Saltar a: navegación, buscar

Aleida Amaya

Aleida Amaya
Información sobre la plantilla
AleidaA.jpeg
Escritora cubana
NombreAleida del Carmen Amaya Martí
Nacimiento23 de marzo de 1910
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento27 de diciembre de 2006
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónEscritora
PremiosPremio Nacional de Televisión en el 2004

Aleida Amaya. Su nombre completo era Aleida del Carmen Amaya Martí. Escritora cubana de radionovelas y telenovelas.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Nació el 23 de marzo de 1910 en la ciudad de La Habana, Cuba.

Muerte

Falleció el 27 de diciembre del 2006 en su ciudad natal.

Carrera profesional

Sus inicios fueron cuando ejercía como Maestra de kindergarten período de 1929 al 1957, que escribía cuentos, canciones y poemas para sus discípulos, porque la bibliografía era escasa y suplía con estos materiales.

Así fue como ella, que ya se había dado a conocer por sus magníficos relatos en novelas de RHC Cadena Azul y la propia CMQ, comenzó también a inundar el país con aquellas historias de amor que tanto hacían llorar y muchas veces a reflexionar en el programa Divorciadas. Influída por el impacto de los folletines melodramáticos radiales expandidos a través de las múltiples emisoras habaneras, casi jugando, respondió a un reto familiar y escribió los tres primeros capítulos de una Radionovela. El juego dejó de serlo cuando a hurtadillas, alguien de la familia los mostró a dos productores de famosas jaboneras radiales de Radionovelas. Así, ajena a todo, recibió asombrada, la propuesta de culminar esa obra y convertirse en guionista de Radionovelas.

En septiembre de 1951, CMQ Radio, difundía a las 4.30 p.m., en el espacio "Mi marido me engaña", su Radionovela "Tu no supiste ser padre", donde actuaron Eva Vázquez, Paúl Díaz, Felisa Amevilia, Ángel Espasande, Martica Díaz, Miguel A. Herrera y Lupe Suárez, (quien se hiciera famosa en el rol de la primera Mamá Dolores de "El derecho de nacer", la paradigmática obra de Félix B. Caignet).

A partir del último trimestre de 1953, muchos escuchaban a las 3.15 p.m., en CMQ, patrocinada por Crusellas, su historia "Lo que un hombre no perdona", donde compartieron actuaciones, Mary Munne, Aurora Pita, Ricardo Dantés, Alejandro Lugo, Augusto Borges, Juan Cañas y Antonia Valdés, que fuera calificada por la prensa como
"la mas apasionante y humana novela de su autoría."

La década del 60, tras el triunfo revolucionario, permitió a la programación televisiva el desarrollo de nuevas temáticas y el vasto y profundo reflejo de nuevas realidades y motivaciones de todo un pueblo y permitió un descomunal proceso de continuidad y ruptura en el Género Telenovela con la Radiodifusión de servicio publico, los saberes y haceres acumulados, se fundieron y reconvirtieron en una ficción pro-social muy efectiva. A ello ayudó sin duda la fuerte tendencia proveniente de la Radionovela, dónde un grupo de escritores partían de estos argumentos rosas para reflejar las problemáticas de su entorno.

Una de las páginas mas hermosas de este proceso la escribió, al crear a mediados de los 60, el espacio "Horizontes", luego continuado por la guionista Maité Vera, quien comenzaba entonces la que sería una sólida trayectoria.

"Horizontes", brindó al Género la posibilidad de construir historias que establecían la continuidad y la ruptura entre dos momentos históricos muy diferentes: el pasado reciente anterior a 1959 y el presente renovador de un proceso revolucionario esencial, que imponía la asunción de nuevas concepciones, actitudes y comportamientos, objetivos sociales para los cuales este proyecto fue de extremada utilidad, en pro de la mayoría de los destinatarios de la Televisión en Cuba. Para ello, se desplazó a los campos, a los bateyes, a las cooperativas agropecuarias, en proceso de intercambio comunicativo excepcional, compartiendo con los que serían los modelos que inspirarían a sus protagonistas y conociendo de su idiosincrasia y realidad concreta en el propio terreno.

Años mas tarde, se acogió al merecido retiro laboral, pero una vez mas sorprendió a todos, cuando iniciada la década del 80 del Siglo XX, con mas de 70 años de edad, retomó la creación y escribió nuevas Radionovelas, proyecto creativo que ni las dificultades en la visión detuvieron.

Obras escritas

Algunas de sus obras más conocidas son:

  • Mala semilla.
  • Lo que un hombre no perdona.
  • El ángel sin corazón.
  • Amor y perfidia.
  • Siembra de odios.
  • Las hermanas.
  • Háblame de amor.
  • Rica Obsesión.
  • Los hijos son lo primero.
  • Tu no supiste ser padre.
  • Yo defendí mi hogar.
  • Angel sin corazón.

Desde el año 1996 algunas obras suyas, se conocen en México, Perú y otros países de América Latina que a través de la Agencia Literaria Latinoamericana, que suscribieron contratos sobre radionovelas cubanas, son adaptadas para la TV.

Fuentes