles son las causas del cáncer de vejiga y sus factores de riesgo?

  • Fumar aumenta la probabilidad de desarrollar un cáncer vesical; además, incrementa la tasa de mortalidad de este cáncer.
  • Las personas de edad avanzada corren mayor riesgo de presentarlo que las más jóvenes.
  • Los varones tienen 4 veces más probabilidades de desarrollarlo que las mujeres.

Tratamiento

El tratamiento incluye la resección transuretral (a través de la uretra) del tumor vesical, lo que se lleva a cabo previa administración de anestesia al paciente. Si el tumor ha rebasado la mucosa vesical, puede requerirse un tratamiento quirúrgico más extenso, que puede incluir una cistectomía (extirpación de la vejiga). Para tratar los cánceres vesicales avanzados puede utilizarse quimioterapia (administración de fármacos anticancerosos), radioterapia (rayos X) e inmunoterapia, en la que se administran agentes biológicos que ayudan al sistema inmunitario del propio paciente a combatir el cáncer. Los ensayos clínicos sobre cáncer constituyen una opción para los pacientes con un cáncer vesical avanzado o recurrente que se ha mostrado resistente al tratamiento estándar.

Etapas del Cáncer de vejiga

Una vez se ha diagnosticado el cáncer de vejiga, el médico necesita saber el grado del cáncer y la etapa de desarrollo en la que se encuentra.

El grado: Indica el parecido o la diferencia que existe entre las células normales y las cancerosas, y da idea de la rapidez con la que posiblemente vaya a crecer el cáncer. Cuánto menor sea el grado, más aproximadas a la normalidad serán y, probablemente, el crecimiento y extensión será más lento que si el grado es mayor.

La etapa: Es una medida de la localización y extensión a la que ha llegado el cáncer y determina qué otras partes del cuerpo han sido afectadas. La etapa de un cáncer puede determinarse en el mismo momento de la diagnosis, o pueden ser necesarias otras pruebas.

El estado: El estado del cáncer va desde la etapa 0 o carcinoma in situ (cuando el cáncer sólo aparece en el recubrimiento interno de la vejiga) hasta la etapa 4 (cuando el cáncer ha invadido el abdomen, pelvis o ganglios linfáticos de la zona). Un sistema de determinación del estado de desarrollo del cáncer de vejiga, bastante utilizado, es el llamado sistema TNM:

  • La letra T (Tamaño) seguida de un número del 1 al 4 describe el grado de la invasión del tumor dentro de la pared de la vejiga y en los tejidos circundantes. Cuánto más alto es el número que acompaña a la T, mayor es la extensión de la invasión.
  • La letra N (Nódulo) seguida de un número del 1 al 3 indica si el cáncer se ha extendido a los ganglios linfáticos próximos a la vejiga y cuánto han crecido dichos ganglios. Los ganglios linfáticos contienen células del sistema inmunitario que defienden el organismo de las infecciones y los tumores.
  • La letra M (Metástasis) seguida de un 0 o un 1 indica si el cáncer se ha extendido a órganos distantes (pulmones, huesos, etc...) o a ganglios linfáticos que no están en las proximidades de la vejiga. La elección del tratamiento para que un paciente se recupere depende del estado evolutivo en el que se encuentre la enfermedad. En función de la expansión de las células cancerosas, el cáncer de vejiga estará en una u otra de sus 5 etapas.

-Etapa 0 (carcinoma in situ). Cuando el cáncer se encuentra sólo en la parte del recubrimiento interno de la vejiga, es decir, a su capa más superficial. En este caso, cuando el tratamiento ya ha surtido su efecto y el cáncer ha sido extraído, la vejiga ya no presentará ninguna hinchazón.

-Etapa I. En este caso las células ya se han diseminado por la capa interna de la vejiga sin llegar a expandirse por su capa muscular.

-Etapa II. Cuando las células cancerosas se han expandido por la parte interior de la vejiga y en la capa interior de los músculos.

-Etapa III. Momento en el que las células malignas se han expandido por la capa interior de la vejiga, la pared muscular, la capa de alrededor, e incluso por los órganos reproductores cercanos. En este caso el médico podrá palpar una hinchazón en la parte afectada después de la intervención para extraer las células malignas.

-Etapa IV. No se trata de una etapa propiamente dicha, sino que se refiere al cáncer que reaparece después de haberse tratado. Esta reaparición se puede producir en la vejiga o en otras zonas del cuerpo.

Fuentes

  • American Cancer Society; National Cancer Institute, y American Foundation for Urologic Disease.
  • Artículo: Cáncer de Vejiga.Disponible en "www.dmedicina.com".Consultado: 9 de Agosto del 2011.

Véase también