Saltar a: navegación, buscar

Carlos Pous

Carlos Pous
Información sobre la plantilla
Carlos Pousrectif.jpg
Conocido y admirado actor cubano, reconocido como estrella del Teatro Bufo.
NombreCarlos Pous
Nacimiento1914
Cienfuegos, Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónActor
FamiliaresArquímedes Pous-tío.

Carlos Pous. Conocido y admirado actor cubano, reconocido como estrella del Bufo Cubano y a quién se le considera haber sido el mejor en encarnar en el teatro al personaje del negrito. Es uno de los actores cubanos que mejor encarnó en el teatro un personaje de trascendencia nacional.

Síntesis biográfica

Nació en el año 1914 en la Ciudad de Cienfuegos, una ciudad abierta al mar Caribe a unos 300 kilómetros al sureste de la capital cubana y con tantas trazas de cultura como de ambiente marítimo.

Trayectoria artística

De su tío Arquímedes Pous -director teatral y actor él mismo- le vino la pasión por el arte de las tablas, aunque la familia en pleno no veía con buenos ojos tal vocación, algo increíble para un apellido que se abría paso a la tradición. Siendo estudiante del Colegio Superior de Varones se inició en el arte de la declamación, formando un grupo para tal. En esos menesteres, le sorprendió la llegada a la ciudad de la ya famosa compañía de teatro de Enrique Arredondo, la que como parte de sus presentaciones promovió un concurso: uno de los ganadores fue Carlos Pous.

A escondida de la familia, comenzó a integrar elencos teatrales, y así iba adentrándose en el teatro, viento en popa, hasta el fatal día en que en medio de una presentación un tío aprovechando una salida de escena, lo sorprendió entre bambalinas y de una oreja lo regresó a casa. A Carlos Pous no le dio tiempo ni de cambiarse; al salir con las mismas ropas con que caracterizaba el famoso “negrito” del Teatro vernáculo cubano, le imploraba al tío furibundo que lo dejara seguir.

“¡tío, falta la segunda función" –decía a gritos.
"No te preocupes" –le respondió el tío sin inmutarse- "la segunda te la van a dar en casa."
Intercambiaron en aquel entonces tío y sobrino

Tal parece que la vocación estaba escrita a fuego. En el verano de 1931, después de terminado el noveno grado, Pous fue de vacaciones a la capital y al cabo de unas semanas terminó enrolándose en la conocida compañía de Sanabria, que además de famosa en Cuba se iniciaba en las giras internacionales. Carlos, afiebrado hasta el tuétano por la vida de las actuaciones hizo su debut en grande y se largó con ella hasta Norteamérica y México. Tenía entonces 17 años. Luego de 7 años trashumantes por Perú, Colombia y Chile, regresó a Cuba con idea de fundar su propia compañía. Total: un fracaso.

Viaje a España

Se fue a España por un par de años y se quedó 10. Su caracterización del “negrito” era ya un clásico y en tierra ibérica le sirvió de triunfo aún cuando el gallego –otro de los personajes tipo del bufo cubano- aparecía apabullado por la picardía y el ingenio del morenito.

Críticas a su obra

Se ha dicho que nadie como Carlos Pous interpretó al negrito, hijo postizo de una familia blanca, criado a pupilo y sirviente a la vez, refistolero y respondón. Se ha dicho también, con evidente injusticia, que de la trilogía de personajes cómicos del teatro cubano, el negrito mancuntíbiri era la estrella, por encima del galleguíbiri y la mulata de rompe y raja, olvidando que el "guajiro" era también parte del acervo de esa suerte de equilibrio/ confraternidad/rivalidad que lograra Jorge Ankerman y Federico Villoch, y que iniciara a finales del siglo XIX el gran Pancho Fernández creando a los famosos Negros Catedráticos.

Carlos Pous recordaba años después que estando en Bruselas se enteró del triunfo de la Revolución cubana. Un año más tarde regresaba a su país. En La Habana no paraba de actuar en cabaret, radio, televisión y cine, aunque su plaza fuerte era el Teatro Musical de La Habana donde era una de las estrellas del elenco. Fue la época de completar la lista de 27 países que visitara de gira, en actuaciones siempre bien recibidas. Pero en el ínterin, en ocasión de iniciar los preparativos para una gira por Puerto Rico, las autoridades de ese lugar le negaron la visa. Se trasladó entonces hasta Tampa; donde tuvo igual resultado. Cuando inquirió más profundamente le explicaron que conseguiría la visa sin problemas si pedía refugio político.

“Regresé, en el penúltimo vuelo, antes de que se rompieran las relaciones”.
recordaba Pous

Carlos Pous, uno de los actores cubanos que mejor encarnó en el teatro un personaje de trascendencia nacional no es lo suficientemente recordado, tal vez porque el bufo es cosa del pasado o no se le ha encontrando la evidente contemporaneidad que hoy es posible apreciar en cualquier esquina habanera.

Véase también

Fuentes