Cánidos

Cánidos
Información sobre la plantilla
Cánidos.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Clase:Mammalia
Orden:Carnívora
Familia:Canidae

Cánidos. Nombre común de una familia de mamífero carnívoros que agrupa a especies como los lobos, los coyotes, los chacales, los zorros, los dingos, los doles y los perros domésticos, entre otras. Se caracterizan por tener caninos desarrollados, el hocico largo y las uñas no retráctiles; todos, excepto el licaón, tienen cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras.

Características

Presentan una gran variación en el tamaño y en el peso, que puede oscilar desde los cerca de 1,5 kg del pequeño fenec o zorro del desierto, hasta los 80 kg que puede alcanzar el lobo. Tienen una distribución amplia, pues se encuentran en todos los continentes excepto en la Antártida, y han colonizado todo tipo de hábitats; mientras que el zorro ártico vive rodeado por el hielo, el zorro vinagre habita en las sabanas ecuatoriales de Sudamérica.

Los cánidos muestran una gran plasticidad genética que ha dado lugar a multitud de razas y variedades, las cuales se han adaptado muy rápido a diferentes climas y condiciones medioambientales. Éste es el caso del dingo australiano, cuyo antepasado fue domesticado por primera vez en Asia en tiempos prehistóricos; después, cuando fue introducido en Australia en el siglo XVI, se convirtió en una especie salvaje.

Clasificación científica

La familia de los cánidos pertenece al orden de los carnívoros. El nombre científico del licaón es Lycaon pictus; el del fenec es Fennecus zerda; el del lobo, Canis lupus, y el del zorro ártico, Alopex lagopus. El zorro vinagre se clasifica como Speothos venaticus, el dole como Cuon alpinus, el lobo rojo como Canis rufus, y el coyote como Canis latrans. Los chacales también pertenecen al género Canis. El perro doméstico es la especie Canis familiaris y el zorro común, Vulpes vulpes. El perro mapache se clasifica como Nyctereutes procyonoides, el lobo de crin como Chrysocyon brachyurus, y el perro de las islas Malvinas (o zorro antártico) como Dusicyon australis.

Comportamiento

Los cánidos, es un cazador muy ágil e inteligente. Cuando captura una presa pequeña como un ratón, el se abalanza sobre su víctima dando un salto, de una manera muy similar a como lo hace un gato.

Los cánidos poseen un oído y un olfato muy desarrollados, lo que les capacita para cazar tanto de día como de noche. Las técnicas de caza varían según la especie; el zorro, por ejemplo, tiene un método característico cuando caza ratones, que consiste en realizar un salto en sentido vertical y caer rápidamente sobre la presa con sus patas delanteras (se supone que de esta manera puede contrarrestar el salto que también realizan los roedores al tratar de escapar de sus predadores).

En lo referente a la dieta, los cánidos son esencialmente carnívoros, aunque algunas especies también se alimentan de fruta y de materia vegetal cuando escasean sus presas habituales: ratones, topillos y, sobre todo, conejos, aunque también pueden comer animales tan grandes como los venados y el ganado vacuno.

Reproducción

La mayoría de los cánidos presenta un periodo de gestación que puede durar desde los 50 a los 70 días, y el estro (celo) ocurre una vez al año. La hembra busca una madriguera donde parirá y cuidará una camada que puede oscilar entre las 2 y las 13 crías, dependiendo de la especie. Éstas nacen ciegas y, en el caso de los zorros, serán amamantadas durante sus primeras diez semanas de vida. Los cánidos alcanzan la madurez sexual a la edad de uno o dos años.

Evolución

Reuniendo a la manada

Al igual que otros carnívoros, esta familia evolucionó a partir de un mamífero carnívoro que vivió en el eoceno (época geológica que transcurrió hace entre 56,5 y 35,4 millones de años), y que se caracterizaba porque podía trepar a los árboles y era semejante a una gineta. Aunque en un tiempo los perros estuvieron agrupados con los osos y los mapaches, en la actualidad se considera que están más relacionados en el ámbito evolutivo con los gatos.

Hace unos 38 millones de años aparecieron unos animales semejantes al perro; tenían las extremidades adaptadas a la carrera y sus dedos poseían unas uñas bien desarrolladas y no retráctiles. Fueron, probablemente, la línea de carnívoros con mayor éxito evolutivo del momento, y permanecieron con pocas modificaciones hasta épocas recientes. Los primeros lobos aparecieron hace unos 8 millones de años. Es posible que las líneas evolutivas del licaón, el dole y el zorro vinagre de Sudamérica se separaran desde el eoceno, aproximadamente en la misma época en que lo hizo la de las hienas.

Conservación

Muchas especies salvajes de cánidos han sido cazadas por considerarse alimañas y plagas para el ganado y la fauna salvaje. Sin embargo, la eliminación de los zorros y los coyotes de algunas zonas ha supuesto un aumento de las poblaciones de los roedores, lo que conlleva una competencia por el mismo tipo de alimento entre éstos, el ganado doméstico y otros animales salvajes. Algunos especialistas consideran muy importante la existencia de estos depredadores para mantener la fuerza y vigor de sus presas, desde el punto de vista genético, y argumentan que los depredadores suelen eliminar a los individuos más débiles o enfermos entre los roedores y los ungulados (animales dotados de pezuñas).

Hábitos alimenticios

Los cánidos se alimentan incluyendo Ovejas, cabras, rebecos, cerdos, ciervos, antílopes, renos, caballos, alces, yaks y bisontes. Otras presas incluyen Mamíferos marinos como las Focas y ballenas varadas.

Bibliografía

  • Graves Will. Wolves in Russia: Anxiety throughout the ages. 2007. isbn:1-55059-332-3

Fuentes