Saltar a: navegación, buscar

Actenodes caray

Actenodes caray
Información sobre la plantilla
Actenodes caray.jpg
Entomofauna cubana
Clasificación Científica
Nombre científicoActenodes caray n. sp.
Reino:Animalia
Filo:Artrópodo
Clase:Insecta
Orden:Coleóptero
Suborden:Polyphaga
Superfamilia:Buprestoidea
Familia:Buprestidae

Actenodes caray. Coleópteros polífagos, fitófagas tanto en estado adulto como larvario y que, en algunos casos, pueden ser plagas para la agricultura.

Características

Los ojos son grandes y enteros, y carecen de ocelos; las antenas son aserradas, de once artejos; la base del pronoto no presenta ángulos prolongados y se encaja perfectamente con los élitros; la apófisis del prosterno está más o menos encajada en una cavidad del mesosterno, mecanismo destinado a la fijación del protórax; los élitros cubren todo el abdomen y las alas; los tarsos son pentámeros, es decir, tienen cinco artejos en todas las patas; el abdomen tiene los primeros segmentos visibles fusionados. Las larvas carecen de patas, de cerco y de labro libre.

Morfología y biología

Los son ágiles, buenos voladores y eminentemente diurnos, volando a pleno sol (heliófilos) y cuando la temperatura es alta (termófilos), siendo activos en la horas centrales del día. Son todos fitófagos, alimentándose sobre todo de corteza tierna, hojas o polen en las flores. En caso de peligro repliegan antenas y patas y se dejan caer al suelo donde permanecen inmóviles y pasan inadvertidos.

Las hembras depositan los huevos en las grietas de la cortezas, los tallos de plantas bajas, en el cuello de las raíces o sobre las hojas; algunas especies (Judolinae) hacen la puesta en el suelo. En la mayoría de ocasiones eligen árboles o vegetación muerta, enferma o debilitada por el ataque de otros insectos, incendios, etc., con lo que contribuyen al saneamiento de los bosques. No obstante, algunas especies atacan plantas sanas y constituyen plagas.

El modo de vida de las larvas es variado. Las larvas son endogeas, es decir, viven en el interior del suelo, desplazándose activamente y alimentándose de raíces. Muchas larvas de bupréstidos son xilófagas, o sea, excavan galerías en el interior de la madera (ya sean troncos, ramas o raíces), de la que se alimentan; tal es el caso de muchos Buprestinae, Acmaeoderini, Chrysobothrini o Agrilini. Otras larvas perforan y devoran la médula de plantas herbáceas anuales, sin leño; son ejemplo de esta categoría los Coraebini y Aphanisticini. Finalmente, algunas especies, como las de la tribu Trachydini son minadoras de hojas.

Fernando de Zayas Muñoz tuvo a la vista un solo ejemplar comunicado por P. Alayo, procede de Ciudad Mar provincia de Oriente. (se refiere a la antigua división político-administrativa de Cuba)

Fuentes