Alice Hamilton

Alice Hamilton
Información sobre la plantilla
Alice Hamilton.jpg
Nacimiento27 de febrero de 1869
New York Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento22 de septiembre de 1970
NacionalidadEstadounidense
EducaciónUniversidad de Michigan
OcupaciónMédico y científica

Alice Hamilton. Pionera en salud laboral, fue la fundadora de la medicina industrial y la primera mujer en ser contratada como profesora en la afamada Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, transformándose con el correr de los años en una experta en salud laboral y toxicología.

Síntesis bigráfica

Nace el 27 de febrero de 1869 en New York., pero vivió durante su infancia en Indiana. Era la segunda de los cinco hijos de Montgomery Hamilton, comerciante de ultramarinos y Gertrude Pond. Su hermana Edith Hamilton (1867-1963) fue una famosa académica de griego y editó varios libros sobre mitología y literatura de su especialidad. La familia de Alice pertenecía a la clase media alta de su ciudad y su madre animaba a todos sus hijos a que se dedicasen a lo que verdaderamente querían. Alice fue educada en un principio en su casa, con profesores particulares, pero más tarde estudió en la escuela privada de la Srta. Porter, en Farmington, Conneticut. Después entró en el ‘Fort Wayne College of Medicine’, en Indiana.

Carrera

Alice quiso estudiar medicina porque era uno de los escasos sectores abiertos a las mujeres de su época, debido a la necesidad de ayuda en tiempos de guerras. En 1893 se licenció en medicina por la Universidad de Michigan. (1869-1970) trabajó en los hospitales de mujeres y niños de Miniápolis y Nueva Inglaterra, para posteriormente viajar a Europa donde se especializó en bacteriología y anatomía patológica en las universidades de Munich y Leipzig.

Al darse cuenta de que prefería el camino de la investigación más que el del ejercicio de su profesión, siguió ampliando conocimientos en el extranjero y para ello viajó a Alemania con su hermana Edith en 1895, permaneciendo durante un año allí. Nunca antes se había permitido la entrada de estudiantes femeninas en la universidad, por lo que Alice pudo asistir a las clases de patología y bacteriología, bajo la condición de que no perturbase a sus compañeros y profesores masculinos.

Ella demostró los efectos peligrosos que los metales y otros componentes químicos tienen sobre el cuerpo humano. Asimismo, fue defensora del voto femenino, presidió la Asociación Femenina para la Paz y la Libertad y presionó al gobierno de su país en favor de los derechos de la mujer, de los niños y de la juventud.

A su regreso a Estados Unidos siguió estudios de postgrado en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y, en 1897, partió a Chicago al ser contratada como profesora de anatomía patológica en la Woman's Medical School de la Universidad de Northwestern.

Fue en esa ciudad donde tuvo contacto permanente con comunidades pobres, lo que la llevó a sentir un fuerte compromiso con la clase obrera, desarrollando una especial preocupación por los accidentes laborales y la salud de los trabajadores.

Aunque desde la Revolución Industrial, algunos sectores de la sociedad habían tomado conciencia sobre el progresivo aumento en los peligros que representaban los lugares de trabajo relacionados con las industrias, al explorar la existencia de literatura sobre esta problemática, Alice Hamilton se dio cuenta de que el tema prácticamente no había sido estudiado en Estados Unidos, lo que cambió en 1908 cuando ella publicó su primer artículo referente a esta materia.

Posteriormente, la especialista aprovechó al máximo su trabajo en la Comisión de Enfermedades Ocupacionales de Illinois, el primer gran organismo de investigación de EE.UU. Allí, durante una década, estudió una amplia variedad de temas, cuyos hallazgos eran entregados a diversos organismos de salud comunitaria de todo el país.

Investigaciones científicas

Tomando en cuenta su preocupación por los aspectos sociales, en 1910 el gobernador de Illinois, Charles Deneen, la contrató para que estudiara las enfermedades ocupacionales o laborales (Commission on Occupational Diseases). Fue así como Alice Hamilton investigó sobre el envenenamiento por plomo en diferentes industrias como las de municiones, demostrando que los gases de nitrógeno, el plomo y la fabricación de la viscosa rayón podían acarrear enfermedades como pérdida de visión, alteraciones mentales, parálisis y, en algunos casos, la muerte.

Posteriormente, trabajó en los efectos de las anilinas, monóxido de carbono, mercurio, radio y benceno, entre otros, utilizando sus hallazgos científicos con el objetivo de convencer a los gobernantes sobre la necesidad de compensaran a las víctimas, de mejorar las condiciones de trabajo, involucrándose también en la lucha contra el trabajo infantil.

Nombramiento

En 1919 fue nombrada como profesor asistente en el nuevo Departamento de Medicina Industrial de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar dicho cargo en esa casa de estudios.

Pese a que la prensa de la época elogió el nombramiento femenino en un espacio de tradición exclusivamente masculina, ella continuó siendo discriminada por ser mujer, dado que fue excluida de muchas actividades sociales, así como de las ceremonias de graduación.

Vida personal

Alice Hamilton en su casa de Hadlyme (Conneticut), 1957.
Alice Hamilton no se casó nunca. En 1943 escribió una autobiografía, ‘La exploración de los oficios peligrosos’, y permaneció activa luchando por la justicia social y el pacifismo; tomó parte en la campaña contra MacArthur, la ejecución de Julius y Ethel Rosenberg y contra la Guerra de Vietnam. En sus ratos de ocio le gustaba pintar y cuidar de su jardín. Cuando contaba 88 años de edad declaró en una entrevista
“Para mi la satisfacción supone que las cosas son mejores ahora y que yo he tomado parte en ello”.

En los años siguientes, la especialista participó como figura destacada y controversial en el Comité de Salud de la Liga de las Naciones y en la U.S. Division of Labor Standards, siendo más tarde nombrada profesora emérita de la Universidad de Harvard.

Muerte

Alice Hamilton falleció con 101 años, el 22 de septiembre de 1970, tres meses antes de que se promulgara la primera ley federal sobre Seguridad y Salud en el Trabajo en los Estados Unidos.

Fuente